HistoriasManagement

Fin de vacaciones, ¡que no te afecte!

El regreso a clases y a laborar exige cambiar la estrategia de transporte y actitud laboral. Retoma el ritmo y evita el síndrome postvacacional.

23-08-2010, 9:06:11 AM
Fin de vacaciones, ¡que no te afecte!
Altonivel

En ciudades como el Distrito Federal el tema de las distancias a recorrer para asistir al trabajo es un tema importante ya que al ser millones de habitantes moviéndose en la ciudad para asistir a oficinas y centros de trabajo, el traslado es parte de una “estrategia laboral”.

Considerando que en México hay 47.1 millones de personas económicamente activas, es evidente que éstas se transportan y se mueven constantemente en las ciudades más importantes del país, lo que lleva a congestionamientos viales que aumentan con el regreso a clases de más de 27 millones de estudiantes.

Esto afecta las horas que una persona pasa en el tránsito vial, por lo que debe prever tiempos de salida, tiempo en el auto y posibilidades de encontrarse con diversos embotellamientos en el camino.

Pero también hay trabajadores que regresan a laborar después de un periodo vacacional de verano, ¿qué hacer para recobrar el ritmo luego de estar varios días desconectado de la oficina?

Si estás volviendo de vacaciones en las que te desconectaste por completo del trabajo, lo más probable es que hayas recobrado las energías y estés preparado física y mentalmente para comenzar un nuevo periodo laboral.

Sin embargo, si tu situación dista bastante de la recién mencionada y el volver al trabajo es para ti un calvario, puedes estar pasando por lo que los psicólogos denominan como síndrome postvacacional. En estos casos es necesario hacer una pausa antes de retomar las obligaciones y reflexionar si lo que estás haciendo te satisface o no, de lo contrario, deberías analizar otras alternativas de empleo.

Hay que considerar que si bien es cierto que los primeros días cuesta retomar el ritmo, y ponerse al día con lo que ocurrió en tu ausencia, lo recomendable es comenzar paulatinamente y sin estresarse para no perder lo avanzado en el período de descanso. Para ello, resulta esencial tener una buena organización antes de irse de vacaciones, no dejar agendadas reuniones ni tareas tediosas para tu vuelta. Recuerda que la adaptación debe ser progresiva.

Por otro lado, una buena medida para los que han salido fuera de la ciudad, es regresar algunos días antes y así volver al ritmo habitual, retomando las funciones cotidianas como ir de compras u ordenar la casa. Esto te permitirá adaptarte nuevamente a horarios y obligaciones de manera paulatina.

Los que se quedan en la oficina

Si decidiste tomarte las vacaciones al inicio del verano y ya te sientes agotado nuevamente por el calor o simplemente no harás uso de ellas durante este período, entonces debes tener en cuenta que te verás enfrentado a una mayor carga laboral considerando que hay menos personal. Ante este escenario, la mejor alternativa es organizar y planificar con tiempo las tareas pendientes y las vacaciones con cada uno de los miembros de tu equipo.

También es recomendable que aquellos que no dejarán su trabajo, realicen actividades que los saquen de la rutina, para que sea posible cambiar de ambiente y dejar las presiones que afectan en el trabajo, actividad que idealmente, deberían extenderse a la mayor parte del año.

Por otro lado, los jefes deben procurar que no todos los trabajadores salgan al mismo tiempo, para no cargarle la tarea sólo a uno, así como también definir con anterioridad los trabajos que se realizarán durante este período, teniendo en cuenta las ausencias y la escasez de personal.

Son numerosas las medidas para evitar el desgaste temprano; sin embargo, lo más recomendable será evitar los períodos extensos sin tomar vacaciones, pues es esencial para la salud que el cuerpo se reponga y renueve energías. Esto se hace extensivo al volver al trabajo, más motivación y productividad son la prueba de ello.

www.altonivel.com.mx

Relacionadas

Comentarios