'; Alto Nivel
A Fondo

Pros y contras de regular el consumo de la marihuana

¿Disminuirá la delincuencia?, ¿aumentará el consumo?, ¿se prestará a corrupción?, estas son algunas de las dudas que discutimos con especialistas en el tema.

26-01-2016, 9:33:36 AM
Pros y contras de regular el consumo de la marihuana
Javier Rodríguez Labastida

En México, de la marihuana se supone todo, pero se sabe poco. Es un tema del que todos hablan, que mueve millones de dólares, pero del cual no se desprende una política pública específica para su atención.

Un adicto a la marihuana no tiene a donde acudir, pues la marihuana está prohibida. No existe una estrategia de prevención enfocada a esta droga y tampoco una investigación hecha en México sobre sus efectos medicinales o adversos, de acuerdo con especialistas consultados por Alto Nivel.

“Una de las cosas que ocurre en las políticas prohibicionistas es que la prohibición no resuelve problemas, sino que genera nuevos. Prohibir la marihuana no solo no ha inhibido el consumo, sino ha creado nuevos problemas como la criminalización de los consumidores”, asegura Óscar Galicia, investigador en temas de salud de la Universidad Iberoamericana.

El debate nacional sobre la regulación de la marihuana en México ya comenzó y participarán expertos de varios países, además de las voces de distintos sectores de la sociedad mexicana. En el marco de la apertura de este debate, recopilamos diversas voces y opiniones sobre el tema:

Por qué sí

1.- La necesidad de investigar: Óscar Galicia asegura en entrevista con Alto Nivel que la falta de reconocimiento de la adicción como una enfermedad niega la posibilidad de una política de prevención, y es que “si está prohibida pues cómo la prevenimos”.

Galicia, quien participará como ponente en el debate nacional, asegura que todos los datos que se tienen en México sobre la marihuana son de tipo anecdótico, pues los investigadores no tienen permiso para realizar un estudio sobre las características de la marihuana. De hacerlo, señala, sus hallazgos no serían publicables e incluso podrían ser llevados a la cárcel.

2.- Apoyo médico: Diversos estudios a nivel internacional señalan que la marihuana tiene beneficios en algunos padecimientos. El caso más llamativo ha sido el de una niña de ocho años que recibió autorización para importar marihuana como parte de su tratamiento contra la epilepsia.

Recientemente, el exrector de la UNAM, Juan Ramón de la Fuente, publicó el libro Marihuana y salud, en el que abunda sobre los efectos favorables y nocivos de la marihuana, aunque toma como base investigaciones de otros países. (Publicaremos un artículo sobre este libro en los siguientes días).

3.- Golpe a la economía del narco: Un análisis del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) en 2014, señala que la marihuana genera ganancias anuales por 2,030 millones de dólares (mdd) al crimen organizado. La marihuana representa una tercera parte del total de los ingresos, detrás de la cocaína (2,419 mdd) y delante de la heroína (964 mdd) y de las metanfetaminas (637 mdd).

Te recomendamos leer: El negocio millonario de la marihuana en México

4.- Abrir un nicho de mercado: Regular la marihuana, ya sea para su consumo médico o lúdico, abriría espacio para nuevas empresas. De acuerdo con firmas que tienen inversiones en otros países, como BioTrackTHC, Privateer Holdings, y ArcView Group, el potencial mercado legal de consumidores equivaldría a 1,700 millones de dólares.

5.- No criminalizar a los consumidores: “Consumir drogas no es bueno, no lo recomiendo, pero quien lo hace no es un delincuente”, dijo Juan Ramón de la Fuente durante un debate por la regulación de la marihuana este lunes en el Congreso. El exrector de la UNAM apoyó la legalización de la marihuana para no criminalizar a los consumidores.

“El esquema prohibicionista no ha logrado reducir el consumo; no ha incrementado el precio de las drogas, al contrario, son cada vez más baratas, y tampoco se ha desmantelado el mecanismo de distribución”, aseguró. 

Por qué no

1.- ¿Realmente disminuirá la violencia?: Uno de los puntos que organizaciones ciudadanas han considerado para regular el consumo de la marihuana es que con ello se verá mermada la actividad del narcotráfico. Sin embargo, no existe evidencia internacional de ello, y menos cuando México es un país con mucha influencia de este delito en el mundo.

“Se ve muy complicado que la sola legalización de la marihuana tenga un efecto en las ganancias de los grupos criminales. El mercado del narcotráfico es muy elástico y tienen varias opciones”, dice Armando Rodríguez Luna, miembro del Colectivo de Análisis de la Seguridad con Democracia (Casede).

2.- Desatención a la familia: La Iglesia católica ha manifestado en repetidas ocasiones que el problema del narcotráfico en México es generado desde las familias, por lo que han urgido un programa integral del gobierno que lo atienda.

Algunos representantes de la Iglesia, como el cardenal Norberto Rivera, han señalado que el uso medicinal de la marihuana debiera ser investigado para aprobar una regulación en ese sentido.

3.- ¿Y las otras drogas?: Rodríguez Luna también señala que, al hablar de la legalización de las drogas, se tendría que hablar sobre cada una de las drogas y cuáles son sus efectos.

“Tenemos que hablar sobre cómo se va abordar esta legalización. Si se llevará desde el cultivo, hasta la transformación, pues cada caso en el mundo varía. El debate tendría que visualizarse desde distintos enfoques”.

4.- Consumo de niños y jóvenes: De acuerdo con organizaciones sociales, padres de familia y empresarios que se han agrupado bajo la iniciativa ‘Sin mota somos más’, regular la marihuana abriría la puerta a un crecimiento en el consumo de niños y jóvenes.

“Tendremos que pensar en todos los jóvenes que ni estudian ni trabajan y están mucho más sensibles al uso de las drogas, esto es verdaderamente preocupante. Ningún padre de familia quiere tener la droga más cerca de sus hijos”, dijo un vocero de la Unión de Padres de Familia en noviembre pasado.

Te recomendamos leer: 100,000 niños de primaria han probado la marihuana

5.- Corrupción: El integrante de Casede señala que la capacidad de regulación va en función de la capacidad del mercado. Si un mercado es más redituable habrá mayor interés entre las farmacéuticas.

“El problema en este caso es que la regulación podría abrir la puerta a otro tipo de negocios que ya no tendrían que ver con el interés subyacente de la legalización de la marihuana. La droga sigue siendo un gran negocio y desde el mercado legal lo seguirá siendo. Los actores cambian, pero sigue estando el negocio”, dice Rodríguez Luna.

El debate nacional sobre la regulación de la marihuana durará varios meses y tendrá cinco sedes, en las que reunirá más posturas a favor y en contra que serán recopiladas para tomar una decisión final en torno a este tema.

Relacionadas

Comentarios