A Fondo

Aguascalientes: el reto de continuar con el ‘mexican moment’

La entidad que pertenecía al “corredor azul del Bajío” tiene niveles récord de crecimiento del PIB estatal y bajo endeudamiento, pero la corrupción y el influyentismo tienen molestos a los hidrocálidos.

06-04-2016, 10:15:53 AM
Aguascalientes: el reto de continuar con el ‘mexican moment’
Alejandro Mendoza

Nota del editor: Este texto forma parte de un serial en el que analizaremos estado por estado cuáles son las principales cifras económicas y cuáles son los retos a los que se enfrentan las 12 entidades en donde habrá elecciones el próximo 5 de junio. (Lee aquí Veracruz y Puebla). Espera las siguientes entregas en los próximos días.

“Esto se va a salir de control”, dice con orgullo y seguro de sí Luis Armando Reynoso López al celebrar su cumpleaños número 26, en 2011. En la fiesta hay fuegos artificiales, DJ, espectáculos en vivo. De alcohol, hay desde tequila hasta champaña, y como parte del show sumergen un Mini Morris, un auto de más de un cuarto de millón de pesos, a una alberca.

Luis Armando, conocido por sus amigos como “El Princeso”, es hijo de Luis Armando Reynoso Femat, quien fue gobernador del PAN en Aguascalientes entre 2004 y 2010. En 2015, el ex gobernador fue encarcelado y, tras el pago de una fianza de siete millones de pesos, logró su libertad provisional bajo caución. Reynoso Femat presuntamente cometió el delito de defraudación fiscal en 2009, de acuerdo con el Consejo de la Judicatura Federal.

En los últimos años, Aguascalientes se ha caracterizado por ser una entidad de sólido crecimiento, aunque su bonanza económica podría verse perjudicada por la corrupción, nepotismo e influyentismo.

Graciela Reynoso López, hermana de “El Princeso”, presumió en redes sociales el viaje familiar de 20 días al Mundial de Sudáfrica en 2010. Además, no se aguantó las ganas y publicó fotos desde la alberca de su departamento exclusivo en Dubái, Emiratos Árabes Unidos, y sus compras en lugares como Beverly Hills, California.

“Es el fenómeno de mirreyes. Definitivamente es cuestionable el exceso de recursos, por un lado, y más grave es la actitud de derroche en un país donde más de la mitad de la población está debajo de la línea de pobreza”, opina Víctor Reynoso, académico de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP).

El momento económico

En 2013, medios internacionales como New York Times, Financial Times y The Economist calificaron la etapa que atravesaba el país como un mexican momento, al considerar que estaba cerca de convertirse en un líder global, gracias a, entre otras acciones del gobierno federal, las reformas estructurales, en especial la energética. La realidad fue otra.

Pese a que el país no ha repuntado, Aguascalientes, que apenas supera el millón de habitantes, ha crecido desde 2013 al menos tres veces más que el Producto Interno Bruto (PIB) de México.

En 2013 creció 4.2%; en 2014, 11.3% y para 2015 se calcula que haya crecido alrededor de 6.4%, cuando México se expandió 1.4, 2.2 y 2.5%, respectivamente, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

En la creación de empleos, la historia es casi idéntica. En 2015, en la entidad se generaron casi 12% más empleos que el año previo. A nivel nacional, la variación fue de 4.5% más empleos, según información del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

La deuda pública no es un problema para la entidad. De acuerdo a la Secretaría de Hacienda, Aguascalientes, gobernado actualmente por Carlos Lozano de la Torre, presenta un nivel de endeudamiento de 1.6% sobre su PIB, equivalente a 3,094 millones de pesos, monto inferior al promedio nacional.

¿Regreso del PAN o consolidación del PRI?

En la próxima jornada electoral de junio se pondrá en juego algo más que la gubernatura, el congreso local y las 11 presidencias municipales: la ciudadanía decidirá si opta regresar al PAN al poder, consolidar al PRI en la entidad o apuesta por otro partido.

Aguascalientes, al igual que el resto de las entidades que tendrán elecciones este año, será un termómetro de las elecciones de 2018, cuando se elegirá al nuevo presidente de México.

La entidad fue pilar de Acción Nacional desde 1998, cuando Felipe González González venció al PRI por primera vez en la gubernatura. La entidad pertenecía al “corredor azul del Bajío”, integrado por Querétaro, Guanajuato y Aguascalientes. En 2010, el sueño panista se derrumbó.

La disputa por la gubernatura este 2016 se centrará entre el senador panista Martín Orozco y la ex titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Lorena Martínez. Ambos candidatos buscarán mantener y ampliar el mexican moment y hacer frente a los problemas sociales que parecen poner en riesgo el milagro económico del estado. 

“El desgaste entre la opinión de la ciudadanía es parejo y lamentable para los tres principales partidos políticos (PAN, PRI, PRD), y por eso el entusiasmo por candidatos independientes”, explica Víctor Reynoso.

A diferencia de otros estados, el problema de Aguascalientes no está en el plano económico, sino en el social, porque las sospechas de corrupción y el influyentismo tienen molestos a los hidrocálidos. Ya lo dijo “El Princeso” en su cumpleaños: “Esto se puede salir de control.”

Relacionadas

Comentarios