HistoriasNegocios

Farmacias: nuevos modelos de negocio

En México se ha modificado la forma en que las farmacias pueden surtir y vender al detalle los antibióticos pues ya se requiere de receta.

23-08-2010, 3:10:05 PM
Farmacias: nuevos modelos de negocio
Altonivel

La entrada en vigor del acuerdo para el lineamiento sobre venta de antibióticos implicará modificaciones en la dinámica de la venta al detalle en farmacias. En México, los antibióticos representan entre el 15% y el 25% del total del mercado de medicamentos, cuya venta en nuestro país tiene un valor anual aproximado de nueve mil millones de dólares, de acuerdo a diversos estudios.

Si bien otras categorías de medicamentos, como lo son los reguladores de colesterol y triglicéridos, anti ulcerantes y antidepresivos, cuentan con una mayor participación que los antibióticos en los puntos de venta, se abre una ventana de oportunidad para replantear nuevos modelos de negocio y operación en las farmacias y al mismo tiempo para la cadena productiva de la industria.

Uno de estos modelos ya existe en la actualidad, y se trata del “médico in situ”. Es un esquema que no se ha generalizado, pero que debe ponerse en consideración sobre todo porque la demanda de consultas en las entidades de salud pública podría incrementarse drásticamente. “El médico de farmacia, aunque no es el único modelo que podría proponerse, adquiere relevancia y representa una oportunidad de crecimiento tanto para los médicos como para las farmacias”; declaró Javier González de la Torre, director de la Industria de Ciencias de la Vida y Cuidado de la Salud en Deloitte México.

El especialista añadió que el esquema del “médico in situ” no es único para las farmacias, también podría aplicarse en el ámbito empresarial a través de convenios con facultativos o empresas de outsourcing, para contribuir al bienestar de los empleados y a la vez para apoyar la productividad de los mismos.

Por otra parte, el acuerdo requerirá que todos los participantes del sector, desde el laboratorio hasta la farmacia, pasando por el distribuidor, el médico y la entidad verificadora pongan sobre la mesa nuevos procesos, tecnologías y estrategias, que les permitan ajustarse a los cambios y a las nuevas regulaciones.

Los laboratorios, distribuidores y farmacias no sólo necesitarán adaptar sus sistemas de información para llevar un mejor control de inventario y registro de los fármacos desplazados; también deberán ajustar sus procesos, para una mayor fármaco vigilancia de los medicamentos. Lo anterior, para evitar que los antibióticos sean vendidos en el mercado negro o se fabriquen productos pirata o sin registro. “Es una oportunidad para reorganizar los modelos de negocio y operación en toda la cadena productiva”, puntualizó González de la Torre.

El nuevo acuerdo sobre venta de antibióticos no sólo es benéfico para la salud de la población, sino también para su economía. Datos oficiales señalan que la tasa nacional de resistencia a la penicilina se acerca al 60%. Por situaciones como ésta los laboratorios podrían tener que destinar más recursos al desarrollo de fármacos de nueva generación, lo que conllevaría un mayor costo de los mismos en el mercado.

El lineamiento de venta para los antibióticos es sin duda un paso en una transformación de la industria. Otra de las posibles implicaciones es que la medida se extienda a todo el segmento de medicamentos de clase IV (aquellos para los cuales la Ley General de Salud estipula que deben surtirse con receta, pero que en la práctica pueden adquirirse sin ella). “El reto está en tomar la oportunidad, adaptarse rápidamente a los cambios, y adoptar nuevas dinámicas que permitan al sector mantener la competitividad”, concluyó el experto de Deloitte.

www.altonivel.com.mx

Relacionadas

Comentarios