'; Alto Nivel
Opinión

¿Quién tiene la culpa de la fuga de talentos en México?

Los mexicanos mejor preparados no ven en el país una opción de desarrollo ni calidad de vida. ¿Quién debe hacerse responsable para que se queden?

30-03-2016, 5:46:42 PM
¿Quién tiene la culpa de la fuga de talentos en México?
Fernanda Ramírez*

De acuerdo con un estudio realizado por la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), que recientemente fue dado a conocer, más de un millón 200 mil mexicanos con licenciaturas, maestrías y doctorados viven en países como Estados Unidos, Inglaterra, Alemania, Francia Bélgica y Holanda, naciones que ofrecen mejores condiciones a los mexicanos altamente calificados.

Raúl Delgado Wise, coordinador general del estudio Cómo transformar a México con innovación, dio a conocer que el 80 por ciento de los posgraduados emigran a Estados Unidos, explica que se trata de un problema estructural a consecuencia de las faltas de oportunidades laborales, académicas y científicas en México.

¿Aportar al mundo con mexicanos altamente calificados debería hacernos sentir orgullosos?

Repasando el tema, encontré una nota titulada “África quiere combatir la fuga de cerebros formando a sus propios científicos”, esto me hizo pensar en las causas por las que los mexicanos más preparados prefieren instalarse en el extranjero, cuando pueden aportar sus conocimientos al crecimiento de su país.

El texto publicado por la agencia EFE, contenía una cita del presidente de la fundación alemana Robert Bosch, organización que auspicia proyectos de investigación, quien mencionaba que “Frenar la fuga de cerebros exige mejorar las condiciones de trabajo, pero también acabar con la corrupción y el nepotismo que fuerzan a miles de africanos bien formados a no regresar a su país”.

¿Les suena familiar esta problemática?

En el más reciente Campus Party celebrado en Guadalajara, el científico mexicano Rodolfo Neri Vela, lamentó que las instituciones educativas y el gobierno no generan oportunidades para que los recién graduados se queden en el país.

En ocasiones anteriores, el astronauta ha señalado la importancia de que “los mexicanos inteligentes y emprendedores se queden en el país y no en otro, pues México necesita de muchos cambios e innovaciones.”

Se trata de un problema de políticas públicas, donde en general nuestro país tristemente no representa la mejor opción de desarrollo y calidad de vida al que se puede aspirar, lo que los hará optar por un país diferente para vivir cuando se presentan oportunidades en el exterior.

En su estudio “Better Life”, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), situó a México en el penúltimo lugar de los mejores países para vivir debido a bajas calificaciones en aspectos como ingreso, trabajo, vida en comunidad, educación, salud y seguridad.

En 2012, la inversión científica en México fue de 0.5 por ciento del PIB, la cifra más baja entre los países de la OCDE, de acuerdo con datos que en 2015 dio a conocer el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de Diputados (CESOP).

Dicho centro destaca que la fuga de cerebros se da desde que los mexicanos viajan al extranjero para estudiar un posgrado y consiguen trabajo o se incorporan a algún equipo de investigación en los países donde realizaron su estancia.

Sin embargo, este fenómeno conocido como migración altamente calificada, no sólo se da en los científicos especializados en ciencias exactas, sino también en otras áreas. Camelia Tigau, representante del Centro de Investigaciones Sobre América del Norte (CISAN), de la UNAM, menciona que los artistas también tienen mucho que aportar al país.

Los resultados arrojados por el estudio de la UAZ destacan que las razones que los llevaron a emigrar de México, en primer lugar figura la realización de estudios, seguido por oportunidades de desarrollo profesional y ofertas laborales.

El Instituto de Mexicanos en el Exterior menciona que los migrantes mexicanos posgraduados en Estados Unidos tienen, en promedio, 46 años e ingresos de 74,500 pesos mensuales en promedio en el caso de los varones, mientras que las mujeres ganan en promedio 43,000 pesos mensuales.

Estas cifras se colocan, por mucho, por encima de la media que ganaría un mexicano calificado promedio en México. Sin embargo, en ocasiones la falta de políticas públicas y apoyo a los mexicanos altamente calificados ni siquiera representa la posibilidad de cubrir sin problemas las necesidades del día a día.

Legisladores, iniciativa privada,  instituciones educativas y ciudadanos, con mayor o menor nivel de acción, tenemos ante nosotros el gran reto de hacer de México un país óptimo para vivir, que le permita sembrar y gozar de la riqueza de talentos que pueden crecer en su tierra.

*Apasionada de la comunicación y los temas sostenibles. Directora General y fundadora de Comunicación Spread. Publirrelacionista y experta en manejo de crisis. 

Relacionadas

Comentarios