ExpressHistorias

Moody’s rebaja nota de Brasil a grado especulativo

La recesión no da tregua a Brasil, la agencia Moody's dio un revés al gobierno de Dilma Rousseff que enfrenta problemas para estimular la economía brasileña.

24-02-2016, 9:44:03 AM
Moody’s rebaja nota de Brasil a grado especulativo
Reuters

Brasil atraviesa su peor recesión en décadas y su nota de deuda no hace más que bajar. Este miércoles Moody’s se unió a otras dos agencias calificadoras y rebajó la nota a grado especulativo a “Ba2” desde “Baa3” y las colocó bajo un panorama negativo.

Las agencias rivales Standard & Poor’s y Fitch despojaron a Brasil de su preciada calificación de grado de inversión el año pasado y también han amenazado con aplicar más recortes a la nota.

Afectaciones al real

El recorte de la nota de deuda también podría ejercer una mayor presión bajista sobre el real brasileño y llevar a los inversores a salir de una economía que hace apenas cuatro años sostenía un crecimiento del PIB superior al 4 por ciento.

Tras el anuncio del miércoles, el Ministerio de Hacienda de Brasil dijo que el recorte de la calificación no afectaba el compromiso del Gobierno de seguir aplicando ajustes fiscales.

Moody’s dijo que el progreso de Brasil en la consolidación fiscal será lento y que el crecimiento de su economía será anémico en los próximos dos a tres años. La agencia advirtió que la deuda fiscal del país posiblemente llegará al 80 por ciento de Producto Interno Bruto (PIB) en el transcurso de tres años.

Medidas para reducir deuda de los estados

El Tesoro de Brasil dijo que planea abrir la posibilidad de que los estados puedan ceder el control de compañías a cambio de reducir deudas con el gobierno federal, informó el miércoles el diario O Estado de S. Paulo.

El secretario del Tesoro Otavio Ladeira dijo al periódico que las compañías de distribución de gas eran posibles candidatas para el programa, así como los estados que son accionistas en empresas privadas.

Agregó que el gobierno federal luego venderá las compañías y otros activos tras reducir las obligaciones de deuda de los estados.

La última vez que Brasil realizó una renegociación de deuda entre los estados y el gobierno federal fue en 1997 bajo el entonces presidente Fernando Henrique Cardoso, cuando los bancos de los estados fueron aceptados como garantías y privatizados.

El secretario de Finanzas para el estado de Sao Paulo, Renato Villela, dijo que sería un paso positivo si el gobierno aceptaba activos a cambio de reducir las deudas, “pero era necesario ver los detalles”.

Rousseff y el juicio político

La decisión de Moody’s constituye un revés para la gestión de la presidenta Dilma Rousseff, quien está bajo presión de sus aliados para relajar sus planes de austeridad y estimular la economía, lo que le ayudaría a sobrevivir a un procedimiento para someterla a un juicio político.

Las turbulencias políticas, generadas también por los esfuerzos de rivales por llevar a juicio político a Rousseff, complicarán los intentos por recortar el déficit e implementar reformas estructurales en el país, indicó la agencia.

 

Relacionadas

Comentarios