'; Alto Nivel
ExpressHistorias

Obama concluye gira en Cuba entre aplausos y beisbol

Solo el minuto de silencio por Bruselas empañó la celebración en el estadio de beisbol con la que concluyó la histórica visita del presidente de Estados Unidos.

22-03-2016, 2:36:48 PM
Obama concluye gira en Cuba entre aplausos y beisbol
Notimex

Un minuto de silencio por los ataques terroristas en Bélgica puso un tono momentáneamente sombrío al ambiente de fiesta en el Estadio Latinoamericano de La Habana por la presencia de los presidentes de Barack Obama y Raúl Castro. 

Más de 50 mil cubanos, que minutos antes habían convertido el estadio en un gigantesco altoparlante de música, gritos y “olas” festivas, guardaron absoluto silencio durante 60 segundos en solidaridad con las decenas de víctimas de los atentados en Bruselas.

En mangas de camisa blanca y lentes para el sol, el presidente estadunidense Barack Obama había llegado minutos antes acompañado de su familia y recibió senda ovación del pueblo cubano cuando alzó la mano derecha para saludarlos desde la primera fila del estadio.

Pero unos minutos después llegó de saco sport oscuro el presidente cubano Raúl Castro, la gritería de los cubanos estalló con un nivel de intensidad aún mayor. De pie, ambos saludaron a la multitud, que se puso de pie en una estruendosa ovación.

Enseguida, un grupo coral de niñas cubanas, ataviadas con vestidos de blanco para simbolizar la paz, entonaron primero el himno nacional cubano y poco después el himno nacional de Estados Unidos, que por primera vez fue escuchado en un estadio en Cuba.

Detrás del plato, en primera fila, Obama y Castro atestiguaron el lanzamiento de la primera pelota, a cargo de Luis Clemente Tiant Vega, un pelotero cubano que triunfó en Estados Unidos, pero nunca fue incluido en el Salón de la Fama.

Tiant Vega lanzó 19 temporadas entre 1964 y 1982, la mayor parte para los Medias Rojas de Boston y los Indios de Cleveland. Tuvo una marca de 229 partidos ganados y 172 perdidos, y fue seleccionado para jugar en tres Juegos de Estrellas.

Al cabo de tres entradas, Obama y Castro abandonaron el estadio con menos algarabía de los asistentes toda vez que la atención estaba centrada en el juego.

Se trató del evento culminante de la histórica visita del presidente estadunidense a Cuba.

Poco antes, Obama se reunió con disidentes cubanos para conocer de cerca la situación que enfrentan en la isla, en momentos que el tema de los derechos humanos y las libertades civiles es visto por Washington como el principal desencuentro con La Habana.

“Mi esperanza es que al escuchar de ellos, podamos continuar refinando nuestra política de manera tal que en última instancia los cubanos puedan vivir libre y prósperamente”, dijo el mandatario al grupo reunido en la embajada estadunidense.

Los disidentes fueron Augel Yunier Remón, Antonio Rodiles, Juana Mora Cedeño, José Daniel Ferrer, Laritza Diversent, Berta Soler, Dagoberta Valdés Hernéndez, Guillermo Coco Fariñas, Nelson Álvarez Matute, Miriam Celaya Gonzáles, Manuel Cuesta Morua, Miriam Leiva Viamonte y Elizardo Sánchez-

Por la mañana, Obama se dirigió al pueblo cubano con un mensaje de paz, amistad, y un futuro compartido, aunque reconoció las diferencias que separan a sus dos gobiernos en derechos humanos y libertades políticas.

Obama continúa esta tarde su gira latinoamericana con una visita a Argentina, donde se reunirá con el presidente Mauricio Macri.

Relacionadas

Comentarios