'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Escándalo de OHL no termina: seguirán demandas y golpeteos

Sergio Hidalgo, director general de OHL México, y Paulo Díez, representante legal de Infraiber, coinciden en entrevistas por separado con Alto Nivel que el escándalo de OHL aún no tiene punto final.

31-03-2016, 3:21:34 PM
Escándalo de OHL no termina: seguirán demandas y golpeteos
José Roberto Arteaga

El 21 de abril de 2015, Sergio Hidalgo Monroy Portillo disfrutaba de un día más de trabajo como director general de OHL México y no suponía que todo cambiaría drásticamente para la empresa. Ese martes, un video publicado en YouTube revelaba una serie de conversaciones entre directivos de la firma de concesiones que sugerían un escándalo de corrupción.

Los audios continuaron a lo largo de los siguientes meses y revelaron presuntos acuerdos entre los directivos de la constructora para cobrar sobrecostos en el Circuito Exterior Mexiquense. Pablo Wallentin Crawford, representante de OHL México; Jesús Campos López, director técnico; José Luis Muñoz, director de Planeación Financiera, y José Andrés Oteyza, presidente del consejo de administración, eran los involucrados en los audios en YouTube. El escándalo había subido de tono y la amenaza para los inversionistas se convirtió en una realidad tangible.

El 7 de mayo del año pasado, las acciones de OHL México en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) tuvieron una caída de 10.2%, mientras que los títulos del corporativo en la bolsa de España sufrieron un descalabró de 9.1%. Siete días después, la Comisión Bancaria de Valores (CNBV) dio a conocer que realizaba una investigación a la firma de concesiones para verificar el cumplimiento de la emisora de acuerdo con la Ley del Mercado de Valores.

Esta semana, la investigación ha llegado a su fin: la firma y 2 de sus subsidiarias, así como 6 de sus directivos recibieron una multa por 71 millones 964,662 pesos, la mayor sanción económica en la historia de la CNBV, la cual será pagada por la empresa esta semana.

Para Sergio Hidalgo no hay culpables que responsabilizar al interior de la empresa por el llamado de atención que el regulador hizo a OHL México. Tampoco hay interés de iniciar procesos legales contra ex colaboradores, como Pablo Wallentin, quien fuera despedido de la compañía por violentar el código de ética al realizar invitaciones privadas con funcionarios públicos. El momento que visualiza el directivo es el de trabajar para generar rentabilidad para los accionistas.

Había elementos muy sólidos para defender cada una de las posiciones de la empresa, pero preferimos no iniciar una discusión con el regulador, porque no tenía sentido generar nueva incertidumbre entre los inversionistas en lugar de avanzar en la generación de valor”, dice Hidalgo Monroy Portillo.

Sin embargo, el pago de la multa no pone un punto final a la historia de OHL y el propio Sergio lo sabe. “No dudo que quienes han gastado en la campaña de desprestigio y, sobre todo, que son abogados vayan a intentar algo, pero no vemos ningún riesgo a pesar de que pudieran ser exitosos sus siguientes pasos”.

Infraiber es una empresa que se dedica al desarrollo de proyectos de comunicación y tecnología aplicada a las infraestructuras para verificar el control del ingreso y del aforo vehicular, la cual denunció que OHL México modificó la concesión en el Circuito Exterior Mexiquense para aumentar sus tarifas de peaje en 50% durante 8 años.

“Para Infraiber el caso no termina aquí y no terminará hasta que los tribunales competentes de este país declaren la nulidad absoluta de la concesión del Circuito Exterior Mexiquense con OHL México y continuará con el Circuito Bicentenario que parece que es el mismo caso (del Estado de México)”, asegura Paulo Díez, representante legal de la empresa Infraiber, encargada de auditar el flujo de automóviles en la obra concesionada a OHL.

El abogado de Infraiber se encuentra convencido de que la empresa de origen español tiene cuentas pendientes con las autoridades mexicanas y está dispuesto a emprender acciones legales después de la decisión del regulador.

Sergio Hidalgo y Paulo Díez platicaron con Alto Nivel sobre los escenarios que proyectan desde sus trincheras sobre el futuro en el caso OHL México.

Una nueva crisis

Sergio Hidalgo no es nuevo en el tema de afrontar crisis. Al tomar posesión del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), en noviembre de 2011, la primera pregunta de los medios de comunicación al flamante director fue acerca de la transparencia de la institución a su cargo y el combate a la corrupción para lograr el buen funcionamiento del organismo.

Al momento de llegar a OHL “yo venía del sector público y de atender crisis”, dice Sergio Hidalgo al hablar de los retos que enfrentó en su gestión al frente del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes con casos como el de la extinción de Luz y Fuerza del Centro o Banrural.

“En donde había problemas me mandaban”, dice al relatar su paso por el sector público.

