A FondoPolítica y Sociedad

Quiénes son los culpables de la contaminación en la CDMX

La Ciudad de México es víctima de sus propios vicios: el exceso de automóviles, las zonas industriales, las obras viales... y unos vecinos que no asumen su responsabilidad.

18-05-2017, 6:10:44 PM
contingencia contaminacion cdmx

La Ciudad de México se asfixia gracias a su rutina diaria. Una rutina en la que participan más de cinco millones de automóviles, centenas de industrias, se realizan decenas de obras viales, y en un escenario en el que sus estados vecinos no son del todo amables.

La Comisión Ambiental de la Megalópolis tiene a la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) en Fase I de Contingencia Ambiental por cuarto día consecutivo debido a los altos índices de contaminación registrados en los últimos días. Irónicamente, los días más contaminados llegaron a pesar de las lluvias que se han registrado.

De acuerdo a la Comisión, el causantes de esta contingencia fue el sistema de alta presión que afecta a la región y que genera “estabilidad atmosférica, viento débil y transporte de humedad limitado, además de intensa radiación solar”, sin embargo, de acuerdo con especialistas, esta crisis que atraviesa la ciudad se debe a los propios vicios con los que ha convivido por décadas.

https://twitter.com/CAMegalopolis/status/865251208235163648

Obras viales

De acuerdo con algunos especialistas, el aumento de tráfico vehicular en horas pico provocado por algunas obras en la Ciudad de México sí tiene incidencia en los altos índices de contaminación ambiental, que aunado a factores como la radiación solar y la falta de viento, han obligado a las autoridades a decretar etapa de contingencia.

Carlos Caballero, Director de Carrera de Desarrollo Sustentable del Tec de Monterrey Campus Ciudad de México explicó a Alto Nivel que existen diferentes etapas en una obra pública de infraestructura; la primera etapa, de construcción, requiere llevar maquinaria pesada y hace que el tráfico se ralentice.

“Sí se generan más contaminantes en ese momento, cuando se están generando obras de estas magnitudes hacen que el tráfico vaya a menor velocidad y ninguno de los motores está diseñado para ir a este tipo de velocidades y sí se genera una mayor cantidad de contaminantes; esto sólo es una afectación puntual en un periodo de tiempo muy corto”, expresó.

En la ciudad hay varias obras viales grandes en proceso actualmente: la nueva línea del Metrobús sobre Paseo de la Reforma, el deprimido en la esquina de Río Churubusco e Insurgentes, y la línea del Mexibús que conecta a Ecatepec con Indios Verdes, por mencionar algunas.

Industrias

Rodolfo Sosa, investigador del Centro de Ciencias de la Atmósfera indicó que, mientras en la zona sur se tienen impactos cuando existe una alta afluencia vehicular, en la zona norte el impacto mayor es por las industrias.

“Si se revisan las 30 estaciones de monitoreo automático registra diferentes niveles porque hay interrelación entre fuentes internas y externas, no es un factor único”, aseguró. Revisa aquí en tiempo real el estado del aire.

Por ese motivo, el experto asegura que la prioridad en los siguientes años ante la amenaza ecológica debe ser una política pública enfocada en el transporte público y no en vialidades para que circulen más vehículos.

“Se tiene que dar prioridad al transporte público, si sembramos carreteras vamos a cosechar más autos”, dijo Caballero.

Pero nada contamina tanto como los autos

Xavier Treviño, integrante del Instituto de Políticas para el Transporte y Desarrollo (ITDP) indicó que el verdadero problema de política pública radica en la cantidad de vehículos que circulan en la ciudad y que actualmente es de alrededor de 5 millones de vehículos al día.

“Lo que sucede generalmente en estos casos es que se juntan varios factores: falta de viento, radiación, temperatura, sin embargo el tema de las obras no incide más que en uno por ciento si acaso, el tema es el número de autos circulando”, indicó.

Un estudio realizado por el Centro Mario Molina (CMM), señala que, en 22 años (del 1990 al 2012), los vehículos en la Zona Metropolitana del valle de México (ZMVM ) pasaron de menos de tres millones a más de cinco millones.

El estudio señala que la flota vehicular que más contamina son los automóviles mayores a 20 años de edad, que por sus características de fábrica no cuentan con convertidores catalíticos, instrumentos básicos para reducir la contaminación.

Sin embargo, no todo el problema está en la Ciudad de México. Al menos así lo señala el jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera, quien ha señalado que las regulaciones de tránsito que tiene la ciudad deben homologarse en el resto de los estados que conforman la Megalópolis (Morelos, Edomex, Tlaxcala, Puebla e Hidalgo).

De acuerdo con la Dirección de Monitoreo Atmosférico de la Ciudad de México, toda la Zona Metropolitana registró altos índices de contaminación.

Según los registros de este martes, los índices IMECA en la zona alcanzaron hasta 166 puntos a las cuatro de la tarde, mientras que el resto permaneció entre los 100 y 146 puntos, por lo que la contaminación se ha propagado por todo el Valle de México.

“Existen contaminantes que emiten las industrias en el norte en Naucalpan, Tlalnepantla y Azcapotzalco que emiten contaminantes por la mañana y que por la dinámica de vientos viajan al centro y hasta el sur de la Ciudad”, argumentó Caballero.

Según el último informe de la Organización Mundial de la Salud, en 2012 se registraron 8.2 millones de muertes a nivel mundial atribuidas a problemas de salud derivados de la contaminación del aire.

Relacionadas

Comentarios