A Fondo

Más horas en la escuela… ¿mejor calidad educativa?

En México existe una tendencia de aumentar el número de horas que los estudiantes pasan en la escuela, sin embargo, la tendencia es contraria en los países desarrollados.

28-01-2016, 2:40:28 PM
Más horas en la escuela… ¿mejor calidad educativa?
Xóchitl Austria

En México existe una tendencia a aumentar el tiempo en que los estudiantes de preescolar, primaria y secundaria pasan en las escuelas. El aumento de una hora en el preescolar y la homogenización a 5 horas en la primaria, las jornadas ampliadas, las escuelas de tiempo completo y la propuesta de cursos de verano nos hace preguntarnos: ¿Mayor tiempo en la escuela mejorará la calidad educativa?

Esta semana la Secretaría de Educación Pública lanzó el plan ‘Escuela al Centro’ entre el que se señala que cada escuela podrá reorganizar el número de horas en que los alumnos asisten a la escuela. Las autoridades de cada plantel decidirán si cubren un ciclo de 185 días o 200 días. El número de horas totales serán 800 en escuelas primarias en horario regular, 1,200 horas en escuelas de jornada ampliada y 1,600 en tiempo completo.

Las escuelas preescolares incrementarán los horarios de 3 a 4 horas diarias, y si se escoge cubrir el calendario escolar en 185 días, la jornada diaria será de 4.5 horas. Mientras en las primarias donde 42 por ciento de las escuelas actualmente trabaja 4.5 horas, se uniformará la jornada nacional adicionando 30 minutos para pasar a 5 horas diarias.

Aunado a esto en las escuelas públicas se ofrecerán actividades deportivas, culturales y de reforzamiento académico durante las vacaciones de verano.

Un estudio de la OCDE sobre el Panorama de la Educación realizado en 2013 señala que los niños en primaria y secundaria en México pasan más horas en las aulas que países con un mejor nivel educativo como Finlandia donde un niño de primaria acude a clases 680 horas al año y uno de secundaria acude 595 horas contra las 1,047 horas que asiste un niño mexicano en ese nivel.

El caso de los niños de secundaria en México llama la atención porque supera por mucho a las horas que acuden un estudiante en Corea (621 horas), España (713 horas), en Alemania (757 horas).

¿Más horas significan mejor calidad educativa?

Ante este panorama, Alejandro Ocampo, investigador en Estudios Humanísticos del Tecnológico de Monterrey asegura que no existe evidencia directa de que el  horario esté relacionado con el nivel educativo, ni en países donde la calidad educativa es alta como Suecia, Noruega, Finlandia o Dinamarca.

Señaló que la propuesta de ajustar el calendario escolar a un ciclo de 185 o 200 días es una buena idea porque un gran número de profesores termina el plan de estudios un mes antes del fin de ciclo escolar, y los últimos días los utiliza, en el mejor de los casos, para ampliar u homogenizar un tema.

“No por mayores horas de clases, habrá una mejoría en el sistema educativo”, aseguró el investigador para quien la mejoría tiene que ver con un proyecto educativo más profundo que involucra a maestros, alumnos, contenidos y formas didácticas.

“Mientras no exista un proyecto de educación, el sistema dará tumbos de un lado a otro cada sexenio Por ejemplo, Corea del Sur le apostó a las ingenierías y tecnologías de la información y en 30 años logró colocarse como un líder en la producción de artículos tecnológicos”.

El costo de la apuesta de Corea del Sur fue desterrar las humanidades y ciencias sociales, los niños de coreanos no tiene idea de historia; sin embargo, logró mover a su economía hacia donde quería.

¿Escuelas de tiempo completo?

Las escuelas de tiempo completo creadas en 2009 durante la administración de Felipe Calderón, surgieron de un modelo que se replicó de Francia, pero en dicho país existe un tutor que acompaña a los estudiantes en el proceso de integración, habilidades sociales y diversidad.

El académico Carlos Rodríguez del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación de la Universidad Iberoamericana (INDE) aseguró que los cambios en los horarios responden a las nuevas necesidades de la sociedad donde ambos padres trabajan y para que los hijos no se queden solos en la casa, los dejan en la escuela.

Sin embargo, Ocampo asegura que el modelo no se está aplicando como debería ya que la escuela está asumiendo una función de guardería y los niños pasan mucho tiempo encerrados en la escuela cuya estructura no ayuda, pues solo tiene aulas con sillas y un patio, y no todos los maestros tiene habilidades para asumir la responsabilidad.

Estamos dando a las “escuelas de tiempo completo la responsabilidad de educar (sustituir la experiencia que se da en la familia y en la vida cotidiana en la calle) y la escuela no puede dar eso”.

Ocampo deja abierta una pregunta ¿Una sociedad escolarizada es más educada? No, no se puede reducir la educación a tener un certificado. Puede haber sociedades con un alto nivel de escolaridad y un nivel educativo pobre. “La escuela no es un lugar para la educación, ésta solo ofrece competencias.”

Relacionadas

Comentarios