'; Alto Nivel
ActualidadHistorias

4 claves de la ley para controlar la deuda de los estados

Luego de meses de discusión, el Senado avaló ayer la Ley de Disciplina Financiera, una medida que busca transparentar y controlar la deuda de estados y municipios.

16-03-2016, 9:54:08 AM
4 claves de la ley para controlar la deuda de los estados
Alejandro Medina González

Tras poco más de ocho meses de discusiones en el ámbito legislativo, el Senado de la República avaló finalmente ayer con 85 votos a favor, nueve en contra y una abstención, la Ley de Disciplina Financiera, una normativa que, de acuerdo con especialistas, servirá para contrarrestar uno de los problemas más delicados que en fechas recientes ha enfrentado nuestro país: el endeudamiento de los estados.

La minuta fue turnada a la Cámara de Diputados, ya que el Senado realizó modificaciones al proyecto que se aprobó en ese órgano legislativo.

Y es que de acuerdo con datos del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), la cifra de deuda que en conjunto tienen las 32 entidades de nuestro país es ya, hasta este primer trimestre de 2016, superior a los 531 mil millones de pesos (mdp), es decir, poco más de un 3% del PIB.

Pero esto no es lo únicamente preocupante, sino la velocidad con la cual se ha conseguido generar esta deuda, así lo explica en entrevista con Alto Nivel, Manuel Guadarrama, coordinador del área de Finanzas Públicas en el IMCO.

“El problema que vemos con la deuda no es solo que ya sea de medio billón de pesos, sino el ritmo tan rápido con el que se alcanzó esta cantidad, ya en un periodo de apenas ocho años, de 2008 a 2016, duplicamos totalmente la deuda que los estados tenían en el país, que en aquellos años era de 220 mil mdp”, explica.

Es por esta razón, señala, que era necesario que cuanto antes se tomaran medidas para poder contener esta situación de pasivos que se estaba generando y que podría, de seguir con este paso, comprometer las finanzas de la federación, las cuales hoy no viven su mejor momento por la situación económica global que persiste.

También puedes leer: Deuda de estados se mantiene en 3.1% del PIB por tercer año

Los puntos clave

Pero, ¿qué es los que a grandes rasgos contiene la ley y cómo es que pretende contrarrestar esta situación? Pues bien, de acuerdo con el especialista del IMCO son, entre otras cosas, cuatro los temas principales que toca y que a su juicio permitirán comenzar a disminuir la problemática existente.

1.- Creación de un registro de deuda

Manuel Guadarrama explica que la ley contempla la creación de un registro, en el cual deberán quedar asentadas todas las solicitudes de crédito y deudas que va adquiriendo cada una de las entidades del país, mismo que permitirá conocer a cuánto ascienden realmente las obligaciones de pago de cada localidad. Además, servirá como un sistema de alerta que ayudará a las autoridades a conocer rápidamente cuando la solicitud de crédito esté saliéndose de las manos.

2.- Fortalecimiento de la transparencia

Es importante señalar que este registro de deuda será público y las personas podrán conocer de cuánto son los montos de crédito que se están solicitando y para qué se utilizará el dinero que se está pidiendo. El hecho, menciona el experto, favorecerá a que exista una mayor transparencia en las entidades de nuestro país, quienes deberán ahora demostrar de manera fidedigna cuáles son los movimientos que realizan, algo que en muchos casos hoy siguen sin hacer.

3.- Mayor peso para los congresos

La Ley de Disciplina Financiera también evitará que los gobernadores, secretarios de finanzas y áreas administrativas sean los únicos responsables de hacer las solicitudes de crédito. A partir de ahora, las decisiones en este sentido deberán también de pasar por los congresos de cada estado, quienes necesitarán avalar con argumentos la necesidad del crédito, analizando las razones por las cuales se está planeando hacer la solicitud.

4.- Mejores condiciones de crédito

También se establecen nuevos mecanismos que ayudarán a las entidades a buscar las mejores condiciones de crédito posibles de acuerdo a la situación financiera por la que pasa cada entidad. Manuel Guadarrama señala que no se trata de cerrar totalmente la puerta a este tema, sino de trata de hacerlo bajo un contexto responsable, la idea, señala, es que los créditos se conviertan en impulsores de la productividad y no en elementos negativos como hasta hoy lo son.

¿Y la deuda que ya existe?

Pero para el especialista del Instituto Mexicano para la Competitividad no todo es miel sobre hojuelas, ya existe un punto que aún con la aprobación de la Ley de Disciplina Financiera seguirá estando pendiente: El análisis de la deuda actual.

Guadarrama señala que es importante se realicen auditorias y evaluaciones para poder conocer el por qué de la deuda de cada estado, quiénes fueron los que la solicitaron y dónde quedó finalmente ese dinero que en su momento se pidió.

“Necesitamos conocer cómo fue que se generó la deuda que actualmente tenemos, no se trata sólo de hacer borrón y cuenta nueva, ya que si hacemos eso sólo validaremos las malas prácticas, la opacidad y la corrupción, es importante que se finquen responsabilidades por el hecho y no sólo se refinancien los pagos”, comenta.

El especialista señala que inclusive esta ha sido una de las recomendaciones que ha hecho sobre el tema la Auditoría Superior de la Federación (ASF), quien solicitó que se conozca el destino que tuvo todo este dinero.

Solo el primer paso

La aprobación de la Ley de Disciplina Financiera será importante para poder mejorar la situación que se está presentando, sin embargo, para la Directora del Centro de Análisis Económico del Tecnológico de Monterrey, Leticia Armenta Fraire, aún existe mucho trabajo por delante.

“La ley es una buena barra de contención al problema que existe de endeudamiento estatal, pero me parece que este es únicamente un primer paso en el enorme reto que tenemos en materia económica con las entidades de la República”. comenta.

En entrevista con Alto Nivel, la académica sostiene que mientras no se eleve la responsabilidad de los estados en la cuestión del dinero, será muy difícil que podamos ver resultados benéficos para el país.

“Este tema nos obliga a subir el nivel de responsabilidad que tienen las entidades frente al tema económico, tenemos la creencia de que pertenecer a una federación significa depender de sus recursos y no es así, los estados se han vuelto cómodos y no están buscando opciones para mejorar la situación en la que se encuentran”, detalla.

La experta concluye señalando que este tema debe de abrir un debate no sólo acerca del tema de la deuda, sino del desempeño y participación que están teniendo las entidades en las finanzas públicas del país.

Relacionadas

Comentarios