HistoriasNegocios

Moody´s le fija ‘ultimátum’ a gobierno mexicano y Pemex

La calificadora se fijó un plazo de uno a dos años para considerar una baja en la calificación soberana del gobierno mexicano; el principal riesgo es el deterioro de Pemex y la posibilidad de que la administración le inyecte capital a la empresa productiva del Estado.

31-03-2016, 7:26:01 PM
Moody´s le fija ‘ultimátum’ a gobierno mexicano y Pemex
José Roberto Arteaga

El tiempo para el gobierno y la petrolera del país ha comenzado a correr en su contra. La agencia calificadora Moody’s analizará en un plazo de 12 a 24 meses el progreso que pueda hacer el gobierno en cuanto al programa de consolidación fiscal y la estabilización de las finanzas de Petróleos Mexicanos (Pemex).

La tarde de este jueves, la firma calificadora revisó a la baja la perspectiva de la calificación soberana de estable a negativa por el bajo crecimiento económico y los retos del entorno externo, elementos que van en contra de los esfuerzos por alcanzar la consolidación fiscal; mientras que en el caso de Pemex su calificación fue rebajada a Baa3 desde Baa1.

“La perspectiva negativa no es una perspectiva corta (en plazo), más bien es una perspectiva de largo plazo en el sentido de que queremos darnos de uno a dos años para evaluar el progreso que pueda hacer el gobierno”, aseguró en conferencia telefónica Jaime Reusche, analista soberano para México de Moody’s.

La probabilidad de que se reduzca la calificación soberana es de 33%, porcentaje que no determina que el cambio de calificación se inminente, sino que establece un lapso para evaluar los avances que logre el gobierno para consolidar sus cuentas fiscales y lograr cambios estructurales en Pemex.

“No queremos apurarnos a tomar una decisión sin antes ver el progreso en el largo plazo”, dijo el analista soberano de Moody’s.

“A nuestro juicio, lo que estaría buscando Moody’s y el mercado no es una simple capitalización de la empresa, ya que sería pasar la deuda de un lado a otro (dentro del agregado sector público), sino un plan de reestructura que haga solvente a la empresa en el mediano plazo, que reduzca los costos operativos a los niveles de producción que oriente las inversiones a donde sea más productiva la empresa, y que busque alianzas o inversión privada en otros negocios no prioritarios”, asegura en un análisis Guillermo Aboumrad, director de Estrategias de Mercado de Finamex. 

Relacionadas

Comentarios