ActualidadHistorias

Elecciones en Estados Unidos: todo lo que necesitas saber

El proceso que siguen sus elecciones es muy distinto al del resto de los países democráticos. Te compartimos este tutorial para entender mejor cómo elegirán a su presidente.

08-02-2016, 3:08:18 PM
William Turner M.

Antes de que Estados Unidos pueda anunciar al nuevo presidente la noche del 8 de noviembre de 2016, hay un largo camino por andar para los aspirantes a ser el 45 Presidente de la Unión Americana.

La forma en la que se desarrollan sus elecciones es muy distinta al de la mayoría de los países democráticos. Desde la selección de los precandidatos hasta la forma en la que se vota a los candidatos el día de las elecciones, comienza un frenesí de términos, predicciones y cálculos que puede llegar a ser complejo para cualquiera, incluidos los mismos estadounidenses.

Y aunque para muchos ya fue demasiado de Donald Trump durante los últimos meses, este proceso apenas comienza.

Te recomendamos leer: Agenda: Estas son las fechas clave rumbo a las elecciones de EU

¿Quiénes son los contendientes?

Antes de comenzar a desplegar el glosario electoral, a continuación están quienes suspiran por habitar la Casa Blanca.

En la esquina de los republicanos están Ted Cruz, Marco Rubio, Donald Trump, Ben Carson, John Kasich y Rand Paul.

Del lado de los Demócratas están Hillary Clinton y Bernie Sanders.

Elecciones primarias y los ‘Caucus’

Los republicanos y los demócratas deben primero elegir a su candidato. A esto se le conoce como las elecciones primarias, ocurre en un periodo entre enero y julio del año electoral y convoca a los votantes registrados de cada partido.

Si has estado siguiendo el desarrollo de estos comicios, seguro que la palabra “Caucus” te es familiar. Es una de las peculiaridades de esta elección. Sencillamente se refiere a un modelo de votación que, a diferencia del que conocemos con las boletas y las urnas, este se realiza con multitudinarias asambleas y votan a mano alzada o por escrito.

Solo un quinto del total de estados mantienen este modelo: Alaska, Colorado, Hawaii, Iowa, Kansas, Maine, Minnesota, Nevada, Dakota del Norte y Wyoming.

El primer estado en votar fue Iowa bajo el sistema del caucus, y los resultados fueron favorables para el republicano Ted Cruz, dejando detrás a Donald Trump. Del lado demócrata, Hillary Clinton ganó por un estrecho porcentaje a Bernie Sanders.

Te recomendamos leer: Ted Cruz y Hillary Clinton dan el primer golpe en Iowa

El siguiente estado en votar será New Hampshire, con votación primaria de boletas y urnas, esta martes 9 de febrero. 

Terminado este proceso, los ganadores de ambos bandos tendrán que elegir a un compañero de fórmula, es decir, a su candidato a la vicepresidencia.

Los Supermartes

Su nombre lo dice: no es un martes común y corriente. Es el día en el que, de manera simultánea, varios estados decisivos, por su peso en la elección de los candidatos, emiten su voto para definir quién buscará llegar a la presidencia.

Este año es el 1 de marzo, y los resultados irán perfilando al ganador de cada partido.

Además hay otros dos Supermartes: el segundo es el 8 de marzo, y el tercero el 15 de marzo, en el que se juegan dos de los estados con mayor cantidad de delegados: Ohio y Florida.

Delegados y convenciones nacionales

Cada uno de los partidos, una vez que tienen claros los rostros de sus aspirantes a la presidencia, realiza una convención en la que se anuncia su candidatura formal. Aquí empiezan los verdaderos ‘juegos del hambre’ por la Casa Blanca.

En el Partido Republicano hay 2,472 delegados en juego. Un candidato necesita la mitad de los delegados más uno para lograr la nominación, es decir 1,237. En la Convención Nacional, existen además 150 superdelegados que darán su voto hasta ese día.

En el caso de los demócratas, existen 4,765 delegados. Un candidato necesita 2,383 para lograr la nominación, y además habrá 718 superdelegados acuden a la Convención Nacional.

Tendrán alrededor de tres meses de campaña y debates presidenciales antes del día decisivo: martes 8 de noviembre, cuando los estadounidenses saldrán a emitir su voto.

Elecciones

A diferencia de los procesos en los que gana el que tenga más del 50% de los votos de los ciudadanos, en Estados Unidos no se decide según el número de votos finales.

El sistema estadounidense se rige con el modelo del Colegio Electoral. Un mecanismo creado para balancear el poder de los estados con mayor población frente a los menos habitados.

De esta forma, a cada una de las demarcaciones se le asigna un número de votos electorales, dependiendo de su población y de cuántos representantes tengan en la Cámara de Representantes y en la de Senadores.

Siguiendo esta lógica, California, el estado más poblado, tiene 55 votos electorales; en cambio, Wyoming solo aporta tres por su escasa población.

Todos los estados suman 538 votos electorales; el ganador debe de juntar 270 votos entre los estados en los que tuvo la mayoría de sufragios.

Hay un porcentaje de territorios que tiene muy claro si son republicanos o demócratas. Sin embargo, el momento cardiaco llega con algunos que no están definidos; a éstos se les conoce como ‘estados bisagra’. Para las elecciones de 2016 los que están en suspenso son: Colorado, Florida, Nevada, Ohio, Virginia, Iowa y New Hampshire.

Y el ganador es…

Aunque el día de la elección es posible hacer predicciones precisas sobre quién tuvo la preferencia de los estadounidenses, será hasta el 19 de diciembre de 2016 cuando se hacen efectivos los votos electorales. Es decir, cuando el Colegio Electoral emite los votos que obtuvo cada candidato de los estados en los que obtuvo la mayoría.

El anuncio oficial del ganador lo realizará el Vicepresidente en turno el 5 de enero de 2017.

Y el 20 de enero de ese año se realiza una ceremonia multitudinaria para la investidura del nuevo presidente. Por fin los estadounidenses tendrán un nuevo mandatario.

Relacionadas

Comentarios