'; Alto Nivel
ActualidadHistorias

CDMX en microbús: el gran perdedor de la movilidad

En microbús y camión se realizan casi la mitad de los viajes en la ciudad, sin embargo, es el más desordenado, inseguro y estás perdido si confías en él para ser puntual. Te contamos nuestra experiencia en microbús por la ciudad.

05-04-2016, 10:47:21 AM
Darinka Rodríguez

Nota del editor: El equipo de Alto Nivel realizó el mismo recorrido, a la misma hora, en cuatro transportes distintos. Te contamos nuestra experiencia en auto, bicicleta, microbús y MetroCada ejercicio fue videograbado de principio a fin y lo puedes ver en time-lapse.

Todos o casi todos tenemos una mala experiencia en la que un camión o un microbús están involucrados. Seguro en este momento recuerdas ese desagradable momento, y vaya que las probabilidades son altas, tan solo por ser el medio de transporte que más viajes realiza durante el día: El 44 por ciento de los 21.6 millones diarios en la Zona Metropolitana ocurren en microbuses o colectivos, de acuerdo con la última Encuesta Origen Destino del INEGI, hecha en 2007.

Alto Nivel realizó el trayecto desde un punto de Ermita Iztapalapa hacia el Zócalo de la Ciudad de México en transporte concesionado. Este ejericicio lo hicimos en cuatro medios de transporte y lo escogimos al formar parte del trayecto que más viajes reporta al día. De acuerdo con la Encuesta Origen-Destino, la mayor cantidad de transeúntes realiza un recorrido desde algún punto de la delegación Iztapalapa a algún punto del Centro de la ciudad.

Para llegar a mi destino, tuve que esperar alrededor de 14 minutos en la esquina de la Calzada Ermita Iztapalapa y la calle Teniente José Espinosa, donde varias unidades “subían pasaje” a usuarios hacia el metro Zapata , Ermita y Coyoacán, trayectos de menos de 10 kilómetros.

Por 5.50 pesos, una de las nuevas unidades me transportó al centro de la Ciudad, entre vendedores ambulantes, paradas en doble fila y peticiones tardías de bajada de los usuarios. Mi trasnporte, que tenía como destino final el barrio de Tepito, me dejó a una cuadra del Zócalo. El trayecto que me tocó abordar fue altamente solicitado, pero la unidad jamás se llenó en su totalidad.

A pesar de que mi trayecto estuvo realtivamente tranquilo, de los cuatro medios que utilizamos en este ejercicio, el camión fue el que más se tardó: 1 hora con 08 minutos. Según el informe 2015 de la Comisión Hábitat de Naciones Unidas, temas como sobrecupo, nula interconectividad, paradas discrecionales y repentinas para el ascenso y descenso de pasaje, así como la invasión de rutas, bajas velocidades, conductores improvisados e invasión y deterioro del espacio público, son algunos de los aspectos negativos de este tipo de transporte.

En más de una vez pude observar cómo el conductor subía la velocidad o se quedaba parado a discreción, subía pasaje en segundo carril o dejaba de tomar pasaje sin una razón identificable, o bien, hablaba por teléfono mientras conducía o le subía el volumen a sus canciones favoritas.

El trayecto en la zona de La Viga (misma que usé para mi traslado en bicicleta) estuvo lleno de altibajos: entre vendedores con tortas y jugos y paradas inexplicables, el trayecto se volvió lento y un poco largo. Aún cuando pedí al conductor que me avisara una ruta para llegar al Zócalo, tuve que caminar un par de cuadras más cuando me percaté de que me había pasado de mi destino.

El peligro latente en este medio de transporte no sólo está en el número o la forma en cómo las personas lo abordan, también en quienes están a su alrededor: un 43 por ciento de las 1,023 muertes por atropellamiento ocurridas en 2011 en la Ciudad de México tuvieron a microbuses como protagonistas.

Aunado a ello, el transporte público concesionado a Microbuses constituye la primera manera de movilidad de millones de usuarios en las zonas conurbadas del Estado de México, donde se erogan 8 pesos por los primeros cinco kilómetros y 20 centavos por cada kilómetro adicional y un habitante puede gastar hasta 80 pesos diarios en su traslado, según cifras del Grupo Movilidad de Vanguardia (MOVA), operador de transporte en esta entidad.

Microbús: Cuarto lugar de cuatro transportes. ¿Cómo le fue a los demás? Entra a nuestro micrositioUn día sin auto: 4 formas de sobrevivir a la ciudad del caos

*Los recorridos para este ejercicio se realizaron el 31 de marzo y 1 de abril de 2016.

Relacionadas

Comentarios