'; Alto Nivel
HistoriasTecnología

Guía para que evites ‘meter la pata’ en redes sociales

Videos e imágenes falsas o de otra fecha, además de información que no fue cierta inundó las redes tras los atentados en Bruselas. Te decimos cómo evitar ser parte de esta oleada.

22-03-2016, 5:56:44 PM
Guía para que evites ‘meter la pata’ en redes sociales
Alejandro Medina González

¿Fue una bomba o un tiroteo? ¿Este video es del momento del atentado? ¿Ellos son los agresores? No habían pasado ni un par de horas cuando las redes sociales ya habían inundado de imágenes e información a los usuarios de lo que supuestamente ocurría en Bélgica. Sin embargo, gran parte de esa información era falsa y las imágenes o videos no correspondían a los que ocurrieron este martes en el Aeropuerto y Metro de Bruselas.

Víctimas del retuit

En un principio, la información del ataque salió a cuentagotas, aunque posteriormente fue confirmada por el gobierno belga. Sin embargo, la situación de pánico ya había despegado.

¿Por qué la desinformación? Para Merary Delgadillo, coordinadora de Operaciones en TresEnSocial y consultora en redes sociales, hay tres razones que se entrelazan: el temor de la gente hacia una situación desconocida, la búsqueda de la popularidad y el exceso de comodidad.

“La desinformación en redes sociales en hechos como el que vimos hoy nace por la angustia que tiene un sector de la gente y la oportunidad que ve otro de incrementar su popularidad en estas plataformas, estos últimos tratan de sacar provecho de la situación y en aras de crecer sus seguidores publican información del tema aún cuando esta no sea real”, asegura.

En entrevista con Alto Nivel, la especialista sostiene que el problema crece cuando por la misma comodidad que traen a las personas las redes sociales, no las lleva a tratar de analizar si lo que está ante sus ojos es realidad o fantasía.

“Desafortunadamente la gente se ha vuelto muy cómoda con las redes sociales, no se preocupa por evaluar la información que le va llegando y únicamente lo que hace seguirla compartiendo o dándole retuit, sin darse cuenta de que este sencillo movimiento puede generar una situación de caos”, destaca.

La especialista no pone únicamente como ejemplo de esta situación a Bélgica, sino también a México, que en fechas recientes vivió una crisis de desinformación similar tras el motín registrado en el penal de Topo Chico, en Monterrey, Nuevo León.

“Este tipo de situaciones son graves y tienen que parar, recordemos lo que pasó hace muy poco en Topo Chico, donde se especuló tanto con lo sucedido que los familiares de los reclusos en desesperación estuvieron a punto dar un portazo en el lugar que pudo haber desencadenado el caos”, menciona.

Una crisis que puede llevar a otra crisis

Pero Merary Delgadillo señala que no sólo las personas son culpables de este tipo de sucesos que se generan en las redes, sino también las autoridades responsables de cada una de las instancias involucradas en los problemas.

“Este tipo de situaciones también se presentan porque las autoridades encargadas en atacar las crisis no tienen la capacidad de ofrecer a la sociedad una explicación rápida sobre lo que está sucediendo”, indica.

Si bien la experta sabe que esta no es una labor sencilla, sí es importante que lo más pronto posible dejen en claro qué fue lo que sucedió y cuál es la magnitud inicial que tiene la acción, señalando siempre que las investigaciones están en curso.

Esta acción evitaría que se genera desconcierto entre las personas, el cual podría ser aprovechado nuevamente por los causantes de la crisis para realizar alguna otra actividad.

Claves para no caer

En conjunto con la especialista y una evaluación hecha por el periódico El País, Alto Nivel te presenta a continuación una serie recomendaciones para que evites ser víctima de desinformación ante situaciones de crisis.

1.- Antes de hacer caso a la información que circula en las redes sociales, preocúpate por buscar lo que están diciendo las cuentas oficiales de las instituciones, organizaciones o países involucrados en el problema que se está presentando.

2.- Si bien ellos también pueden equivocarse, trata de dirigirte siempre a las cuentas o páginas de medios de comunicación reconocidos para ver qué es lo que ellos están informando sobre la problemática.

3.- Ten en cuenta que la información en este tipo circunstancias sale a cuentagotas y muchas veces y tarda un poco en confirmarse, por lo que debes evitar creer al 100% los rumores que van apareciendo por cuentas no verificadas u oficiales.

4.- Evita siquiera considerar las fuentes indirectas, principalmente aquellas que hacen referencia a algún conocido que se encuentra en el lugar. “Pasó… , mi amigo me lo dijo por que está ahí”, no creas esto, mejor espera un posicionamiento oficial.

5.- Considera tu responsabilidad antes estas situaciones: Puedes hacer que siga creciendo el teléfono descompuesto o tener tranquilidad y esperar a que la información fidedigna empiece a fluir.

#YoQuieroAyudar: el lado positivo

No todo fue malo este día para las redes sociales. En contraparte a lo sucedido con el tema de la desinformación, tras darse a conocer el suceso se generó en Twitter un movimiento llamado #YoQuieroAyudar (#IkWillHelpen) o #BrusselsOpenDoors, cuyo objetivo fue apoyar a las personas que se vieron afectadas por el ataque.

En específico, las personas que colocaban el hashtag en la plataforma abrieron las puertas de su casa a todos aquellos que quedaron varados en el lugar ante la cancelación de todos los vuelos: “Para cualquiera que se haya quedado atrapado en Bruselas, ofrezco mi casa comida o transporte, para quien lo necesite”, se puede leer en los tuits.

“Me parece que esto es lo mínimo que podíamos hacer, de esta solidaridad es de la que estamos hechos. Frente al horror y el dolor, esto es lo que somos”, señaló residente de Bruselas, Coby Goyvaerts.

Relacionadas

Comentarios