'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Qué pierde la industria automotriz con el conflicto Kia-NL

El conflicto es una mala señal para la industria y podría generar desconfianza entre los inversionistas que quieran participar en Nuevo León, de acuerdo con la AMDA.

06-04-2016, 5:37:34 PM
Qué pierde la industria automotriz con el conflicto Kia-NL
Darinka Rodríguez

El conflicto entre Kia y el gobierno de Nuevo León envía malas señales y genera desconfianza entre los inversionistas, así lo aseguró Guillermo Rosales Zárate, director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Autos (AMDA).

Hasta este 2015, la industria automotriz, una de las más exitosas del país, había permanecido casi intocable, sin embargo, las diferencias entre el gobierno de Jaime Rodríguez Calderón ‘El Bronco’ y la armadora, que inició su planta en 2014, han puesto sobre la mesa el debate en torno a los privilegios que reciben las empresas. En este caso, el actual Gobierno de Nuevo León señaló hace unos días en entrevitsa con Alto Nivel que el convenio que Kia firmó con la administración de Rodrigo Medina de la Cruz, anterior al Bronco, era “insostenible” y dañaba las finanzas del estado.

“No es una buena noticia para México que se esté dando lo que pasa entre el Gobierno de Nuevo León y la empresa Kia: genera desconfianza y es una mala señal para los inversionistas en general; espero que se encuentre una solución lo más pronto en un tema público”, dijo Rosales Zárate en entrevista con Alto Nivel. 

De acuerdo con lo dado a conocer por el gobierno del estado, Kia negoció con el gobierno anterior incentivos por 600 millones de dólares (mdd), alrededor de 11,500 millones de pesos, o 28 por ciento de la inversión total de la armadora y sus proveedores, que en conjunto suman (2,500 mdd).

En ese sentido, Rosales indicó que estos incentivos deben ser dimensionados entendiendo que no son una práctica generalizada en México, y los incentivos generan una mejor relación costo-beneficio para las entidades. “Es un mal momento y lo que puede ocurrir es que se quite del mapa otras posibles inversiones en Nuevo León, cuando menos mientras esté la administración del gobernador Rodríguez”, manifestó.

El directivo aseguró que los acuerdos comerciales se llevan a cabo de manera directa con los gobiernos locales que acogen la inversión para la infraestructura, pero su modificación generaría desconfianza. 

El gobierno de Nuevo León ha asegurado que el conflicto con Kia no ha afectado las inversiones. Apenas este miércoles, el Secretario de Desarrollo Económico, Fernando Turner Dávila, explicó que existen otros 35 proyectos en etapa de prospección que podrían incrementar la IED de Nuevo León a los 4 mil 600 millones de dólares en 2016.

Cabe señalar que los sectores más atractivos para la inversión en Nuevo León son automotriz, manufactura, energía, electrodomésticos, aeroespacial, construcción, alimentos y bebidas.

15 años de diferencia y una fiesta

Según el artículo 17 de la Ley de Inversiones del Estado deNuevo León, de Fomento a la Inversión y el Empleo, “se contempla una reducción de hasta el 95 por ciento del pago de derechos estatales y de hasta el 95 por ciento del pago del Impuesto Sobre Nóminas hasta por cinco años en proporción al número de empleos generados y su nivel de remuneración”.

Estos términos contrastan con los acordados en 2014 con el gobierno de Rodrigo Medina, que exentaban el pago del Impuesto sobre Nóminas no durante cinco sino 20 años y un acuerdo para pagar la fiesta de inauguración de la nueva planta. 

“Lo que piden (Kia Motors) es absurdo”, dijo Fernando Turner a Alto Nivel. “Es un convenio ilegal y leonino, completamente injusto para el pueblo de Nuevo León”.

La planta de Kia contempla una inversión total de mil millones de dólares y tendría capacidad para construir 300 mil vehículos al año. De no llevarse a cabo esta inversión, se dejarían de crear 14 mil empleos en el estado y afectaría por lo menos la tercera parte de lo estimado en Inversión Extranjera Directa (IED) para Nuevo León.

El directivo de la AMDA espera una pronta salida y señala que el conflicto difícilmente afectará al país: “México seguirá siendo atractivo para la instalación de empresas, no únicamente por los incentivos que puedan otorgar sino la cadena de factores positivos que tenemos como país como la ubicación geográfica, la mano de obra calificada disponible también en varios estados”.

Este martes, el fabricante estadounidense Ford Motor Co. anunció que invertirá 1,600 millones de dólares en una nueva fábrica de autos compactos en San Luis Potosí, que iniciará producción en el 2018.

Datos de la Secretaría de Economía (SE) indican que en 2015 se captaron 5 mil 858 millones de dólares tan sólo del sector automotriz, un 36 por ciento más de lo recibido en 2014.

Relacionadas

Comentarios