HistoriasProtagonistas

Ted Cruz, el ‘outsider’ de los conservadores en EU

Nació en Canadá; es hijo de padre cubano y madre estadounidense, y tiene duras posiciones sobre la inmigración, los matrimonios del mismo sexo y la religión.

27-02-2016, 11:14:29 PM
Ted Cruz, el ‘outsider’ de los conservadores en EU
William Turner M.

Rafael Edward Cruz, que prefiere el nombre de Ted, nació en Canadá, pero él asegura que su vida está en territorio estadounidense.

Ted Cruz es un político conservador, cuyo apoyo del Partido Republicano va y viene. Tiene duras posiciones sobre la inmigración, los matrimonios del mismo sexo y sobre la religión. Lo anterior hace difícil pensar en que es hijo de un excombatiente que defendió la revolución de Fidel Castro en Cuba.

¿Quién es este político que, aunque es poco conocido fuera de su país, tiene preocupado a su propio partido?

Raíces latino-americano-canadienses

Hijo de padre cubano y madre estadounidense, Cruz nació en Calgary, Canadá.

Su padre, Rafael Cruz, había sido partidario de la causa de Fidel Castro durante su juventud, pero fue detenido durante el régimen de Fulgencio Batista. Luego de ser torturado y permanecer un tiempo en prisión, logró salir y se refugió en Estados Unidos. Estudio en la Universidad de Texas, en Austin, y comenzó a formar una carrera en la industria energética, que lo llevó a Canadá.

Luego de una breve separación matrimonial, los padres de Ted se reconciliaron y se mudaron a Texas cuando apenas tenía tres años.

Ted resultó ser un orador nato, lo que lo llevó a unirse a un grupo para jóvenes que formó el Free Enterprise Institute (que en español sería algo como: Instituto de la Iniciativa Privada), y que se dedica a “formar líderes conservadores y a enaltecer los valores de Estados Unidos y la civilización occidental”, según el propio instituto.

Pero Cruz también comenzó a interesarse por la religión, algo natural luego de crecer en el estado con mayor número de iglesias per cápita en Estados Unidos, y que tiene en su territorio la iglesia más grande de su país.

Luego entró a estudiar Leyes en la Universidad de Princeton, donde terminó de formar su ideología conservadora y en donde su talento para debatir le merecieron algunos reconocimientos. Su siguiente casa de estudios fue Harvard, donde su profesor Alan Dershowitz dijo que era un “alumno descomunalmente brillante”.

Carrera política

Ted Cruz tuvo su primer roce con la política en 1999, cuando tuvo oportunidad de ser el asesor político en la campaña presidencial de George W. Bush. Y también actuó en defensa del entonces candidato por el recuento de los votos en el estado de Florida. Bush ganó la elección.

Desde entonces ha ocupado cargos dentro de la administración pública. Entre los más destacados de su carrera es estar al frente de la de la Oficina de Planeación Política de la Comisión Federal de Comercio en 2001.

Un par de años después, en 2003, asumió el cargo de Fiscal General de Texas. Representó nueve casos ante la Suprema Corte de Justicia de EU.

En su biografía oficial, Cruz dice haber logrado varias victorias legales para los Estados Unidos. Una de ellas fue en el caso de José Medellín, un ciudadano mexicano que fue condenado a muerte por haber asesinado y violado a dos menores de edad en Texas, pero que denunció fallas en su proceso. Su caso llegó hasta la Corte Internacional de Justicia, pero el fallo no le favoreció y fue ejecutado en 2008.

En 2012 decidió postularse para el Senado con el apoyo del Partido del té, el ala más conservadora del partido en donde milita, respaldado por nombres como Sarah Palin, Ron Paul, Rand Paul, Rick Santorum, entre otros.

En contra de los pronósticos, derrotó a sus contendientes y se convirtió en senador de su estado.

Cruz, el outsider

La llegada de Ted Cruz al Senado de los Estados Unidos puso furioso a más de un militante del Partido Republicano, y es que aprovechó el descontento de la base de afiliados al partido que ven en sus líderes más veteranos una derecha diluida para mostrarse como un político que sí sabe defender los ideales conservadores estadounidenses.

