A Fondo

Sí, somos responsables del caos en vientos y temperatura

En unas horas, México registró extremas variaciones de temperatura y condiciones climáticas. ¿Hasta dónde llega la culpa de las actividades del hombre?

11-03-2016, 3:22:03 PM
Darinka Rodríguez

Los fuertes vientos que provocaron rachas de hasta 80 kilómetros por hora en la Ciudad de México y otras poblaciones del país en los últimos días no son un evento fortuito.

De acuerdo con especialistas, si bien este tipo de fenómenos son impredecibles y no son atribuibles a la actividad humana de manera directa, el fenómeno del cambio climático en su conjunto sí achaca responsabilidades a la devastación ambiental provocada por las actividades económicas de la población mundial. 

David Adams, investigador del Centro de Ciencias de la Atmósfera (CCA) de la UNAM explicó en entrevista con Alto Nivel que la tormenta invernal registrada en los últimos días no se puede imputar directamente a la actividad del hombre, pero los fenómenos de largo plazo como el calentamiento global y el derretimiento de los polos sí son achacables a las actividades que derivan en contaminación.

“El calentamiento global es un hecho medible que sí se puede atribuir a las acciones del ser humano y la ciencia lo ha comprobado, pero no sabemos exactamente cómo va a reaccionar los eventos meteorológicos y climáticos, sin embargo no hay duda en que nuestras acciones están afectando el clima”, expresó.

Según los escenarios de cambio climático para el país, la Ciudad de México podría incrementar su temperatura en los próximos años.

“En términos generales los fenómenos extraordinarios como el que acabamos de vivir tienen una relación con el cambio climático por las diferencias en la temperatura promedio a nivel mundial, uno de los resultados es el aumento en la frecuencia e intensidad de fenómenos atípicos así como la variabilidad y la poca predictibilidad”, indicó Vanessa Pérez, coordinadora del Instituto de Investigaciones de Desarrollo Sustentable y Equidad Social de la Universidad Iberoamericana en entrevista.

José Clemente Rueda, secretario técnico del Programa de Investigación en Cambio Climático (PICC) de la UNAM señala en un reporte que la temperatura media en la capital del país es de 22 grados centígrados, sin embargo esta aumentará un grado en los próximos 15 años, mientras que para 2050 serán dos grados más.

Te recomendamos leer: ¿Quién paga si le cayó un árbol a mi auto o casa?

Cambio climático, un problema que se agrava

El dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera registró un aumento récord  en 2015 con un crecimiento de 3,05 partes por millón (ppm) de acuerdo con lo dado a conocer por la Agencia Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), el cual ha sido el mayor incremento en 56 años de medición y que ha fortalecido fenómenos como el de “El niño”.

“El fenómeno de El Niño ocurre a nivel global como una oscilación que ocurre entre dos y siete años aumentando la temperatura, sin embargo nuestra producción de carbono en la atmósfera puede aumentar la frecuencia y la severidad de este fenómeno, lo vimos en noviembre pasado con la presencia del huracán ‘Patricia’”, expuso Adams. 

De acuerdo con la NOAA, el último año que había registrado aumentos considerables en el CO2 fue 1998, temporada atípica de ciclones atribuida también al fenómeno de El Niño. En enero y febrero de 2016 la concentración mensual media de CO2 en el planeta superó el umbral simbólico de 400 ppm, lo cual se considera alarmante. 

¿Qué pasará con un aumento de 2°C?

Según la Red de Soluciones de Desarrollo Sostenible para las Naciones Unidas (SDSN, por sus siglas en inglés), un aumento de dos grados centígrados en cualquier parte del mundo implicaría graves consecuencias para los ecosistemas.

En la pasada Conferencia de Cambio Climático (COP 21) realizada en París a finales del año pasado se estableció que los países miembro deberán tomar medidas para que el aumento en la temperatura no sea mayor a los dos grados centígrados.

De acuerdo con Pérez, en el último siglo se ha presentado un aumento de la temperatura de 0.8 grados centígrados, pero los efectos de que aumente, por ejemplo, 1.5 grados centígrados afectarían a los corales marinos responsables de mitigar el impacto de los huracanes en las costas y disminuiría 10 por ciento la productividad agrícola de México

“Debemos ser mucho mas conscientes nuestra corresponsabilidad en temas de cambio climático, pues no son sólo las acciones que lleva a cabo el gobierno, sino lo que cada individuo hace, como el uso del auto a diario y la manera en que consume electricidad”, expresó.

Relacionadas

Comentarios