'; Alto Nivel
A Fondo

Del día más limpio a la primera contingencia en 14 años

Si no aprovechaste y tomaste una foto con la ciudad limpia, te tenemos malas noticias. Te explicamos por qué vienen meses de alta contaminación.

14-03-2016, 3:48:12 PM
Del día más limpio a la primera contingencia en 14 años
Darinka Rodríguez

En un periodo de entre 6 y 8 horas, los habitantes de la Ciudad de México pasaron de tener un cielo despejado y libre de contaminantes a una metrópoli en etapa de precontingencia ambiental debido principalmente a la acumulación de contaminantes como dióxido de Carbono (CO2) y Ozono (O3).

De acuerdo con datos de la Dirección de Monitoreo Ambiental de la Ciudad de México para zonas tradicionalmente contaminadas como el Noroeste, el Noreste y Centro de la Ciudad, en menos de 24 horas pasaron de registrar entre 49 y 46 puntos IMECA hasta 154, por lo que se declaró precontingencia ambiental el pasado sábado.

Para la zona suroeste de la Ciudad, tan sólo ocho horas bastaron para pasar de 43 a  167 puntos IMECA de concentración de O3 el 13 de marzo, mientras que en la zona centro el mismo índice pasó de 34 a 164 en siete horas en el mismo día.

Fernando Aragón-Durand, consultor internacional en temas de medio ambiente y cambio climático y miembro del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) comentó en entrevista que los vientos fuertes derivados de la tormenta invernal que se vivió en el país limpiaron la atmósfera, pero la emisión de contaminantes que permanece invariable se fortaleció con la estabilidad atmosférica.

Te recomendamos leer: Sí, somos culpables del caos en los vientos y cambios de temperatura

“Las inversiones térmicas que ocurren en el valle de México favorecen la acumulación de contaminantes lo que obliga a las autoridades a decretar contingencia; cuando hay inversiones térmicas, comúnmente en épocas de frío aunado al incremento en la concentración de contaminantes nos da un importante aumento de contaminación”, expresó.

Por esa razón, la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAME) dio continuidad a la precontingencia ambiental atmosférica en la Zona Metropolitana del Valle de México iniciada el sábado pasado, debido que los vientos débiles que serían adversos para la dispersión de los contaminantes precursores de ozono.

La tarde de este lunes, la CAME informó que, “debido a la situación de extrema estabilidad atmosférica asociada a un sistema de alta presión que ha afectado a la región central del país en los últimos tres días, junto con la intensa radiación solar que ha prevalecido durante la mayor parte del día” se ha observado un incremento extraordinario en la concentración de ozono.

A las 16:00 horas, la estación Cuajimalpa reportó una concentración máxima de 194 puntos en el índice de calidad del aire, mientras que la zona Suroeste de la Ciudad pasó en seis horas, de las 11:00 a las 17:00 horas, de 45 a 203 puntos IMECA en concentración de O3, lo cual bastó para declarar Contingencia Ambiental Fase I, por lo que se suspenden actividades al aire libre y se reducen los horarios de circulación de varios vehículos. Esta es la primera vez que se accede a esta fase después de 14 años; la última fue el 18 de septiembre de 2002.

Te recomendamos leer: Hay contingencia ambiental: esto es lo que debes saber

Violeta Múgica Álvarez, investigadora del departamento de Ciencias Básicas de la UAM Azcapotzalco indicó que los días limpios fueron a causa del viento y la lluvia, pero la emisión de contaminantes no se disminuyó, por lo que cuando cesó el fenómeno los índices de contaminación se dispararon en muy pocas horas.

“El viento se acabó pero tenemos el tráfico de siempre y seguimos emitiendo precursores de ozono como óxidos de nitrógeno e hidrocarburos; mientras sigamos teniendo esos niveles de tráfico no sé cómo le vamos a hacer para disminuir las fases de precontingencia”, expresó.

Vienen meses de alta contaminación

Sacar una foto de la ciudad donde se observen las montañas es un fenómeno que no se repetirá en los próximos meses. Según los expertos, la tormenta invernal atípica que limpió la atmósfera de la Ciudad no se volverá a repetir sino, probablemente hasta inicios de verano y se agravará por los altos niveles de radiación solar, los cuales fomentan la inversión térmica.

“Tenemos altos niveles de radiación solar, que si bien se ve un sol bonito y pocas nubes, eso propicia la formación de ozono y la acumulación de contaminantes”, explicó Múgica.

Relacionadas

Comentarios