'; Alto Nivel
ActualidadHistorias

Policía detiene a Lula da Silva en redada anticorrupción

La policía de Brasil dice tener pruebas de que Lula recibió beneficios ilícitos de un esquema de soborno de la petrolera estatal Petrobras.

04-03-2016, 9:07:59 AM
Policía detiene a Lula da Silva en redada anticorrupción
Reuters

La Policía Federal de Brasil detuvo al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva para interrogarlo el viernes en una operación contra la corrupción y lavado de dinero, y dijo que ganancias ilegales habían financiado campañas y gastos del gobernante Partido de los Trabajadores.

La policía reveló en un comunicado que tenía pruebas de que Lula recibió beneficios ilícitos de un esquema de soborno de la petrolera estatal Petroleo Brasileiro SA (Petrobras) en la forma de pagos y bienes raíces de lujo. 

“El ex presidente Lula, además de ser el líder del partido, fue el responsable final de la decisión sobre quiénes serían los directores de Petrobras y fue uno de los principales beneficiarios de estos delitos”, dijo la policía en el comunicado.

“Hay evidencia de que los delitos lo enriquecieron y financió campañas electorales y al tesoro de su grupo político”, agregó.

La Policía dijo que, en la última fase de la investigación sobre la operación conocida como “Lavado de Autos”, ejecutó 33 órdenes de allanamiento y 11 de detención en distintas ciudades, entre la que se incluyeron dos en Sao Bernardo do Campo, donde vive Lula. Unos 200 policías y 30 auditores de la oficina de impuestos federales participaron en la operación del viernes.

La fundación de Lula dijo en un comunicado el jueves que el expresidente nunca había cometido algún acto ilegal antes, durante o después de su período presidencial.

Su detención podría ser el mayor evento hasta ahora en una investigación sobre presunta corrupción en Petrobras, que ha involucrado a legisladores y a algunos de los más poderosos ejecutivos de negocios de Brasil.

Lula gobernó Brasil desde el 2003 hasta el 2010, cuando los fiscales alegan que ocurrieron la mayoría de los chanchullos. Su detención podría afectar la reputación del líder más querido en la historia moderna de Brasil y amenaza al Gobierno de su protegida y sucesora, Dilma Rousseff.

La mandataria también ha negado reiteradamente las acusaciones.

La prensa brasileña reportó el jueves que el senador del partido gobernante Delcidio Amaral, un importante aliado legislativo de Rousseff antes de ser arrestado en noviembre, supuestamente vinculó a la presidenta y a Lula en el escándalo que envuelve a Petrobras.

Lula se dice indignado y promete movilización

El expresidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva se declaró hoy “indignado”, “ofendido” y “ultrajado” por la acción policial y del Ministerio Público y prometió recorrer todo el país para defender su figura y su herencia política.

“Me sentí prisionero desde esta mañana”, dijo Lula, vestido de negro, en rueda de prensa en la sede nacional del Partido de los Trabajadores (PT) en Sao Paulo celebrada pocas horas después de declarar ante la policía por su presunta implicación en la trama de corrupción alrededor de Petrobras.

“Estoy indignado con este proceso”, señaló el exmandatario, que se dijo, junto a su familia y estrechos colaboradores, “víctima de un espectáculo mediático”.

“No hay explicación de por qué han ido detrás de mis hijos, si no es el hecho de que sean mis hijos. Hoy en este país ser amigo de Lula parece que es algo peligroso”, indicó.

“Hay que criminalizar al PT o a Lula, porque puede querer continuar en el gobierno”, aseveró Lula, en una intervención en la que se podían oír de fondo los gritos a favor del exmandatario.

Visiblemente irritado, Lula advirtió que “no va a bajar la cabeza con este proceso”, y anunció que iniciará una movilización a nivel nacional para defender el legado de su mandato y su inocencia.

“A partir de la semana que viene quien quiera que me invite, porque estoy dispuesto a recorrer este país”, aseguró, antes de criticar a algunos sectores de la prensa, a la fiscalía y al juez Sergio Moro, quien dirige las investigaciones de la Operación Lava Jato (Operación Limpieza) sobre la corrupción en la petrolera estatal Petrobras.

“Moro no necesitaba enviar a la policía a mi casa. Antes de él yo ya era demócrata y hacía las cosas correctas en este país”, señaló.

“Nunca rechazaría ir a prestar declaración. Sólo había que comunicármelo. Prefirieron usar la arrogancia y la prepotencia. Hacer un ‘show de pirotecnia’”, criticó.

En su discurso, utilizó en varias ocasiones referencias a los logros de su presidencia y a sus orígenes humildes. 

“Creo que yo merezco algo más de respeto en este país. Escapé de morir de hambre antes de los cinco años. En la zona donde yo nací que eso pasara era un milagro”, dijo, antes de aseverar que fue el “mejor presidente” de Brasil.

“Demostré que el pueblo humilde de este país puede ir con la cabeza alta y comer carne de primera”, aseguró.

Relacionadas

Comentarios