'; Alto Nivel
ActualidadHistorias

CDMX en auto: más cómodo, más dañino y más furioso

Quizá no sufres con los empujones del Metro y el camión, y suele ser el transporte más rápido, sin embargo, es el medio que genera más estrés y daños a la salud a largo plazo. Te contamos nuestra experiencia en auto por la ciudad.

04-04-2016, 5:00:30 PM
Alejandro Medina González

Nota del editor: El equipo de Alto Nivel realizó el mismo recorrido, a la misma hora, en cuatro transportes distintos. Te compartimos nuestra experiencia en auto, bicicleta, microbús y Metro. Cada ejercicio fue videograbado de principio a fin y lo puedes ver en time-lapse.

Un 29% del total de los viajes que se realizan en la Ciudad de México se hacen con un automóvil, de acuerdo con datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

¿Por qué prefieren las personas viajar en carro? Principalmente por comodidad y velocidad en sus traslados. El primer factor es un hecho, vas más cómodo, y si tu trabajo está lejos de casa seguro lo agradecerás, pero el segundo factor es un mito. De acuerdo con ONU Hábitat, todos los días el congestionamiento vial provoca a diario la pérdida 3.3 millones de horas hombre.

En Alto Nivel dejamos el carro en casa y recorrimos en Uber la distancia para este ejercicio con la finalidad de tomar el video y no ser multados en el intento. El trayecto que escogimos (de Ermita al Zócalo) forma parte de una de las distancias que más recorren los capitalinos cada día, de acuerdo a la Encuesta Origen-Destino 2007, la última que se hizo en la ciudad.

Acelera – frena – acelera – frena

El punto de partida del ejercicio fue en la esquina de Avenida 5 y Ermita, en la delegación Iztapalapa, a las 08:20 horas. De inicio, el vehículo tomó el Eje 3, un camino que prácticamente fue fluido y sin contratiempos.

Los coches avanzaron con normalidad y únicamente en los bajo puentes de las estaciones de Metro superficiales ubicadas en este recorrido (Aculco, Apatlaco, Iztacalco y Coyuya) el tráfico se hacía presente principalmente por las paradas que hacían los microbuses y camiones que transitan por esta vía.

El vehículo cruzó Viaducto sin problema y llegó hasta las inmediaciones de las oficinas de la delegación Venustiano Carranza, para después tomar el puente que nos permitiría ingresar a Fray Servando Teresa de Mier, aquí fue donde el tránsito se incrementó, sobretodo al cruzar la avenida Congreso de la Unión.

El congestionamiento prevaleció hasta pasar el mercado de Sonora, donde el flujo vehicular se hizo más ágil por unos metros, hasta tomar la calle de Topacio. A partir de aquí el resto fue casi a vuelta de rueda.

La lentitud fue constante hasta la vuelta en 20 de noviembre, donde el tráfico se aligeró un poco hasta llegar al punto final, el Zócalo de la Ciudad de México. Desde que tomamos el Uber hasta que llegamos a este lugar, cronometramos un tiempo de 32 minutos, que pudieron haber sido menos de no haber sido por el congestionamiento en Fray Servando. El costo fue de 82 pesos.

Un problema de récord mundial

Treina minutos es poco tiempo, tomando en cuenta que en Metro hicimos casi una hora el mismo recorrido, y en microbús más de una hora, aunque no está tan lejos si lo comparamos con la bicicleta, con la que hicimos 42 minutos. Y es necesario señalar que el trayecto lo hicimos durante la Semana de Pascua, con los alumnos de la SEP en vacaciones.

El congestionamiento vial es uno de los mayores problemas de la Zona Metropolitana del Valle de México. Según datos del Índice de Tráfico TomTom, la Ciudad de México es el entidad con mayores problemas de tráfico a nivel mundial. Este análisis señala que los automovilistas mexicanos llegan a tardar en sus trayectos hasta un 59% más del tiempo que les debería tomar el recorrer sus distancias diariamente. Nuestro ciudad supera sin problema a ciudades como Sao Paulo, Los Ángeles o Nueva York.

Esta situación ha llevado a ONU Hábitat a señalar al automóvil como el principal culpable en las afectaciones de movilidad. De acuerdo con sus estimaciones, el uso del coche en la Ciudad de México registró un incremento de casi un 100% entre el año 2000 y 2012, al pasar de 160 unidades por cada mil habitantes a 300. Hoy se contabilizan más de 5 millones de autos en la capital.

El problema crece si se toma en cuenta que el promedio de personas que viajan en cada coche de la ciudad es únicamente 1.2 individuos. Además de que la situación puede llevar a las personas a gastar en gasolinas más del 25% de sus ingresos familiares. “La gente ha encontrado en el coche una opción para evitar verse afectados por la anarquía que tenemos en cuanto a transporte público, sin embargo, el uso del auto no es la solución”, dice a Alto NivelRoberto Rodríguez Garza, profesor del Departamento de Arquitectura y Diseño Industrial del Tecnológico de Monterrey.

Efectos secundarios

Fany Eisenberg Glantz, también académica del Tec Campus Estado de México, pero del Departamento de Ciencias de la Conducta y Humanidades, asegura que tener automóvil puede llegar a ser mucho más desgastante para la salud que el viajar en el transporte público.

“Pasar dos horas en el auto sentado de ida, después nueve en la misma posición en la oficina y finalmente dos más de vuelta a casa duplican las posibilidades de las personas de sufrir enfermedades relacionadas con la obesidad por sedentarismo, como la diabetes, o con la circulación de la sangre”, explica.

En cuanto a los daños psicológicos, la experta señala que el conductor puede desarrollar agresividad y frustración. “No es de gratis que cada vez observemos mayores niveles de irritabilidad o nerviosismo entre los automovilistas, ellos en muchos casos hicieron un desembolso fuerte pensando que esta podría ser una solución al problema de la movilidad y terminaron equivocados, esto es agobiante para las personas”.

Las evaluaciones hechas por las autoridades de la Ciudad de México señalan que los tres horarios en los que se presentan mayores problemas de tráfico son: entre siete y diez de la mañana, dos y cuatro de la tarde, y siete y nueve treinta de la noche.

Auto (Uber): Primer lugar de cuatro transportes. ¿Cómo le fue a los demás? Entra a nuestro micrositioUn día sin auto: 4 formas de sobrevivir a la ciudad del caos

*Los recorridos para este ejercicio se realizaron el 31 de marzo y 1 de abril de 2016.

Relacionadas

Comentarios