A Fondo

Televisa y América Móvil, los dominantes que nadie vence

¿Qué tan efectivas han sido las medidas de la Reforma en Telecomunicaciones, a dos años de aprobada? ¿Qué tanto ha contribuido este cambio legal en la competencia en el sector y en la mejora del servicio y los precios? Aquí te platicamos.

10-03-2016, 6:44:45 PM
Televisa y América Móvil, los dominantes que nadie vence
Darinka Rodríguez

A dos años de aprobada la reforma al sector de telecomunicaciones, se han dado algunas bajas en tarifas de algunos servicios y han entrado nuevos competidores, pero lo único cierto es que los jugadores dominantes, América Móvil de Carlos Slim y Televisa de Emilio Azcárraga Jean, siguen consolidando la mayor parte del mercado e imponiendo sus reglas al resto de los jugadores.

La historia empezó el 6 de marzo de 2014, cuando América Móvil y Grupo Televisa fueron declarados Agentes Económicos Preponderantes (AEP) en telecomunicaciones y radiodifusión, respectivamente, por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), derivado de la reforma en el sector, aprobada en 2014.

A raíz de eso, a ambos grupos empresariales se les aplicaron un conjunto de 188 medidas asimétricas con el fin de fomentar la competencia en ambos mercados y disminuir su participación de mercado, dado que la preponderancia se determina cuando una empresa controla más del 50 por ciento del sector.

‘Dominar’ a los dominantes

América Móvil (AMX), propiedad de Carlos Slim, tuvo que tomar cartas en el asunto para cumplir las reglas. Entre las medidas más importantes se encuentran: tarifas de interconexión cero con sus competidores, eliminación de roaming o larga distancia nacional, la obligación de compartir su infraestructura con los demás operadores y establecimiento de una tarifa máxima para todos los servicios que brinda la empresa (telefonía fija, móvil, banda ancha fija y móvil, entre otros).

Por otro lado, AMX tuvo que escindir algunos de sus activos más importantes, formando una nueva empresa en el sector: Telesites, que opera torres y radiobases de telecomunicaciones y que se separó formalmente de AMX en diciembre pasado.

Caso aparte, a Grupo Televisa se le impusieron términos para la compartición de infraestructura pasiva, la publicación de los términos de venta de publicidad, prohibición para adquirir contenido exclusivo en eventos deportivos y otros relevantes, además de la obligación de ofrecer sus contenidos a operadores de manera gratuita, conocido como ‘must carry, must offer’, entre otros. 

¿Qué ha pasado en dos años?

De acuerdo con datos de la consultora The Competitive Intelligence Unit (CIU), en dos años la situación real de competencia en el sector ha variado apenas nada.

Del segundo trimestre de 2014 al cierre de 2015, la participación de AMX en telefonía móvil ha disminuido 2.2 puntos porcentuales al pasar de 69.3 a 68.4 por ciento de concentración de mercado. En materia de líneas fijas, tuvo una disminución de 3.3 puntos porcentuales desde el momento en que fue declarado AEP.

Ernesto Piedras, director general de la firma de análisis, explica que la baja de precio en telecomunicaciones, penetración de smartphones y crecimiento en líneas son efectos de mercado, pues AT&T entró con una agresiva oferta que provocó que los demás operadores siguieran este ritmo comercial.

“Es preocupante que la baja de 2.2 puntos porcentuales se ha dado en dos años. En el mundo, abandonar la dominancia fue un proceso de siete a nueve años, y aquí, a este ritmo, nos puede tomar entre 22 y 42 años”, critica.

Pero Miguel Flores Bernés, abogado experto en competencia económica y excomisionado de la Comisión de Competencia Económica, opina diferente. Asegura que las medidas de preponderancia han sido efectivas, más en el terreno de telecomunicaciones que en el de radiodifusión.

“Sí ha habido cambios importantes en reducción de tarifas; esperaríamos que hubiera más competencia, sin duda, pero que haya nuevos jugadores como AT&T y proyectos como la Red Compartida hablan de que sí han funcionado”, dice en entrevista.

El pasado 3 de marzo, el IFT dio a conocer los resultados en la banda AWS (Advanced Wireless Services), usada para proporcionar servicios 4G. De acuerdo con The CIU, los resultados de esta licitación se identifican como una reconcentración en tenencia espectral, pues Telcel pasó de tener 30 por ciento del recurso para dar este servicio a 41 por ciento, mientras que Movistar pasó de tener 25 a 30 por ciento y AT&T de 44 a 38 por ciento.

“El IFT tuvo que hacer un análisis de espectro, sobre todo en función de los usuarios que se tiene; sin espectro es muy difícil que puedas atender a los usuarios y no se le puede negar espectro porque iría en contra de los usuarios que son la mayoría en este país todavía”, explica Flores Bernés.

En el caso de la subasta de espectro, precisa Salomón Padilla, abogado experto en telecomunicaciones, se entiende que Telcel se haya quedado con la mayor parte del recurso debido a que Movistar no participó en esta licitación. “Telcel, en este caso, aparece como el malo de la película, pero sigue teniendo muchos usuarios y uno de los operadores ni siquiera participó en la licitación.”

Televisa, con más posibilidades de reducir preponderancia

En tanto, Grupo Televisa ha perdido 2.8 puntos porcentuales en la participación de audiencia de televisión radiodifundida al pasar de 55.9 a 53.1 por ciento de participación desde que le fue impuesta la preponderancia a finales de 2015.

La entrada al mercado de la tercera cadena de televisión abierta, a cargo de Grupo Imagen Multimedia de Olegario Vázquez Aldir, podría bajar su nivel de preponderancia al ser un mercado con menos participantes y por la eventual llegada de una cuarta cadena que se licitará este año.

No obstante, de acuerdo con Flores Bernés, el retraso en su llegada y el hecho de que Grupo Televisa haya adquirido varias cadenas de televisión por cable no han disminuido sus niveles de preponderancia.

“En el caso de radiodifusión, no vemos ningún participante entrando, sino que vemos que Televisa ejerce su poder de mercado en televisión restringida sin ninguna competencia fuerte; veo más débil el avance de la reforma en radiodifusión”, expresa.

El especialista sintetiza cuál es el mayor reto así: “Tenemos diez años viendo cómo controlar a Televisa y a América Móvil con medidas pero no se ha visto cómo hacer crecer al resto de los operadores, eso es algo que falta.”

Relacionadas

Comentarios