'; Alto Nivel
A Fondo

El terrorismo y el miedo golpean a la economía europea

Además de las pérdidas humanas y materiales que dejan los terroristas a su paso, las economías sufren el efecto expansivo de los atentados. El primer golpe viene en el sector turismo. Aquí te contamos.

22-03-2016, 5:52:00 PM
El terrorismo y el miedo golpean a la economía europea
Darinka Rodríguez

El terror sembrado por el Estado Islámico en occidente va más allá de las pérdidas humanas y materiales que provocaron los atentados en el aeropuerto y metro de Bruselas, Bélgica, en las últimas horas.

Los efectos inmediatos se dejaron sentir con algunas caídas marginales en los mercados europeos, con pérdidas de entre 0.5 y 0.9 por ciento. Empresas ligadas al turismo, aerolíneas y touroperadores, presentaron pérdidas de hasta 6 por ciento tras las jornadas de terror en Bruselas. Air France presentó pérdidas de 4 por ciento y el operador de aeropuertos Frankport AG registró una caída de 6 por ciento durante la jornada.

Sin embargo, más allá del efecto inmediato en las acciones e índices bursátiles, la semilla del terror implantada por ISIS florecería en el mediano plazo con pérdidas para las economías de la Unión Europea (UE) derivadas del turismo.

En 2014, el terrorismo global tuvo un costo de 52,900 millones de dólares, su máximo histórico al menos desde el año 2001, de acuerdo con el estudio “Global Terrorism Index 2015” del Institute for Economics & Peace (IEP). Según el mismo estudio, que toma en cuenta los costos directos e indirectos del terrorismo, como la pérdida de vidas, la destrucción de la propiedad y las pérdidas por el pago de rescates, el impacto económico total fue de 105,800 millones de dólares.

También puedes leer: Los costos del terrorismo, en su nivel más alto

Mauricio Meschoulam, profesor del departamento de Estudios Internacionales de la Universidad Iberoamericana y experto en estudios sobre el terrorismo, comenta que estos actos generarían impacto para la Unión Europea en general, al tratarse de una importante ciudad europea.

“En este momento, lo que pasa en una capital europea como Bélgica afecta a toda la Unión Europea. En momentos complicados para todos los países miembro, el efecto psicológico y el pánico que se genera tendrá repercusiones económicas”, explica a Alto Nivel.

Turismo, el gran afectado

Luego de los atentados de París en noviembre, la llegada de turistas a la llamada ‘Ciudad Luz’ se desplomó hasta 30 por ciento. De acuerdo con datos del World Travel & Tourism Council, París recibe 80 millones de visitantes al año y el sector turismo genera 10 por ciento de los empleos de Francia.

En Egipto, el terror también se trasladó a su actividad turística después del accidente aéreo que mató a más de 200 rusos y otros atentados sufridos en el país. Para finales del año pasado, el número de turistas cayó a 9 millones en contraste con los 14.1 millones de visitantes que recibía en 2010, de acuerdo con datos de la Organización Mundial de Turismo (OMT).

En Turquía, el golpe también ha sido duro tras los diversos atentados sufridos en Estambul, pues 5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de esa nación depende de los ingresos generados por el turismo. En 2015, se presentó el primer descenso en turistas extranjeros al caer 2 por ciento las llegadas internacionales, según cifras de la oficina de turismo turco.

Meschoulam explicó que los ataques ocurridos en Bruselas no son ninguna coincidencia. Alrededor de 6 por ciento de la población de Bélgica es musulmana y, de ellos, casi la mitad se encuentra desempleada, según datos de la oficina de estadística belga.

“El terrorismo genera un efecto de pánico masivo y las personas se empiezan a sentir como potenciales víctimas: cualquiera de nosotros siente que puede estar en un avión, por lo que las personas efectúan cambios de conducta: ese es el objeto del terrorismo, buscar efectos psicosociales que al final tienen repercusiones económicas”, expresa.

La región europea tuvo buenos resultados en cuanto a llegada de turistas en 2015, al crecer 5 por ciento anual y generar ingresos por 609 millones de euros, según la OMT, mismos que podrían estar comprometidos si el número de visitantes disminuye como efecto posterior al terror causado por el Estado Islámico.

Relacionadas

Comentarios