'; Alto Nivel
A Fondo

Qué fortaleció a Donald Trump en las elecciones

El empresario comenzó su carrera como aspirante con un 4.6% de las preferencias; hoy tiene el 35% y va en aumento, ¿qué ocurrió para ganar seguidores?

02-03-2016, 2:56:16 PM
Qué fortaleció a Donald Trump en las elecciones
Santiago Betancourt

Ha criticado a los mexicanos, a las mujeres, al veterano senador John McCain; se ha burlado y agredido a los periodistas, evitó condenar al Ku Kux Klan e incluso dijo que podía pararse en la Quinta Avenida y dispararle a alguien y no perder un solo voto. En un ambiente tradicional, todos esos comentarios hubieran terminado con su campaña, pero Donald Trump no es un candidato ordinario y esta elección no tiene nada de tradicional.

Una semana después de anunciar su candidatura, el 16 de junio del 2015, Donald Trump contaba apenas 4.6% de la preferencia entre los Republicanos. En ese entonces, Jeb Bush, hermano e hijo de dos expresidentes apuntaba a ser el candidato único en el partido. Menos de un año después, Bush dejó la candidatura y Trump ganó 7 de 12 estados en el Supermartes.

Existe una palabra que explica el triunfo de Trump, autoritarismo, explica Matthew MacWilliams, Doctorando por la Universidad de Massachussets y estratega político. “La fuerza electoral de Trump –y su estancia en el poder- han sido impulsadas, sobre todo, por estadounidenses con inclinaciones autoritarias […] y es muy posible que sus seguidores sigan aumentando”, escribe en el sitio Politico

El apoyo de Trump viene de los republicanos enojados con los políticos “de siempre” establecidos en Washington D.C. Por esa razón, ninguno de ellos lo ha apoyado. El crecimiento de la popularidad del empresario de bienes raíces y ex estrella de televisión no se ha detenido, como muchos analistas esperaban, y cada día toma más fuerza.

Tardó un mes en superar a Bush en las encuestas, el 20 de julio de acuerdo a Real Clear Politics, y actualmente, su aprobación supera el 35%. Su contrincante más cercano, Ted Cruz, está 20 puntos por debajo de él.

En este Supermartes, Donald ganó más de 200 delegados, lo que deja su conteo en 316 de los 1,237 que necesita para convertirse en candidato presidencial. Ted Cruz, quien ganó en Texas y Oklahoma lo sigue con 226 y Marco Rubio, quien solamente se llevó Minessota, con 106. Con esta ventaja, y con el favoritismo del que goza en las encuestas de los próximos estados en votar, incluyendo en el estado natal de Rubio, Florida, sería muy difícil que alguien le arrebatara la nominación al empresario.

Incluso Hillary Clinton, quien este Supermartes superó por un margen de más 150 delegados a Bernie Sanders, está consciente de que el contrincante será Trump y en su discurso tras su triunfo se refirió a Donald y a la misión de su campaña. “Estados Unidos nunca ha dejado de ser grandioso. Nuestra misión es hacer un Estados Unidos completo”.

Bernie terminó el Supermartes con 408 delegados y Hillary con 1,034, así, Clinton ya tiene el 43% de los delegados necesarios para convertirse en candidata. 

Tras su triunfo el martes, Donald Trump incluso amenzó al Presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, uno principales representantes del partido actualmente y de la clase política en Washington. “No lo conozco bien, pero estoy seguro que me llevaré muy bien con él. Y si no es así, tendrá que pagar un precio alto”. Ryan fue candidato a la vicepresidencia en 2012.

¿Pero puede llegar Trump a la Casa Blanca? Una nueva encuesta de CNN/ORC publicada en el Supermartes indica que no. 52% de los americanos eligirían a Clinton vs 44% a Trump. Un triunfo demócrata que se ha mantenido desde octubre de 2015, pero donde la brecha entre ambos candidatos se ha ampliado de manera favorable para la exprimera dama. La diferencia en enero era 48% Hillary vs 47% Donald.

El estudio de MacWilliams apunta que después del autoritarismo, el segundo indicador entre los seguidores de Trump es el miedo al terrorismo, por encima de datos como edad, género, ingresos e ideología. El votante Trump está en contra del sistema y la clase política conservadora, por eso su candidato puede romper todas las reglas, amenazar y criticar abiertamente sin perder un solo voto. Sin embargo, estos electores representan 37% de los republicanos registrados, aún es una minoría versus los votantes que llegarán a las urnas en noviembre.

Relacionadas

Comentarios