Pero no esperaba que después de ingresar a OHL enfrentaría una nueva crisis que hoy cierra un capítulo y abre uno nuevo. “Aceptamos las recomendaciones en los procesos que había realizado y la forma de contabilizar, el cual era el proceso más importante, reconociendo (como empresa) que tenemos una diferencia de cómo contabilizar una activo (rentabilidad garantizada) y planteando a la Comisión una oportunidad de resolver esta diferencia”, explica el directivo.

La CNBV asegura que “se detectaron violaciones a la Ley del Mercado de Valores relacionadas con el registro contable de la ‘rentabilidad garantizada’ al amparo de diversas concesiones; la divulgación de información errónea que podría inducir al erro al público inversionista sobre las proyecciones de los flujos de las concesiones; la falta de verificabilidad de ciertos gastos incluidos en los estados financieros de las emisoras; y fallas en la autorización por parte del Consejo de Administración de operaciones relacionadas con partes relacionadas”.

El abogado de Infraiber asegura que el sistema contable utilizado por OHL México infla sus ingresos con cifras inexistentes y le permite no mostrar los ingresos reales que tiene o mostrar una utilidad inexistente. La rentabilidad garantizada es uno de los temas más políticos en el caso.

“Hay una percepción generalizada y evidencias muy claras que acreditan el caso particular del Circuito Exterior Mexiquense como uno de los casos de corrupción más grande de la historia del país”, asegura Díez.

La  multa impuesta por CNBV es la más alta en la historia del regulador, aunque para muchos el monto no es tan grande como la gravedad de las faltas cometidas por la filial de OHL en México.

“Las irregularidades detectadas por la Comisión son realmente graves, ya que representan no haber formulado los estados financieros desde 2011 hasta la fecha de acuerdo a las normas emitidas por la CNBV y haberle proporcionado al público información falsa o errónea y haberlos llevado al error. Estamos hablando de violaciones muy graves”, comenta Díez.

Infraiber ha solicitado formalmente a la CNBV una copia de todo el expediente que integró durante la investigación efectuada a OHL para definir una estrategia legal a seguir.

Esto no preocupa mucho al director general de OHL México. “Hoy, la propia CNBV reconoce que tenemos derecho de recuperar la rentabilidad sobre las inversiones que tenemos y sobre eso no hay duda. Ahora, la diferencia es cómo contabilizamos ese activo que tenemos y cómo lo reportamos”.

Los inversionistas ahora pueden tomar decisiones de inversión sin estar influidos por la incertidumbre de una decisión de la autoridad, comenta Hidalgo.

Las acciones correctivas de la CNBV consisten en la elaboración de sus estados financieros auditados para el ejercicio 2015 para que se registre la inversión en concesiones, que también incluye la rentabilidad garantizada, para que estar en consonancia con las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF).

Sin daños a terceros

A más tardar este viernes, OHL se hará cargo de pagar la multa que le fue impuesta a sus subsidiaras, así como a sus 6 de sus directivos, entre los que se encuentra también Sergio Hidalgo, quien consiguió que el Consejo de Administración del corporativo pague de manera total la penalización del regulador.

Y descarta daños económicos para los inversionistas después del escándalo, mientras espera que las acciones en la BMV recuperen su valor de forma cotidiana.

Durante 2014, OHL México tan sólo obtuvo ingresos totales por 16,911 mdp, una caída de 14.1% en comparación con el año previo, cuando sumaron 19,692 mdp. Estas cifras describen los altibajos que la firma ha tenido en los últimos cinco años en este rubro.

El directivo visualiza un futuro de consolidación y maduración de las concesiones que ha obtenido en el país, como es el caso de la Autopista Urbana Norte en su tramo del Toreo hasta San Antonio, dentro del Distrito Federal, es una operación rentable para la firma. En 2014, la vía tuvo un tráfico medio diario de 44,000 vehículos, para totalizar ingresos por cuotas de peaje de 422 mdp.

Además, la empresa opera la Supervía Poetas (Autopista Urbana Poniente), y mantiene una sociedad concesionaria de 49% en el Aeropuerto Internacional de Toluca, la cual tuvo un tráfico de 713,000 pasajeros.

En marzo de 2014, OHL obtuvo la concesión para construir y operar la autopista de peaje que correrá desde Atizapán hasta Atlacomulco, en un trayecto de 74 kilómetros en el Estado de México.

Asimismo, la firma también desarrollará el libramiento elevado de Puebla, que contará con una longitud de 13.3 km, proyecto en que participa con la mexicana Promotora y Operadora de Infraestructura (Pinfra) en una proporción de 51 y 49%, respectivamente.

Nosotros vemos con un cierto optimismo la actitud tomada por la CNBV hasta el día de hoy que bien o mal es la única autoridad que no ha abdicado de su función y se ha decidido a investigar lo que ha hecho OHL”, dice Paulo Díez, quien está convencido que las próximas acciones legales serán un parteaguas en esta historia.

Por su parte, Sergio Hidalgo asegura que la empresa regresa de nuevo al mercado e insiste que los escándalos no serán un bache que les haga perder el rumbo por el mercado mexicano. “Estamos muy tranquilos en ese tema y no vemos riesgos para los inversionistas”.

Relacionadas

Comentarios