HistoriasNegocios

La pesadilla de las emisiones de Volkswagen no termina

Alemania amplió su investigación a 17 empleados por el escándalo de emisiones de diésel. Matthias Müller dijo que el escándalo mantendrá ocupado a VW “durante mucho tiempo”.

08-03-2016, 8:43:31 AM
La pesadilla de las emisiones de Volkswagen no termina
Reuters

Los fiscales alemanes han ampliado su investigación por el escándalo de emisiones diésel de Volkswagen y están investigando ahora a 17 empleados, desde los seis inicialmente, dijo el martes el fiscal Klaus Ziehe.

“Esto es parte de la investigación de diésel, el número de sospechosos ha aumentado, aunque ninguno es del Consejo de Administración”, dijo Ziehe en Braunschweig, cerca de la sede de VW en Wolfsburgo.

El presidente ejecutivo de Volkswagen, Matthias Müller, dijo el martes a los empleados reunidos en Wolfsburgo que el escándalo de emisiones infligirá daños “sustanciales y dolorosos” a la imagen financiera del fabricante de automóviles.

El escándalo mantendrá ocupado a VW “durante mucho tiempo” dijo el CEO, agregando que el fabricante no había tratado de ocultar mala praxis.

También puedes leer:  Volkswagen, crónica de un escándalo histórico

El segundo mayor accionista de Volkswagen espera que aparezcan más “malas noticias” del escándalo de las pruebas de emisiones después de que el fabricante de automóviles admitió en septiembre la manipulación de las pruebas de contaminación en Estados Unidos.

Cabe recordar que todo comenzo en septiembre de 2015 cuando se dio a conocer que habían cerca de 11 millones de vehículos que no cumplían con las normas de emisiones, debido a que su motor de diésel no respetaba los parámetros y la marca decidió usar un software con el que se engañaba a los detectores de emisiones.

En ese momento, las acciones de Volkswagen se desplomaban cerca de un 20 por ciento y empezaron anunciarse investigaciones en muchos de los países en los cuales la marca ensamblaba y vendía sus automóviles, dentro de los cuales también se encontraba México.

Tal fue la magnitud del escándalo que Martin Winterkorn, director general de la empresa, presentó su renuncia.

“Probablemente este año nos enfrentemos de vez en cuando a noticias desagradables relacionadas con el escándalo del diésel”, dijo Stephan Weil, el primer ministro de Baja Sajonia, en la reunión a la que asistieron miles de trabajadores.

Weil agregó que la marca debería ser capaz de lidiar con las consecuencias de la manipulación.

“El daño no será pequeño, eso es todo lo que se puede decir hoy, pero por suerte Volkswagen tiene un fondo económico fuerte”, dijo.

Baja Sajonia, que posee un 20 por ciento de las acciones comunes de VW, no tiene motivos para alterar su compromiso con el fabricante de automóviles, dijo Weil.

Relacionadas

Comentarios