HistoriasManagement

Cómo desarrollar al mejor talento en tu empresa

La fórmula para el éxito es tener a la persona adecuada en la posición correcta, sumando el hecho de que sean compatibles con la visión del negocio y de la empresa.

22-01-2016, 4:00:27 PM
Cómo desarrollar al mejor talento en tu empresa
Ángeles Madrigal, Directora General de Strategic Talent

El término talento está en boga en los procesos de atracción, selección y desarrollo dentro de las organizaciones. Lo utilizamos mucho en el lenguaje de negocio, pero ¿A qué nos referimos cuando decimos “buscamos / desarrollamos al mejor talento”

Entendemos el talento como una persona, ejecutivo o ejecutiva, que posee las habilidades, capacidades y conocimientos para desempeñar exitosamente una función, aportando a los objetivos de negocio. Así pues, el talento se convierte en “mejor talento” en la medida en que empata también con el perfil cultural de la organización, más allá del género y de otros factores de diversidad.

Poseer entre las filas de una empresa al mejor talento, es garantía para llevar a las instituciones a un nivel mucho más elevado de eficiencia y productividad. Sin embargo, identificar a esos ejecutivos clave no es tarea fácil, ya que requiere una búsqueda intensiva que, incluso dada la globalización, traspasa fronteras. 

Desde mi experiencia como headhunter, la formación académica –hasta el posgrado- se considera como un básico; el foco actual de los reclutadores y de las empresas se encuentra entonces en las competencias y en las habilidades que tiene el candidato para la adaptación al cambio, con inteligencia emocional y con dualidades, como tener una visión “helicóptero” para ver desde diferentes perspectivas, desde lo más general hasta lo más específico o incluso la operación del día a día.

Cultura de formación de habilidades

El desafío en el actual mercado laboral es impulsar una cultura de formación de habilidades, que es tarea conjunta entre la persona-sistema educativo-empresa.

1. El individuo debe poseer la convicción de desarrollarse

2. Las instituciones formativas deben brindar los conocimientos técnicos necesarios, al mismo ritmo que el mercado laboral lo requiere

3. Las empresas deben ofrecer atractivos esquemas de capacitación de acuerdo con sus necesidades.

Unidos estos tres elementos, se crea un círculo virtuoso que fomenta la inclusión en el mundo laboral; candidatos altamente competitivos con visión, conocimiento, aptitudes y actitudes; y ofertas laborales atractivas. En suma, esto evitaría la “guerra por el talento”, pues se tendría un campo de acción mucho más amplio, con mayor cantidad de profesionales calificados y no enfrentaríamos la escasez de talento.

Coincido también con lo que dice Andrés Hatum en “La realidad de los negocios y del talento: tendencias en el tiempo” publicada en Harvard Business Review de agosto de 2009, “el reto para ser más competitivos radica en entender y desarrollar estrategias de acuerdo con el mercado laboral y las motivaciones de los candidatos de las nuevas generaciones.”

Desde mi perspectiva, la fórmula para el éxito es tener a la persona adecuada en la posición correcta, sumando el hecho de que sean compatibles con la visión del negocio y de la empresa. En este punto es fundamental que todos los participantes consideren crear estrategias alineadas y que evolucionen a la par del mercado.

La autora es socia y directora general de Strategic Talent, firma de consultoría en Recursos Humanos, especializada en diversidad de género, atracción y desarrollo de talento. Cuenta con más de 20 años de experiencia y es fundadora de Wo/Men[In], red de ejecutivos que impulsa el crecimiento de las mujeres y el aumento de su participación en posiciones directivas. @StrategicMexico

 

Relacionadas

Comentarios