HistoriasNegocios

Intel inside ¿Son perfectos?

Con Desafío Intel, la firma impulsa proyectos latinoamericanos en áreas como hogar digital, software empresarial, nanotecnología y salud digital.

17-08-2010, 12:26:00 PM
Intel inside ¿Son perfectos?
Edgar Apanco y Claudia Cerezo

Si algo distingue a Intel, ese algo no es la innovación. Tampoco es el liderazgo. Mejor dicho: lo que mejor define a Intel no es el liderazgo o la innovación: es la expectativa. Proveedores, clientes, gobiernos, stakeholders [grupos de interés] y su misma competencia nunca dejan de preguntarse con qué novedad saldrán ahora.

Paul Otellini, CEO de Intel, lo sabe. Así lo dejó en claro en la única entrevista que dio en exclusiva durante su más reciente visita a México: “Nuestra fortaleza original eran las memorias; de ahí migramos a microprocesadores. En los años 90 nuestro principal producto era la PC, y en las últimas dos décadas construimos un fabuloso negocio en servidores y notebooks. Ahora usaremos nuestra arquitectura para penetrar en nuevos mercados”.

Así, mientras Otellini visitaba México para anunciar una inversión gigantesca en Guadalajara, semanas después San Francisco era sede del Intel Research Day, donde se presentaron novedades tecnológicas que facilitan la vida de la gente.

El motor de todo esto no han sido sus miles de ingenieros, programadores y creativos o investigadores. “El motor que condujo nuestra industria, y lo sigue haciendo, son los consumidores. Ellos quieren vernos desarrollar mejores características a nivel plataforma, no sólo procesadores, sino todo lo que gira alrededor”, resaltó Otellini, poco antes de salir corriendo a la residencia oficial de Los Pinos.

Después de un año difícil como 2009 (donde, no obstante, mostraron un crecimiento de 5% en su mercado para PC, impensable para cualquier otra industria), Intel está listo para enfrentarse a un mundo que se reconfiguró.

Saben que su principal fortaleza está en la capacidad de una arquitectura, pues ésta permite un alto desempeño, menores costos y menor gasto de energía. También saben que los automóviles, los teléfonos y la televisión son sectores que necesitan aparatos más inteligentes que, inevitablemente, deberán conectarse a internet. Para muestra, un botón: Google TV ya es una realidad, y allí participan grandes firmas como Sony, Logitech, DISH Network, Adobe, Best Buy y, claro, Intel.

“Lo bello de Intel es que no se queda inmóvil; nunca deja de reinventarse”, señala el CEO de una firma que nunca deja de generar expectativas. En esta ocasión platicó con Alto Nivel sobre su competencia, sus innovaciones, su apuesta por México y su aporte a los retos que enfrenta el mundo.

Intel es una firma en su mayoría dirigida por ingenieros, pero tú eres un MBA. ¿Quién decide qué dirección tomarán en tecnología y en negocios?

Probablemente tenemos 10,000 proyectos en Intel, y les puedo asegurar que la mayoría de los CEO no tienen ni idea de cuáles son éstos. Lo que sí nos corresponde es establecer la dirección. Por mi parte, soy el responsable de establecer la estrategia de la compañía.

No construimos la tecnología por la tecnología. Se requiere una necesidad del mercado por resolver: mejorar la vida de la gente o facilitar el uso de un equipo. En ello nos enfocamos ingenieros o MBA.

¿Por qué no los tomó de forma desprevenida la crisis?

Porque pasamos la mayor parte de 2006, 2007 y 2008 reestructurándonos. Nos enfocamos en obtener el best of class. En 2009, el año de la crisis, ya íbamos un paso adelante. Invertimos en nuevas tecnologías y productos, con la vista puesta en el largo plazo. Si se tiene un conjunto magnífico de productos y estructuras de bajo costo, la eficiencia aparecerá por sí misma. Ahora que la economía está mejorando, nos estamos agrandando.

Gracias a ello, recientemente vivieron el mejor trimestre de su historia. ¿Cómo se mantendrán en esa racha?

Invirtiendo en tecnología, nuestro caballo de batalla. Siempre tratamos de estar un paso adelante: en tecnología vamos uno o dos años adelante del mundo. Estamos fabricando productos para cada segmento: PC, servidores, teléfonos, televisores y equipo para oficinas. La gran inversión que hicimos en el punto más álgido de la recesión está dando frutos.

¿Cuál es la posición de la compañía con respecto a las tablets?

Es un mercado muy interesante. Es cuestión de actitud del mercado, es decir, la gente no se va a desprender de sus PC y las va a sustituir por tablets. Éstas son todavía un aparato extra para la cocina o la escuela. Pero confiamos en ellas. Recién presentamos una tablet que saldrá este año.

Su principal competencia es AMD. ¿Cuál es su estrategia contra ellos?

No cambia: construir mejores productos. Cuando nuestros productos son los mejores –que es casi siempre– nos va estupendamente. Cuando atacamos a la competencia, no nos va tan bien, y entonces debemos redoblar esfuerzos.

Donde también han redoblado esfuerzos es en su aporte a la salud…

Así es. Estamos usando las TI para mejorar la calidad de vida. Por el momento es una pequeña división, pero ya se han desarrollado productos que resuelven problemas reales. Está, por ejemplo, el Internet Health Guide, una tablet con pantalla táctil para monitorear la salud de enfermos crónicos. O está el Intel Reader, un aparato de lectura para ciegos y disléxicos.

Por último, si Intel tuviera que escoger con quién prefiere trabajar, ¿con quién lo haría, Mac o con PC?

¿Tienen hijos? ¡Contestar eso sería como responder a quién de mis dos hijos quiero más! [Suelta una carcajada, y procede a aclarar]: Mac acerca usuarios que la PC no atraía, y de alguna manera ‘empuja’ [a que crezca] la capacidad de las PC. Nos gusta trabajar con ambas.

¿Por qué invertir en México y no en otros mercados que sonaban como una posibilidad, como Malasia?

Porque invertimos globalmente. Ya abrimos nuevas fábricas: tres en Estados Unidos, una en China y otra nueva en Vietnam, y hemos acelerado nuestra inversión en Guadalajara, pues las más novedosas plataformas para microprocesadores se desarrollan aquí. Según me dicen, Guadalajara es el centro con mayor índice per cápita de trabajadores con maestría y doctorado.

¿Cuál es el principal reto que debe superar México en materia tecnológica?

El movimiento hacia la movilidad está tan activo como en el resto del mundo, lo cual es un buen indicador de la madurez del mercado. Pero se debe invertir es en banda ancha. El alto precio que se paga en México es una limitante, pues la banda ancha es fundamental para que una sociedad aproveche la productividad asociada con la tecnología. La velocidad ha de aumentar por un factor de 10 tanto en despliegue como en bajo costo.

www.altonivel.com.mx

Relacionadas

Comentarios