HistoriasNegocios

Pfizer y Allergan rompen fusión con fines fiscales

Barack Obama se anotó una victoria al lograr impedir esta fusión que buscaba eludir impuestos en EU mediante la relocalización de Pfizer en el extranjero.

06-04-2016, 11:34:01 AM
Pfizer y Allergan rompen fusión con fines fiscales
Altonivel

La farmacéutica estadounidense Pfizer y la firma con sede en Irlanda Allergan anunciaron formalmente que descartaron un planeado proceso de fusión de 160.000 millones de dólares que buscaba diminuir la carga impositiva de la primera, un hecho que representa una victoria para el presidente Barack Obama, quien ha presionado para reducir los acuerdos de inversión con estos fines.

El anuncio de las farmacéuticas ocurre después de que se dieron a conocer nuevas reglas del Departamento del Tesoro de Estados Unidos destinadas a desalentar ese tipo de acuerdos. La fusión habría permitido a Pfizer, con sede en Nueva York, disminuir su cuenta de impuestos al reubicarse su sede en Irlanda, en donde las tasas tributarias son menores.

Pfizer informó que había acordado pagar a Allergan 150 millones de dólares como reembolso de gastos asociados con el acuerdo.

Si bien las nuevas normas del Gobierno estadounidense no nombraban a Pfizer ni a Allergan, una de sus cláusulas apuntaba directamente a una característica específica de su fusión: el pasado de Allergan como gran comprador de otras empresas.

También puedes leer: ¿Por qué es tan polémica la fusión Pfizer-Allergan?

“Inversión fiscal”

Pfizer, el fabricante del popular Viagra y el medicamento Lipitor, tenía planeado mudar su sede de Nueva York a Irlanda, como parte de lo que se conoce como ‘tax inversion’ o inversión fiscal.

En este tipo de fusiones, la sede de una empresa es técnicamente ubicada en el extranjero donde rige una jurisdicción fiscal más baja, con el fin de aligerar la presión fiscal. En este caso, Pfizer se reubicará en Irlanda donde la tasa impositiva promedio es de 12.5% (a diferencia del 35% estadounidense).

Un análisis del diario británico The Guardian en su momento reportó que si Pfizer paga actualmente un 25% de sus ingresos en impuestos, con la transacción pagaría entre 17 y 18%.

Esta transacción la han realizado empresas como Burger King que movió su compañía a Toronto, Canadá, al comprar la cadena de restaurantes Tim Hortons en 2014. De igual forma, en 2013 Liberty Global compró a Virgin Media para mover su matriz a Reino Unido.

Este martes, Obama calificó la evasión de impuestos mundial como un “problema enorme” e instó al Congreso a tomar medidas para evitar que las empresas de su país eludan impuestos mediante su relocalización en el extranjero.

También puedes leer: Para entender los Panama Papers

Estrategia de Pfizer

En un lustro, Pfizer perdió 28,000 millones de dólares por la competencia de los genéricos. Por eso, desde el 2000 ha realizado tres acuerdos importantes con el objetivo de impulsar las ganancias.

En 2014, la farmacéutica dueña del Viagra intentó una inversión fiscal con la británica AstraZeneca, acuerdo que habría reducido su tasa impositiva del 27% al 21%. La fusión no se concretó porque AstraZeneca rechazó la oferta al considerarla muy baja.

Relacionadas

Comentarios