'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

La biometría y su oportunidad de simplificar los negocios

Esta herramienta no solo permite la identificación del usuario, además puede interactuar de forma personalizada con sus clientes para liberar servicios en una de manera sencilla y eficiente.

11-03-2016, 5:24:55 PM
La biometría y su oportunidad de simplificar los negocios
Adolfo Loera, director de Biometría Aplicada

Hay tecnologías que impactan nuestras vidas de manera significativa, ejemplo de ello son los teléfonos inteligentes, dispositivos que impulsan la tecnificación de múltiples industrias como la musical, los videojuegos, la banca o las compras personales. A una innovación como ésta, que genera un cambio de paradigma, se le denomina “innovación disruptiva”, ya que provoca cambios sustanciales y mejoras en los productos. Una innovación de tal magnitud permite ejecutar una serie de acciones que antes habría sido imposible siquiera imaginarlas.

Una tecnología que se ha presentado así en nuestra vida diaria, de manera discreta y paulatina, que tendrá un gran impacto en la forma como nos relacionamos entre individuos e interactuamos con las instituciones, prestadores de servicios, tiendas departamentales o alguna oficina de gobierno, es la biometría.

La biometría es la herramienta que permite demostrar la identidad por medio de alguna característica física como nuestra huella digital, el comportamiento de la firma autógrafa, las particularidades del iris o los rasgos faciales. Así se asegura que nadie asume la identidad de alguien más y por consecuencia, es posible interactuar de manera sencilla y natural en cualquier punto de contacto.

Algunas instituciones de servicios han puesto la biometría a disposición de sus clientes, con el fin de identificarlos de manera rápida, segura y sencilla. También algunas empresas fabricantes de teléfonos inteligentes, han incorporado la biometría a su hardware para asegurar que sólo el usuario autorizado tenga el acceso a ellos y a la información que contienen.

Biometría y fondos para el retiro

Hoy, de manera orquestada y además obligada por la ley, la industria de las afores se encuentra en el proceso de implementación de sistemas biométricos que permitirán asegurar que un cliente solicite un traslado de sus fondos a otra administradora o realice algún retiro anticipado, que sólo él realizará las operaciones en su cuenta, garantizando que sus movimientos son ejecutados con toda seguridad.

No se trata de una empresa que de forma aislada determina implementar un sistema biométrico en sus operaciones; es una industria con todos sus elementos que ante la problemática de operación y las múltiples consecuencias para la industria en su conjunto (Consar, Procesar, Afores y ahorradores), decide implementar una herramienta tecnológica para asegurar que la identidad de todos los que participamos en ella, obtengamos una solución confiable a los múltiples problemas que le aquejan.

Esta nueva forma de operar a través de identificar biométricamente a los usuarios, no sólo resolverá la problemática que padecen las afores, sino además les permitirá disponer de una herramienta innovadora para interactuar de forma personalizada con sus clientes para liberar servicios en una de manera sencilla y eficiente. El reto en el futuro cercano está en que estos sistemas sean aprovechados por las instituciones que deciden implementarlos, no sólo para evitar fraudes, sino para crear una base de datos biométrica de clientes que permita asegurar y facilitar la interacción cotidiana con ellos.

¿Cuáles son los métodos biométricos?

La biometría tiene como premisa que cada ser humano del mundo es único e irrepetible por sus rasgos físicos y patrones de comportamiento; estas características son las que utiliza para identificar a una persona del resto de la población. Las técnicas biométricas más utilizadas son las fisiológicas, pues se basan en las características físicas de cada individuo. Algunas de ellas son:

La huella dactilar. Es el método de autentificación biométrico más antiguo. Su éxito se basa en que no existen dos personas en el mundo que posean dos huellas dactilares iguales. La población actual ya se encuentra familiarizada con su utilización, por lo que existe un gran número de dispositivos que soportan este método.

Análisis de iris. Su alto nivel de precisión hace que sea un método por demás confiable, pues cada persona tiene un iris distinto al del resto de la población. Debido a esto, se utiliza en sistemas en los que la seguridad es fundamental, como la autentificación en fronteras, en altos movimientos bancarios y en la criminología.

Patrón de voz. Es un método que tiene la ventaja de no necesitar la presencia del usuario, por lo que es utilizado para autentificar a personas vía telefónica. Las características del lenguaje de un humano no son variables, sin embargo, el comportamiento del discurso sí lo es; existen variaciones acordes a la edad, estado de ánimo o de salud. Sin embargo, el ruido de fondo puede distorsionar y hacer fracasar este método, que también es uno de los más utilizados. Rasgos faciales. Es conocido por ser no intrusivo y uno de los métodos con mayor potencial de crecimiento; su rastreo puede ser aplicado a distancia con el uso de cámaras especiales de video. Es muy utilizado en controles de acceso, reconocimiento criminológico, y recientemente en dispositivos como marketing digital, videojuegos y televisión interactiva.

Relacionadas

Comentarios