Se ha opuesto públicamente al plan de salud Obamacare, al que intentó boicotear con el Cierre del Gobierno durante 2013 con un discurso que duró 21 horas. También ha dicho que defenderá el derecho de los estadounidenses a portar y usar armas; además, se opone a los matrimonios del mismo sexo y al aborto.

El mismo John McCain, senador republicano y excandidato a la presidencia de Estados Unidos, ha tachado de “loco” a Cruz, y ha remarcado que su visión de la política no es la del Partido Republicano.

Pero esta lejanía de los líderes más antiguos de su partido es lo que parece ganar la confianza de los ciudadanos.

“La élite gobernante tiene la creencia de que el fin de la política es controlar los niveles de poder. Dos precandidatos del Partido Republicano compiten por ser el más anti élite gobernante: Donald Trump, que se apoya en su personalidad y sus declaraciones, y Ted Cruz, que se basa en principios ultra conservadores y una renuencia a ser cooptado por Washington”, dijo Michael Needham a la cadena CNN, quien es el Director Ejecutivo de la organización Heritage Action for America, que se dedica a promover políticas conservadoras.

Para comprobar su apoyo de otros outsiders, Ted subió a Instagram una foto con el cazador Phil Robertson, del reality show Duck Dinasty.

Una agenda conservadora

Ante un grupo de estudiantes de la Liberty University, una institución cristiana del estado de Virginia, Ted Cruz anunció su búsqueda por la candidatura presidencial.

“En vez de un gobierno federal que merma nuestros valores, imaginen un gobierno federal que trabaja para defender la santidad de la vida humana y en enaltecer el sacramento del matrimonio”, dijo Cruz durante su discurso al anunciar sus aspiraciones presidenciales. 

Entre los puntos medulares de su propuesta está también la inmigración ilegal, señalando que la administración del presidente Barack Obama se ha negado a darle solución a este problema.

Cruz aprovechó la detención de su padre en Cuba por apoyar a Castro diciendo que esto “lo ha convertido en un incansable defensor de la libertad, porque su familia sabe lo que es no tenerla”.

Y en la biografía de su sitio web se lee: “Ted, su esposa Heidi y sus dos hijas Caroline y Catherine, así como toda su familia, han sido bendecidos con el Sueño Americano. Su compromiso es que todas las familias tengan esa oportunidad”.

Pero parece que no quiere que sean demasiados los que consigan ese sueño. Su propuesta presidencial promete que “construirá un muro en la frontera que sea efectivo, triplicará la seguridad fronteriza y colocará sistemas biométricos de vigilancia”, todo con el fin de proteger a los trabajadores estadounidenses de los trabajadores ilegales.

Incluso propone detener las visas de empleo, para también frenar la inmigración legal, mientras el desempleo en país “continúe inaceptablemente alto”.

¿Un verdadero americano?

La controversia más reciente con Ted Cruz es si su ascendencia le permite cumplir con los requisitos constitucionales para ser presidente, ya que debe de ser un “estadounidense de nacimiento”. Y la lucha la encabeza el experto en cuestionar nacionalidades: Donald Trump.

En el pasado, Trump promovió una campaña en la que aseguraba que el presidente Obama no había nacido en territorio americano. Sin embargo, su querella no prosperó.

Pero esta vez Cruz tiene una situación mucho más compleja. Ted se ha defendido con el argumento de que su madre, Eleanor Darragh, nació en Delaware, por lo que es hijo de una estadounidense aunque él haya nacido en Canadá y manteniendo por años la doble ciudadanía canadiense, que rechazó en 2014.

Su caso irá a la Corte, en donde se discutirá cuáles son los criterios para ser “estadounidense de nacimiento” y si el precandidato cabe dentro de la definición. Mientras, Cruz quedó detrás de Trump en las primarias de Virginia.

Pero sus antecedentes de lograr su cometido a pesar de tener el viento en contra añaden emoción a la carrera presidencial, y él lo sabe:

Relacionadas

Comentarios