HistoriasProtagonistas

Arne aus den Ruthen, la política en tiempos de Periscope

El funcionario innovó en el ejercicio de gobierno con sus transmisiones en vivo en las que exhibe las faltas de los ciudadanos, ¿es un modelo a seguir o una violación a los derechos humanos?

25-02-2016, 10:31:57 AM
Arne aus den Ruthen, la política en tiempos de Periscope
Alejandro Medina González

Desde su origen, Periscope tuvo un propósito de denuncia. Cuando el joven estadounidense Kayvon Beykpour tuvo la primera visión de Periscope en 2013, lo hizo pensando en la falta de información que había sobre las manifestaciones de miles de personas que ocurrían en Turquía.

Para Beykpour, Periscope es un medio que puede construir la verdad y la empatía. Y es que, si puedes ver lo que sucede en algún lugar a través de los ojos de una persona de una manera cruda, sin filtros ni restricciones, eso que ves es verdad.

Esta es la premisa que ha ocupado Arne aus den Ruthen, City Manager de la delegación Miguel Hidalgo, para evidenciar a aquellas personas que incurren en una falta cívica. Con la prueba de la transmisión en vivo ha exhibido a ciudadanos que tiran la basura en la calle, que estacionan mal su automóvil o que le dan un uso incorrecto a las vialidades.

Su historia en Periscope comenzó el 23 de noviembre de 2015, cuando una habitante de la colonia Lomas de Sotelo, en el Distrito Federal, se negó a recoger la basura que había tirado en la calle. El funcionario le pidió en 22 ocasiones que recogiera su basura para evitar una sanción, sin embargo, ella se negó. La escena, vista por miles de personas, se convirtió en un modelo inédito con el que la autoridad delegacional validaba su labor. La veta quedó abierta.

Te recomendamos leer: Guía para convertirte en un ‘héroe ciudadano’ en redes sociales

Con la fuerza de las redes

Arne aus den Ruthen Haag es un político y empresario avicultor de 44 años de edad. Fue delegado de Miguel Hidalgo entre 2000 y 2003 por el Partido Acción Nacional, al que renunció en 2011. La actual delegada, Xóchitl Gálvez, le dio el cargo de City Manager (administrador delegacional), en el que ha tomado entre sus funciones el transmitir sus operativos de ordenamiento vial y urbano a través de Periscope.

Su actividad le ha causado hasta golpes, y ha generado todo tipo de comentarios, desde aquellos que lo apoyan por asumir su papel como autoridad y mostrar el trabajo que hace, hasta otros negativos en los que se cuestiona su labor, además de que se le acusa de trasgredir los derechos humanos de las personas que exhibe en sus transmisiones en tiempo real.

“Yo estoy 100% convencido del poder que tienen las redes sociales, de su fuerza de inmediatez y de la cercanía que dan a los gobernantes para entrar en contacto con la ciudadanía, y en el caso de Periscope pues me parece que es la mejor herramienta que existe hoy para transparentar a la sociedad las cosas que hacemos”, explica en entrevista con Alto Nivel.

Asegura que las nuevas tecnologías deben de ser aprovechadas por los gobernantes, no sólo para impulsar su imagen, sino para detallar a las personas qué es lo que están haciendo a cada momento del día y cómo sus acciones pueden ayudar a mejorar su calidad de vida.

“Con apoyo de las redes sociales los gobiernos deben de convertirse en cajas de cristal totalmente transparentes, en las que la gente pueda ver qué es lo que están haciendo sus empleados, no debemos olvidarnos de lo que somos, ellos necesitan saber cómo se conducen, cómo llevan acabo sus operativos, cómo gastan el dinero y más, ese es el reto de los gobiernos ahora, ya no podemos seguir viviendo en la opacidad”, señala el City Manager de la delegación.

“Las redes son espacios de denuncia y debate, y es natural que se cuestione más la labor que hacemos los políticos por esta vía. Estamos en un momento en que se necesita de ellas para hacer cada vez mejor nuestro trabajo”, agrega.

