'; Alto Nivel
A Fondo

¿Acuerdo petrolero salvará la crisis económica mundial?

Rusia, Arabia Saudita, Qatar y Venezuela anunciaron que congelarán su producción, sin embargo, el efecto que este acuerdo pueda generar es limitado ante la postura de otros grandes productores.

16-02-2016, 3:24:22 PM
¿Acuerdo petrolero salvará la crisis económica mundial?
Alejandro Medina González

Petróleo. Una de las palabras más ocupadas en los últimos días a la que se le ha atribuido la volatilidad económica mundial. Que si el dólar subió fue por el petróleo, que si el peso cayó fue por el petróleo, que si México tiene problemas financieros es por el petróleo.

La queja fundamental era que había mucho petróleo y pocos compradores, por lo tanto, la urgencia de los economistas era reducir la cantidad de petróleo para darle un nuevo valor a la mezcla, y eso fue justo lo que hoy hicieron Arabia Saudita, Rusia, Qatar y Venezuela.

Entonces, si cuatro países congelaron su producción, ¿se aliviará la crisis económica mundial?

“Es un paso definitivamente positivo para poder mejorar paulatinamente la situación de bajos precios del crudo que permea en todo el mundo”, señala Leticia Armenta Fraire, Directora del Centro de Análisis Económico del Tecnológico de Monterrey. “La decisión va directo a la raíz del problema, finalmente entienden que el mercado internacional no tiene apetito por la cantidad de producción que se está ofertando, si esto no se modifica los precios seguirán cayendo y las economías sufrirán cada vez más el impacto”.

Sin embargo, Banco Base señaló en un análisis publicado este martes que el optimismo de este acuerdo debe ser limitado, pues Arabia Saudita, Qatar y Rusia se encuentran produciendo en sus niveles históricos más altos. Además señaló que los fundamentales de crudo no se verán afectados en el corto plazo, ya que la demanda por el hidrocarburo sigue siendo débil.

Te recomendamos leer: Rusia y Arabia Saudita congelarán su producción de crudo

¿Por qué cambió Arabia Saudita?

Para la especialista sorprende sobretodo el caso de Arabia Saudita, que hasta hace poco tiempo se había negado a recortar su producción e incluso la había incrementado, en su búsqueda por mantnerse como el principal productor del mercado.

Este cambio en el país de medio oriente responde, señala Armenta Fraire, a dos situaciones: La primera es que comenzaban a sentir un golpe en sus finanzas públicas y, en segunda instancia, a que su gobierno no está dispuesto a seguir tensando más una cuerda que de romperse puede llevarlos a tener que hacer sacrificios importantes.

“Los ingresos petroleros son un elemento fundamental en las finanzas públicas de Arabia Saudita, entonces esta situación los estaba ya obligando a incrementar su deficit fiscal, con todo lo que eso implica para el equilibro macroeconómico”, destaca.

La especialista comenta que hasta hace muy poco tiempo, parecía que el único objetivo que tenía Arabia Saudita era demostrar que pese a cualquier circunstancia ellos seguirían siendo la cabeza del mercado, cerrándose con esto que otros productores tuvieran algún tipo de protagonismo.

Irán e Iraq, las piezas clave

Leticia Armenta señala que es importante mantener cautela también debido a que ni Irán, quinto productor global, ni Irak, quien ha comenzado a mejorar tras los conflictos bélicos vividos, están a favor de esta premisa.

Inclusive luego de que se diera a conocer el anuncio, el ministro de Energía de Irán, Bijan Zanganeh, indicó que no renunciarán a tener una cuota apropiada de participación en el mercado petrolero, sobretodo después de la etapa de sanciones que vivieron hasta enero pasado.

“Irán viene de un largo periodo de sanciones y hasta hace unos días su objetivo era incrementar su producción para recuperar su cuota, entonces no será muy sencillo que ellos se abran inmediatamente a tener una posición como la Arabia Saudita”, expone Armenta.

Mientras tanto, Iraq continúa incrementando la producción en tanto se recuperan de los conflictos bélicos en los cuales estuvieron inmersos por años. De acuerdo con la Agencia Internacional de Energía, se espera que el país continúe incrementando su producción en los próximos meses.

El trabajo aquí, agrega la doctora, estará seguramente en manos de Rusia, que deberá de apelar al diálogo y convencimiento para negociar que Irán forme parte del acuerdo.

También te puede interesar: ¿Qué medidas toma Venezuela ante crisis del crudo?

¿Se recuperará el peso?

Banco Base considera que los riesgos de nuevas pérdidas para el peso frente al dólar se mantienen altos, debido a que los precios del petróleo podrían volver a descender a nuevos mínimos en más de una década, lo cual tiende a elevar la demanda por activos y divisas refugio.

El Grupo Financiero Ve Por Más (BX+) señaló que de acuerdo con el comportamiento del mercado de divisas, observado desde principios de año, continuará su relación con el movimiento del petróleo.

“Éste podría presentar ganancias en caso de que el acuerdo de una reducción en la producción del petróleo por los dos principales productores, Rusia y Arabia Saudita, tome confianza en los inversionistas”, explica su análisis publicado este martes.

Leticia Armenta considera que para que el acuerdo propuesto por Rusia, Arabia Saudita, Qatar y Venezuela tenga mayor valor es importante que más países se sumen y eviten producir una mayor cantidad de crudo del que el mercado requiere. “Todo va depender de cómo se vayan dando las conversaciones para tratar de incorporar a más países exportadores a este movimiento, sin importar que sean o no integrantes de la OPEP”, destaca.

Esta labor deberá pasar por convencer a los países con mayor producción en el mundo, como son Estados Unidos, Canadá, China, Emiratos Árabes Unidos y Kuwait.

Relacionadas

Comentarios