'; Alto Nivel
A Fondo

Nuevo León, un estado de contrastes en materia de seguridad

Agrupaciones civiles señalan que las extorsiones se han convertido en un foco rojo, sin embargo, la organización ciudadana ha hecho contrapeso a la violencia.

29-01-2016, 6:59:29 PM
Nuevo León, un estado de contrastes en materia de seguridad
Darinka Rodríguez

A unos meses de la llegada del independiente Jaime Rodríguez ‘El Bronco’ a la gubernatura de Nuevo León, los estándares de inseguridad en el estado que encabeza manifiestan contrastes.

De acuerdo con el Semáforo Delictivo, indicativo creado por ciudadanos para medir los índices de delincuencia en el país, Nuevo León pasó del quinto al segundo lugar nacional en materia de extorsiones, un llamado “delito silencioso” que en un año alcanzó 51 denuncias por cada 100 mil habitantes, aún cuando éste reportó una reducción de 13 por ciento a nivel nacional. 

Santiago Roel, titular de esta iniciativa ciudadana comentó que aún cuando hechos ilícitos como homicidios y secuestros han ido a la baja en el último año, hay focos rojos en la entidad que encienden alertas para el gobierno estatal.

“Nuevo León sale en rojo en el semáforo general, siempre había tenido verdes y este año se nos complicó, sobre todo en el tema de extorsiones, pero en materia de delitos socio-familiares sí nos aparece en rojo, lo que contribuye a extorsiones y otros delitos”, explicó.

Cabe señalar que ‘El Bronco’ tomó posesión del cargo en octubre. El resto del año, el estado fue administrado por el priista Rodrigo Medina.

Jonathan Furszyfer, Coordinador del Programa de Seguridad de la iniciativa México Evalúa indicó en contraste que uno de los grandes éxitos de estados como Nuevo León es que la sociedad civil y organizaciones sociales se han coordinado para informar y colaborar en materia de seguridad.

“Una de las grandes razones por las cuales la delincuencia ha bajado es por la organización social que se ha mantenido fuerte y constante para detectar crímenes y combinado con los esfuerzos del estado para combatir la violencia hacen una sinergia que da buenos resultados”, destacó.

Se prevé que en las próximas semanas arriben elementos militares para aumentar las labores de vigilancia. En días anteriores, Jaime Rodríguez aseguró que las cifras de delincuencia en el estado se mantenían iguales a las de 2014, en contraste con lo que reportan ambos organismos ciudadanos.

“Si asumimos que las lesiones y violaciones han aumentado, esto responde a muchos factores sociales; sería interesante comparar los municipios y localidades entre niveles de ingresos, porque no necesariamente este factor determina el tipo de delitos”, indicó Furszyfer.

Según los resultados de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE), en 2014 el 60 por ciento de la población de Nuevo León tuvo “mucha” o “alguna” confianza en la Policía Estatal más que el 44 por ciento que se registra a nivel nacional.

No obstante, en 2015 más de 29 mil personas por cada 100 mil habitantes en el estado fueron víctimas de alguna clase de delito.

“En el momento que se decide llamar a fuerzas especializadas es porque la situación está fuera de control; lo hemos visto en Coahuila y otros estados cuando no se tenía confianza” indicó el especialista de México Evalúa.

Relacionadas

Comentarios