#ElDato: La plataforma de Periscope, propiedad de Twitter, cuenta a nivel mundial con más de 10 millones de usuarios.

¿Y los derechos humanos?

A lo largo de este periodo de denuncia, uno de los cuestionamientos constantes que han tenido el político y la delegada de Miguel Hidalgo pasa por la crítica hacia el uso que le han dado a Periscope.

Esta semana, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) anunció que se encontraba evaluando tres denuncias que había recibido, relacionadas con un supuesto abuso al exhibir a las personas.

La CHDF se manifestó preocupada de que la utilización de herramientas tecnológicas exhiba a personas que hubieran realizado conductas que probablemente constituían una falta administrativa, sin que las autoridades observen las obligaciones que tienen en materia de protección de datos personales.

Para Arne aus den Ruthen esta declaración constituye un intento de censura, sin embargo, reta a la comisión y asegura que seguirá documentando lo que ve en sus operativos, “si de pronto alguno que otro gandalla aparece en la cámara pues la responsabilidad será de él por no cumplir con la ley”, afirma.

“Nosotros retamos a todas las dependencias de gobierno a que transmitan sin miedo qué es lo que están haciendo, si esto se hiciera estoy seguro de que no tendríamos hoy problemas, por ejemplo, para saber qué fue lo que pasó con los 43 estudiantes de Ayotzinapa”, agrega el City Manager.

La delegada de la Miguel Hidalgo defiende su postura. Xóchitl Gálvez dice estar convencida de que se se puede y se debe grabar a las personas cuando los hechos son de interés público y dañan a las personas. “A esto se le conoce como derechos horizontales, como pasó en el caso de la señora de la basura”, mencionó en entrevista radiofónica.

Arne ha crecido su presencia en redes sociales. Actualmente cuenta en Facebook con 75 mil likes, 49 mil seguidores en Twitter y en Periscope ha alcanzado una audiencia de 49 mil personas.

También te puede interesar: Periscope pone ‘En Vivo’ a la política mexicana

La figura del City Manager

El trabajo que Arne aus den Ruthen ha hecho de noviembre a la fecha se inscribe bajo la figura del City Manager, un cargo desconocido en México.

“Básicamente lo que hace un City Manager es asumir las responsabilidades de gobierno en la cuestión administrativa, ellos toman toda la labor de operación mientras que los presidentes municipales se encargan del lado político, algo que puede ser muy bueno si tomas en cuenta que los alcaldes normalmente están saturados y en muchos casos dedican muy poco tiempo real a la administración de sus territorios”, explica Gustavo López Montiel, Académico del Tecnológico de Monterrey.

Esta no es una figura nueva, sostiene el especialista en entrevista con Alto Nivel, ya que desde hace mucho tiempo se utiliza con resultados satisfactorios en la reducción al gasto e implementación de mayores programas en países como Estados Unidos, Australia, Reino Unido, Nueva Zelanda y Chile.

Los City Managers lo que hacen es funcionar como brazos ejecutores de los gobiernos, dando continuidad a los procesos que se van presentando y evitando que las administraciones detengan su trabajo cada que hay elecciones, “como pasa siempre en el caso de México”.

Y entonces, ¿por qué no se ha impulsado el uso de esta figura en el país? López Montiel asegura que los propios presidentes municipales se han negado a su implementación. “A pesar de que es una figura que puede traer buenos resultados, a los presidentes municipales y gobernantes en funciones les molesta que les hagan sombra, ellos no están acostumbrados a tener a su lado a una persona que les quite reflectores”, detalla.

Arne aus den Ruthen asegura tener una meta como City Manager: “Tener en tres años un gobierno abierto y transparente en el que se haga valer la ley, si alguien quiere hacer pendejadas en la vía pública pues que tenga cuidado porque lo vamos a estar grabando”.

Relacionadas

Comentarios