'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Turismo de experiencias: Así cambió Airbnb los viajes

La empresa está en más de 190 países en el mundo y su receta para cambiar el turismo es hacer sentir al viajero como si tuviera un hogar en cada país.

10-03-2016, 8:27:16 AM
Turismo de experiencias: Así cambió Airbnb los viajes
Alejandro Medina González

Hace 10 años, Joe Gebbia y Brian Chesky, dos grandes amigos, estaban terminando la universidad, ambos se recibían finalmente como diseñadores gráficos en la Rhode Island School of Design y había llegado el momento de la pregunta: ¿Qué debían hacer ahora con sus vidas?

La respuesta fue para Joe siempre la misma, crear una empresa, ¿cuándo? No tenía idea, ¿cómo? Tampoco lo sabía, sin embargo, tenía claro que en algún momento la oportunidad llegaría. Un año después, en 2007, finalmente el momento se presentó. 

Luego de batallar para conseguir el dinero de la renta del departamento que compartían en San Francisco, California, tuvieron una idea: ¿Y si rentamos el espacio extra que tenemos en casa a los turistas?

Fue así como llegaron hasta su apartamento Michael, Kat y Amol, las primeras personas del mundo en conseguir alojamiento con apoyo de Airbnb, compañía que en un inicio recibió el nombre de Airbed & Breakfast, y que hoy está valuada, de acuerdo con la firma PrivCo, en al menos 25 mil millones de dólares (mdd).

Disrupción turística

¿Cómo fue que Joe, Brian y Nathan Clecharczyk, quien se les unión después, pudieron crear una compañía de tal magnitud? A través de una estrategia de negocio basada en economía colaborativa (sharing economy) y una disrupción a la manera en que la gente estaba acostumbrada a viajar.

Una sirvió para dar pie a la otra. Por un lado el modelo de sharing economy permitió a la empresa expandirse y crear una comunidad de alojamiento grande con apoyo de las personas que abrieron las puertas de sus casas y, por el otro, crearon una nueva categoría: El turismo de experiencias.

¿En qué consiste esto? En esencia, explica Stephanie Ruiz, Directora de Comunicaciones para América Latina de Airbnb, en permitir que las personas dejen de sentirse como extraños a la hora de hospedarse en un hotel y pasen a tener la oportunidad de experimentar la forma de vida de la ciudad en la que se encuentran al vivir como sus habitantes.

“Nosotros no vemos a Airbnb como una compañía que únicamente da hospedajes, sino como una comunidad que permite a las personas tener viajes más personales y únicos, ya no sólo es que lleguen al típico cuarto de hotel, sino que sientan el calor de un hogar y, en muchos casos, interactúen también con las personas”, explica en entrevista con Alto Nivel.

La fórmula les ha funcionado. A ocho años de distancia de haber abierto sus puertas, la compañía que cuenta en su plataforma con espacios de alojamiento en 34 mil ciudades de 191 países, ha logrado mover bajo esta nueva tendencia turística a 70 millones de viajeros de todo el mundo.

Pero la compañía no ha buscado ganarse únicamente a los vacacionistas, sino también a directivos, ejecutivos y empresarios, que actualmente son un 10% del total de sus huéspedes. Actualmente, el promedio de noches que permanece la gente alojada con Airbnb es de 4.1 y el destino más popular del mundo es París, Francia.

También te puede interesar: Uber y las 4 startups mejor valuadas

México y América Latina

De acuerdo con Stephanie Ruiz, para Airbnb la región de América Latina tiene un papel clave, debido a que sus habitantes han elevado su gusto por viajar.

Actualmente, los tres mercados más importantes en la región son Brasil, México y Argentina, en donde Airbnb enfoca todas sus capacidades para asentar mejor su negocio. La ejecutiva también señala que a futuro vislumbran oportunidades de crecimiento en Chile, Colombia y Perú.

En el caso en particular de nuestro país, la compañía con sede en San Francisco revela que en el último año registró un crecimiento de un 125% en el volumen de alojamientos disponibles en su plataforma, los cuales ya suman más de 27 mil, siendo ligeramente más las mujeres (51%) que rentan sus propiedades y espacios para obtener mayores ingresos.

Ruiz no otorga cifras exactas acerca del número de usuarios mexicanos que usan los servicios de Airbnb, sin embargo, señala que entre 2014 y 2015 incrementaron en México en un 188%.

“México es un mercado muy importante para Airbnb por dos factores: Primero porque a nivel mundial está de muy de moda y, en segundo lugar, porque queremos aprovechar el gran movimiento de viajeros que existe entre el país y Estados Unidos, las aerolíneas cada vez están abriendo más rutas y nosotros necesitamos beneficiarnos de esto”, expone.

Tres ciudades mexicanas se encuentran dentro del Top 10 de destinos que Airbnb tiene en Latinoamérica: Playa del Carmen (4to lugar), Ciudad de México (6to) y Puerto Vallarta (8vo).

Retos y prevención de… ¿polémicas?

En el caso de México, Stephanie Ruiz señala que la prioridad que mantienen actualmente pasa por impulsar no sólo el uso de Airbnb con viajeros extranjeros, sino también con los turistas locales, esto debido al valor que el mexicano le da a vacacionar dentro de su propio territorio.

“Queremos ser una referencia en el mercado doméstico, le estamos poniendo mucha atención queremos que cada vez más mexicanos usen a la comunidad dentro de su país”, comenta.

Por otro lado, su foco también estará en establecer conversaciones con el gobierno local para tocar el tema la regulación de su servicio, tal y como ya lo han hecho en otros países como Reino Unido, Italia (Milán), Estados Unidos (San Francisco, San José, Washington y Chicago), Holanda (Amsterdam), Alemania y España (Cataluña).

“Estamos trabajando para impulsar marcos regulatorios en todos nuestros mercados, vamos a platicar con los gobiernos locales y a demostrar que Airbnb es una compañía legítima que puede dar un impacto económico importante a las comunidades”, dice.

La compañía busca evitar que se generen problemáticas como las que anteriormente ya ha tenido en ciudades como San Francisco, en la que hoy ya está regulada, y Nueva York, ambas zonas en las que su servicio fue cuestionado por razones de legalidad.

Cabe señalar que a la par de Airbnb, Uber, compañía con un modelo de negocios también basado en la economía colaborativa, también ha enfrentado a nivel global problemas de la misma índole.

“Nosotros vemos al sharing economy como una oportunidad para impulsar el crecimiento de micro emprendedores, quienes ahora pueden tener una fuerte de ingresos fija con Airbnb para vivir y trabajar también en crear las cosas que más les motiven”, finaliza.

Relacionadas

Comentarios