A Fondo

11 causas de que los mexicanos estén hartos de la política

Hablamos con José Woldenberg, quien argumenta que en México no es bien vista la pluralidad, no existe un orden democrático y además hay apatía de la gente.

25-01-2016, 4:44:21 PM
11 causas de que los mexicanos estén hartos de la política
Alejandro Medina González

Durante las elecciones de 2015, por primera vez un grupo de candidatos independientes a distintos puestos de elección popular fue capaz de vencer a los partidos políticos y dominar las urnas.

Así encontramos a figuras como Jaime Rodríguez Calderón, alias “El Bronco”, ganador de la contienda de la gubernatura de Nuevo León, o Pedro Kumamoto, legislador local de Jalisco, quien logró conquistar a los votantes a través de medios digitales y de voz en voz.

¿Cómo fue que estos personajes vencieron a la gran maquinaria política mexicana? Una encuesta de Parametría señala que fue derivado del hartazgo hacia los partidos típicos. Así lo aseguró más de 50% de las personas encuestadas y que ejerció su voto el año pasado.

La premisa es validada por el analista y sociólogo, José Woldenberg, quien sostiene que aun cuando México ha llegado a tener avances en distintas áreas destacables, la percepción que tiene la gente hacia la clase política sigue siendo negativa.

“México ha avanzado considerablemente en los últimos 30 años, logrando construir un sistema democrático con logros significativos que hoy permiten en muchos casos vivir a la gente de una manera diferente, sin embargo, todos esos logros siempre quedan opacados por el desencanto que existe hacia la política”, aseguró durante su participación en el segundo Encuentro de la Izquierda Democrática en México.

De acuerdo con su perspectiva, la situación de molestia que permea es grave, ya que más allá de apoyar al fortalecimiento del sistema democrático en el que nos encontramos, termina por desgastarlo, y le quita la oportunidad de crecer.

Claves del hartazgo

Para el analista y también extitular del Instituto Federal Electoral (IFE) entre 1997 y 2003, hay una serie de razones por las que la sociedad mexicana está cansada del entorno político actual:

1.- No aceptamos la pluralidad

La manera tan rápida en la que se gestó el sistema democrático en México no permitió a la sociedad comprender que en este tipo de esquema político se favorece el debate y la apertura hacia distintas ideas, sin que exista un único punto de vista correcto. Esto, aunado a que los requerimientos de la sociedad, que son amplios, ha llevado a la gente a disgustarse por la fricción que existe entre los partidos.

2.- Poca valoración al tránsito democrático

En entrevista con Alto Nivel posterior al foro, Woldenberg asegura que esta velocidad lleva a las personas a sentir que seguimos instalados en la misma situación que las décadas de los setenta y ochenta, bajo las mismas circunstancias, aun cuando sí se estén presentando transformaciones importantes que normalmente pasan desapercibidas.

3.- Gobiernos siempre de minoría

La mayoría de los gobiernos que se establecen en México son siempre de minorías, por lo que tienen que negociar para conseguir que sus ideas puedan caminar, lo cual en muchos casos es más que complicado y en otros infructífero. Este es rasgo del esquema democrático que se tiene que aceptar, porque se debe valorar que existen grupos de personas con diferentes objetivos.

4.- No existe un orden democrático

Con el fortalecimiento de las libertades en México, ha sido complicado que los grupos que representan minorías avalen los posicionamientos y decisiones que toman las mayorías, existiendo siempre un punto de vista en contra de lo que sucede, debido a que todos suelen considerar que tienen la razón por sobre los demás. Woldenberg pide en este sentido respetar las decisiones.

5.- Política sí, política no

Woldebnerg señala el hecho de que las personas únicamente están permitiendo que la clase política tome decisiones basadas en lo que es considerado como correcto, desvirtuando otros movimientos positivos que se llegan a realizar, incluso cuando estos puedan traer los resultados que están esperando.

6.- Débil ciudadanía

Un punto importante que juega en favor del hartazgo es la poca participación que tiene la sociedad en la vida política del país. Hoy la gente no está informándose acerca de lo que está sucediendo, y en muchos de los casos incluso se desinforma. “Es su responsabilidad ser testigo de cada suceso que se va presentando”, dice Woldenberg.

7.- Partidos que no reconocen virtudes

Por otro lado está la constante lucha de poderes entre los partidos políticos mexicanos, quienes en un afán por destacar sus cualidades, evitan a toda costa el reconocer los avances de sus adversarios. Woldenberg acusa que no están manteniéndose a la altura de las circunstancias y por eso la gente termina fastidiada.

8.- Medios con visión antipolítica

José Woldenberg critica también el papel de los medios de comunicación en la democracia, quienes, asegura, se enfrascan en las luchas y fricciones entre partidos, sin dar a la sociedad una mejor explicación sobre qué ocurre,.

9.- Pobreza y falta de cohesión social

El nivel de pobreza en México tampoco permite que los partidos piensen en soluciones globales inclusivas que beneficien a todos. Esto es algo que muchas veces las personas no entienden, ya que no existe la posibilidad de que por una sola decisión pueda cambiar el panorama presente. El panorama es complejo y todos deben aportar al tema.

10.- Estancamiento económico

Nada hace que la gente crea que se han tenido avances en el estancamiento económico mientras resintiendo en su bolsillo. Las cosas son diferentes, pero esta situación causa molestia y los políticos no sólo deben trabajar para combatirla, sino también demostrar que entienden lo que está pasando.

11.- Nivel de corrupción

Finalmente, el hartazgo hacia la clase política también está sustentado en el alto nivel de corrupción que sigue registrándose en todo el país y que en la mayoría de los casos salpica también a los partidos. La única vía para acabar con ella es un mayor nivel de reflexión sobre la situaciónque genera molestia; esto debe de llevarlos generar candados entorno al tema.

Relacionadas

Comentarios