Opinión

Por qué la necesidad del mando único

La falta de acuerdos para un nuevo modelo policial exhibe la incongruencia de las autoridades por buscar orden en la seguridad pública, de acuerdo con Alejandro Desffasiaux.

04-02-2016, 6:01:35 PM
Por qué la necesidad del mando único
Alejandro Desffasiaux*

El mando único policial es una estrategia de la actual administración, que se heredó de la anterior y que, a pesar de haber sido de las primeras acciones a realizar, a tres años aún no ha logrado implementarse en todo el país por las discrepancias entre las autoridades en sus diferentes niveles.

Si bien es sabido por todos que cuando el capitán del barco da una orden, esta debe seguirse sin chistar, es increíble que en algunos estados se ponga a consideración de los municipios el seguir o no una indicación que viene desde la máxima autoridad en el país.

Esta inconsistencia es solo una muestra más de la incongruencia que existe en la continuidad y orden en la seguridad pública a nivel nacional, donde la falta de autoridad, disciplina y lineamientos en el sector policial se hacen presentes, sobre todo por la fragilidad en su estructura y su funcionamiento.

La “comodidad” y los intereses que giran en torno a contar con una policía local que actúe bajo las órdenes de las autoridades locales, muchas veces ajenas a los intereses del bien común y atendiendo solo a algunos intereses, han sido los principales obstáculos para la implementación de un mando único, que en teoría pondría en orden y rumbo la seguridad pública en el país.

Sin embargo, los lugares en los que el mando único se ha implementado ha mostrado en algunos casos los beneficios del mismo, que responden al resultado natural del orden, la disciplina y la continuidad, así como una propuesta para resolver las carencias de algunos municipios, faltos de policía en su localidad.

La necesidad de contar con una policía capacitada, confiable, incorruptible y al servicio de la comunidad es una prioridad urgente a resolver que, con el paso de los años, se ha mantenido en una de las peticiones a gritos de todos los ciudadanos y empresarios.

El cierre del 2015 y el inicio de 2016 fueron drásticos en cuestiones de seguridad, desde los robos a transeúntes y a casa habitación hasta los asaltos con mazos en tiendas de centros comerciales y homicidios a lo largo del país, siendo Morelos un caso de gran notoriedad por la discrepancia sobre el mando único. Y, en general, los índices no han disminuido, sino que se han mantenido y, en algunos casos, hasta han aumentado.

Así que, una vez más, insistimos sobre una de las propuestas que, a un año de haberse hecho la petición, aún no ha sido escuchada: es urgente la creación del Colegio Nacional de Policía, bajo el esquema del Colegio Militar, ya que a través de esa institución se formarían nuevas generaciones de mandos y elementos policiacos con rumbo, disciplina, compromiso y ética.

Es necesario un cambio radical en la estructura policiaca. Por eso, estamos a favor de un mando único que traería consigo mayor orden y, con ello, mejores resultados.

Países como España, Chile y Francia cuentan con un solo tipo de Policía y les ha resultado exitoso, aun cuando se han enfrentado a situaciones específicas de violencia. Nuestro país necesita vivir en paz, requerimos seguridad para tener un ambiente de armonía y confianza que, a su vez, produzca prosperidad, proactividad y entusiasmo colectivos que provoquen un crecimiento personal y desarrollo económico en todos los ciudadanos.

Deseo un México en paz y, por ello, me uno a todos los que trabajamos en pos del mismo sueño a través de nuestras acciones diarias, a la vez que reitero mi petición a las autoridades federales para lograrlo.

*Alejandro Desfassiaux es presidente de Grupo Multisistemas de Seguridad Industrial® y fundador del Consejo Nacional de Seguridad Privada desde 1996, donde participan más de 200 empresas.

Relacionadas

Comentarios