HistoriasTecnología

Realidad Virtual, su uso en sector petrolero y aeronáutico

Atrás se quedaron las pruebas de ensayo y error, esta tecnología permite corregir prototipos, ahorrar dinero, y capacitar a personal en las industrias.

19-02-2016, 12:05:52 PM
Realidad Virtual, su uso en sector petrolero y aeronáutico
Adriana Caballero

La mejor forma de comprobar el funcionamiento de un sistema (software, aplicación o videojuego) es usándolo; para ello, se hacen versiones de prueba que se van optimizando a la par que se detectan áreas de mejora. De igual forma pasa con las pruebas de un avión o en plataformas petroleras.

Hace más de 40 años, cuando la realidad virtual no era accesible, probar un avión sólo era factible una vez que estuviera construído. El funcionamiento de cada componente y su integración era una moneda al aire; los costos y los riesgos eran muy altos. Un ejemplo de mejora por prueba y error es el diseño de las ventanas redondeadas de los aviones, cuya forma no se considero sino hasta después de un par de accidentes fatales.

La simulación en la aeronáutica es un componente fundamental para hacer pruebas en ambientes controlados y garantizar el funcionamiento y la seguridad de un avión. Esto es posible gracias a la realidad virtual.

¿Qué es realidad virtual?

Es un conjunto de técnicas de simulación que permiten recrear un entorno tridimensional con un alto grado de realismo. Literalmente, permite trasladarse a otra realidad. Su funcionamiento se basa en dos principios: la estereoscopía y la medición de posición o tracking. El primero refiere a la superposición de imágenes desfasadas que simulan  profunidad (visión tridimensional). El tracking es la función que permite detectar la posición y orientación del usuario para modificar de forma congruente lo que ve.

Utilizada desde hace más de 20 años, el sector aeronáutico no sólo aplica esta tecnología como prueba del funcionamiento total del avión. La utiliza desde el prototipado de cada componente y su construcción, hasta la integración de éstos a la aeronave. También es una alternativa moderna, eficiente y económica de capacitación y entrenamiento. El piloto, interactúa con la máquina tal y como será físicamente. Además, al ser una plataforma virtual, la capacitación a distancia es totalmente viable, como demuestran una diversidad de simuladores de vuelo en el mercado.

Eficiencia en el sector petrolero

Este es otro sector que utiliza esta tecnología para varios de sus procesos. Quizá desde hace menos tiempo, pero con una aplicación muy efectiva en materia de seguridad, perforación de yacimientos en aguas profundas, simulación de escenarios y capacitación.

El peligro que conlleva tener al personal en una plataforma petrolera es muy alto cuando los riesgos y protocolos de seguridad no se practican con anterioridad. La realidad virtual permite recrear una plataforma en su totalidad, mostrando las rutas de evacuación, el equipo de protección y las alternativas para responder a contingencias. Antes de entrar a la plataforma, todos los ingenieros deben pasar por el simulador para comprender los retos potenciales a enfrentar y la mejor forma de sortearlos.

La capacitación en la industria, suele ser muy costosa por la cantidad de personal y la geografía. Gracias a dicha tecnología, ésta se vuelve accesible; conocer un nuevo proceso es posible sin necesidad de trasladarse.

Aplicado a cualquier ramo, la simulación de escenarios con realidad virtual permite hacer cambios y mejoras en dicho entorno, evitando caer en costos recurrentes, rediseño y retrabajo. Además, un mismo modelo virtual puede aplicarse para varios casos; la economía de escalas es uno de sus grandes beneficios.

PlataformaPetrolera from Metagraphos on Vimeo.

Retos tecnológico

El gran reto radica en ver esta tecnología como vía de productividad y capacitación, no únicamente como forma de entretenimiento (cine y videojuegos); en romper los mitos futuristas que hacen verla como inalcanzable.

El avance tecnológico hace costeable y accesible esta tecnología; la reducción de costos de los equipos está a la baja. En la actualidad una computadora con un costo que oscila entre los 1000 y 1500 dólares es suficiente para aplicaciones de realidad virtual. El desafío está en la producción de contenidos, es decir, la recreación virtual del escenario: el tablero de un avión, una plataforma petrolera o las capas terrestres. Esto puede elevar los costos dependiendo el escenario, oscilando  entre los 5000 y 10000 dólares, para un escenario virtual básico.

La realidad virtual tiene muchos ámbitos de aplicación; desde más de hace veinte años se aplica a industrias clave de la economía. Aunque el concepto nos remita al futuro, esta tecnología no podría ser más vigente y aplicable. Sus beneficios están comprobados.

*La autora es CEO y Fundadora de metagraphos, firma dedicada a la creación de experiencias digitales para la transformación. Forma parte de WEConnect International y Vital Voices impulsando el desarrollo de la mujer emprendedora y de las TIC; es Vicepresidenta Adjunta del Comité de Fomento a la Educación y Cultura de la AMIPCI (Asociación Mexicana de Internet).

Relacionadas

Comentarios