A Fondo

Las ‘espectaculares’ anomalías de la publicidad exterior

La publicidad en las calles es un gran negocio para los gobiernos, sin embargo, al menos 20 espectaculares se desploman al año en la CDMX y el Edomex por irregularidades en su instalación.

10-03-2016, 9:39:01 AM
Las ‘espectaculares’ anomalías de la publicidad exterior
Darinka Rodríguez

Los anuncios espectaculares colocados de manera irregular en los espacios urbanos de la Ciudad de México ‘caen’ pesados a las autoridades capitalinas, que no han tenido un control sobre su colocación y se convierten en un peligro potencial para la ciudadanía.

Aún cuando el 20 de agosto de 2010 se publicó en la Gaceta Oficial del Distrito Federal la Ley de Publicidad Exterior, especialistas calculan que 60 por ciento de los 12,152 anuncios instalados en la Ciudad de México al día de hoy son irregulares o no cumplen con lo estipulado en la ley.

Pero este no es un problema único de la capital, en donde este miércoles cayeron ocho espectaculares y cinco lonas a causa dde los fuertes vientos. También en Toluca y Metepec cayeron tres espectaculares provocando al menos cinco lesionados.

Al respecto, Jorge Carlos Negrete, presidente de la Fundación por el Rescate y Recuperación del Paisaje Urbano (FRRPU) indicó que en la CDMX y en la zona metropolitana se desploman por lo menos 20 anuncios espectaculares al año debido a las rachas de viento y a que su instalación no es adecuada.

“Los techos de los inmuebles, por ejemplo, no están hechos para soportar una estructura de esa naturaleza que puede pesar entre 5 y 20 toneladas y que cuando suceden este tipo de tormentas se convierten en una vela que tiene una tensión que termina cayendo”, expuso en entrevista con Alto Nivel.

El negocio de la publicidad exterior

De acuerdo con el estudio “Publicidad exterior en entornos urbanos” presentado en semanas pasadas en Puebla, la industria de la publicidad en general en nuestro país aportó a la economía cerca del 0.7 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) y mantiene inversiones estimadas de 5 mil millones de pesos anuales.

Para el caso de la publicidad exterior que comprende anuncios espectaculares, vallas e inmobiliario urbano como parabuses, la industria crece en promedio 10 por ciento al año en comparación con otras formas de publicidad que crecen entre 3 y 5 por ciento impulsada por la instalación de anuncios luminosos, además de otras tecnologías.

La semana pasada, Miguel Ángel Mancera, Jefe de Gobierno capitalino solicitó a Dhyana Quintanar Solares, separarse del cargo como titular de la Autoridad del Espacio Público (AEP), uno de los organismos encargados de emitir permisos para este tipo de publicidad por escándalos de audios dados a conocer por Reporte Índigo donde Quintanar se veía expuesta en actos de presunta corrupción que incluía también contratos con empresas de publicidad.

Quiénes son los responsables

En la Ciudad de México la autoridad encargada de dar los permisos de instalación es la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) para vías de comunicación primarias y para las secundarias corresponde a las delegaciones políticas. Su posterior revisión, una vez colocados cae en manos del Instituto de Verificación Administrativa (Invea).

En el caso del Estado de México, corresponde a la Junta de Gobierno del Estado y a las autoridades de Protección Civil de cada municipio para expedir los permisos. Cada cabildo expide sus propios reglamentos para la colocación de anuncios espectaculares, los cuales no son consistentes en peso.

“La diferencia es que nosotros en la Ciudad de México tenemos una normativa y en el EdoMex no hay una uniformidad y estándares para determinar de qué tamaño son los anuncios; pueden hacer lo que quieran de acuerdo con los intereses que tienen en su momento”, expuso Negrete.

En el municipio de Guadalajara se aprobó a partir de este año el Reglamento para Anuncios Publicitarios, y en diversos municipios del país los permisos se obtienen a razón de normativas heterogéneas, ya que en algunos casos basta que haya una distancia de 150 metros entre uno y otro anuncio, lo que aumenta su nivel de riesgo.

Negrete explicó que en el caso de responsabilidad civil, la encargada de resarcir los daños es de la empresa que colocó el anuncio y en otro tipo de responsabilidades dependerá de la junta de gobierno o del municipio esclarecer por qué no hizo la revisión de los puntos de protección civil que se deben cuidar para saber si la estructura es riesgo.

Tan sólo este martes, el Invea en la Ciudad de México retiró cinco anuncios espectaculares que estaban fuera del padrón de la Seduvi, por lo que la autoridad impondrá a los dueños de los domicilios, publicistas e incluso a los anunciantes una multa de mil 500 unidades de cuenta (107 mil 520 pesos) además del costo derivado del retiro del anuncio.

José Luis Valle Cosio, director general del Invea destacó que dentro del programa de Armonización Urbana que inició en 2015 el Personal Especializado en Funciones de Verificación Administrativa ha ejecutado 3 mil 401 acciones, de ellas, mil 890 elementos propagandísticos fueron retirados y otros mil 511 suspendidos.

Entre algunas de las normas que deben cumplir los espectaculares son las medidas (12.90 por 7.20 como máximo) y la distancia entre uno y otro, que debe ser mayor a 250 metros, además de que deben contar con un soporte desde el suelo, es decir, no ser instalados en azoteas.

Relacionadas

Comentarios