'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Virtuoso: El arte de los viajes de lujo

Esta red global de viajes ofrece a sus agremiados operar como una agencia de viajes de lujo independiente, pero con el poder adquisitivo y los recursos de una corporación internacional.

22-01-2016, 4:07:53 PM
Virtuoso: El arte de los viajes de lujo
Ulises Navarro y Estivaly Calva

Matthew D. Upchurch es el presidente de Virtuoso, una red global de viajes de lujo fundada en 1951 como Allen Travel. Hoy cuenta con 375 agencias en 32 países, 1.4 millones de viajeros y más de 1,700 proveedores de los mejores hoteles, cruceros, líneas aéreas, complejos y operadores turísticos. Sus ventas alcanzan los 15,500 millones de dólares al año.

El padre de Matthew era operador de tours de élite y tenía propiedades en Botsuana, Tanzanía y Kenia. Fue el primero en construir un tiempo compartido en Acapulco, llamado Lunada, y también desarrolló la agencia de viajes Tony Pérez y la Asociación de Operadores de Turismo en Estados Unidos, la más grande de ese país.

“Mis padres vivían en Nueva York y después se mudaron al Distrito Federal, donde nací”, comparte el presidente y CEO de Virtuoso, quien a los 22 años emprendió su propia agencia de viajes en Texas. “Soy naturalmente empático. Para mí es muy fácil ver todos los lados de la opinión. Eso me ha funcionado mucho en los negocios”.

En un inicio comenzó a generar una base de datos de viajeros de lujo en nuestro país, que hoy es la misma de American Express Plum Card, considerada como una de las más importantes a nivel internacional. Matthew aprovechó la nueva ola de consumidores que surgió en los 90: los baby boomers (nacidos entre 1946 y 1965). “Tan solo en Estados Unidos, 10,000 personas cumplen 70 años cada día y casi todos buscan conocer distintos lugares”.

Pero ahora sucede algo que no se había dado antes: “Cuatro generaciones están viajando a la vez y esto ha hecho que el sector de viajes de lujo crezca rápido”. De hecho, el turismo es la tercera industria más grande del planeta, según la World Travel Tourism Council (WTTC).

Los consultores de Virtuoso (antiguamente conocida como Allied Percival International) hacen una gran diferencia en la calidad del servicio, asegura Upchurch. Cuentan con todas las conexiones necesarias y acceso a ofertas de viajes exclusivos, que serían difíciles de obtener por cuenta propia. Además, poseen extensa experiencia en diversos destinos y dan seguimiento al cliente cuando regresa de su travesía.

Pero ¿qué se necesita para ser una agencia miembro de Virtuoso? “Una gran pasión por los viajes y mucha imaginación para diseñar con éxito experiencias únicas en su clase”.

Los asociados se benefician de un marketing profesional, así como de programas de formación y acreditación. A esto hay que sumar el acercamiento a un gran número de proveedores reconocidos y especialistas en destinos y servicios turísticos. “La oportunidad es operar como una agencia de viajes de lujo independiente, pero con el poder adquisitivo y los recursos de una gran corporación global”, concluye el ejecutivo.

¿Cuál es la táctica?  

Crear experiencias enriquecedoras a través de la planeación y ejecución de estrategias personalizadas para los viajeros de élite, quienes buscan productos y servicios que reflejen lo que son y los estilos de vida que llevan.

Relacionadas

Comentarios