md_ipad md_ipad md_ipad
Actualizado a las 00:00 31/07/2014
Síguenos:

México y los impuestos en salarios

El estudio "Taxing Wages" mostró que hay una brecha importante entre los salarios de los mexicanos y sus gastos reales.

salarios_México

Las personas con un esquema de salario pero que carecen de familia tienen una menor solvencia que quienes cuentan con hijos.

POR: Altonivel

La carga fiscal sobre las rentas salariales en México es una de las más bajas entre los países de la OCDE. En promedio, la “brecha fiscal”, es decir, la diferencia entre los costos laborales totales y la renta neta percibida por el asalariado: Impuesto Sobre la Renta (ISR), más contribuciones a la seguridad social salariales y patronales, menos transferencias, en porcentaje de los costos laborales totales; en 2009 estuvo por debajo del promedio de la OCDE para todos los hogares incluidos en la publicación Taxing Wages.

En cuanto a los asalariados solteros con rentas equivalentes al salario medio se encontró que la brecha fiscal se situó 21.2 puntos porcentuales por debajo del promedio de la OCDE. Mientras que dicha brecha para las familias monoparentales con dos hijos y rentas bajas estuvo tan sólo 5.1 puntos porcentuales por debajo del promedio de la OCDE.

Es decir que, las personas con un esquema de salario pero que carecen de familia tienen una menor solvencia que quienes cuentan con hijos.

Por otra parte, cabe destacar que la brecha fiscal se ha incrementado para todos los hogares en los últimos 10 años. En promedio, la brecha fiscal aumentó 3.3 puntos porcentuales; siendo los aumentos mayores para los asalariados solteros y las familias monoparentales con dos hijos percibiendo rentas equivalentes al 67% del salario medio (+4.7 puntos porcentuales).

Así, durante 2009, en México se produjo un incremento de la carga fiscal total de todos los tipos de hogares incluidos en la publicación Taxing Wages.

La carga fiscal aumentó 0.2 puntos porcentuales, ascendiendo al 15.3% de los costos laborales, en el caso de los asalariados solteros con rentas medias y matrimonios con dos hijos y un sólo perceptor de rentas con ingresos medios. La brecha fiscal se incrementó especialmente para los asalariados solteros y las familias monoparentales con dos dos hijos percibiendo rentas equivalentes al 67% del salario medio, ascendiendo al 11.8% de los costos laborales (un incremento de 0.9 puntos porcentuales).

Además, los asalariados y los patrones en México deben pagar contribuciones para los ramos del seguro de cesantía en edad avanzada y vejez a fondos gestionados por el sector privado.

Asimismo, los patrones deben también pagar contribuciones para retiro y al Infonavit a fondos gestionados por el sector privado.

El Special Feature de la publicación Taxing Wages presenta una discusión sobre estos ‘pagos obligatorios no-impositivos’ (‘non-tax compulsory payments, NTCPs’). Al considerar dichos pagos, la carga fiscal total sobre las rentas salariales se incrementa en promedio alrededor de ocho puntos porcentuales.

Sin embargo, esta nueva medida de la carga fiscal (‘carga fiscal combinada’) sigue estando muy por debajo del promedio de la OCDE, excepto en el caso de familias monoparentales con dos hijos percibiendo rentas equivalentes al 67% del salario medio. Para dichas familias, la carga fiscal combinada asciende al 20%, la cual se sitúa en un punto porcentual por encima de la media en la OCDE.

La brecha fiscal en Taxing Wages está calculada en base a la media aritmética del salario medio de trabajadores a tiempo completo en el sector privado (incluyendo asalariados de nivel directivo). El salario medio bruto anual en México para el año 2009 fue de 83 mil 545 pesos.

www.altonivel.com.mx

comentarios