A Fondo

¿Puerto de Tuxpan competirá en serio con el de Veracruz?

En febrero iniciará operaciones la nuevo terminal portuaria, aunque tiene grandes carencias: no cuenta con aeropuerto, ferrocarril y la carretera deja mucho que desear.

18-01-2016, 10:35:29 AM
¿Puerto de Tuxpan competirá en serio con el de Veracruz?
Melchor Arellano

Recién se anunció que la nueva terminal portuaria de Tuxpan, Veracruz, estará lista para iniciar operaciones en febrero próximo, tras el arribo de cuatro grúas tipo súper (así dicho) Post Panamax. Más bien, estas grúas atenderán las maniobras de los buques Post Panamax (el concepto es para los navíos, no para las terminales portuarias). Es decir, estarán diseñadas para la maniobra de descarga a gran escala de contenedores trasladados por ese tipo de buques.

Estas son unidades superiores a las 65,000 toneladas de peso muerto (TPM), la medida máxima de acceso por el canal de Panamá. Lo mismo ocurre con los buques (especialmente petroleros) Suez Max en el Canal de Suez.

La terminal será operada por la estadounidense Stevedoring Services of America (SSA), considerada la segunda firma de terminales portuarias del mundo, detrás de la china Hutchison Port Holdings (HPH), que maneja, otros puertos, Veracruz; Punta Venado, Quintana Roo; Lázaro Cárdenas, Michoacán y Ensenada, Baja California. Por su parte, SSA tiene Manzanillo, Colima; Acapulco, Guerrero y el muelle internacional de cruceros en Cozumel, Quintana Roo.

Tuxpan, el puerto sacrificado

Podría decirse que, ante la parálisis definitiva del puerto jarocho, Tuxpan tendría el control del movimiento de contenedores del Golfo de México. Empero, este último aún tiene grandes carencias: no cuenta con aeropuerto y ferrocarril y, aun cuando presume de nueva carretera, esta tendría que ser de cuando menos seis carriles para responder a un tráfico de carga más intenso vía terrestre, hacia los distintos destinos del centro del país y agilizar el traslado de las cargas que se desvíen por dicho puerto.

Tuxpan, siempre fue el puerto sacrificado en aras de mantener vigente a Veracruz (“el puerto mercantil de México”), que llegó en 2004 a su desarrollo tope y difícilmente será redinamizado a mayor escala, por más esfuerzos y arengas oficiales que se hagan. Lo peor es que la SCT, en voz de su titular Gerardo Ruiz Esparza, anunció la mayor inversión en Veracruz de todos los puertos del país: 50,000 millones de pesos (mdp), en un destino completamente vedado al desarrollo futuro y exigencias del comercio internacional.

Por eso llama la atención que se hable de los grandes presupuestos y manejos de volúmenes de carga y contenedores en Tuxpan, que dice SSA que llevará a cabo.

Según la subsidiaria SSA Marine, las grúas dotarán al puerto de ventajas competitivas dada su tecnología de vanguardia y permitirán a la filial Tuxpan Port Terminal (TPT) afianzarse en el corto plazo como la “principal puerta de entrada del comercio exterior al Valle de México”. Y entonces ¿dónde queda Veracruz, con la inversión proyectada y obras de ampliación precedentes, especialmente en Bahía de Vergara? Sobre todo, cuando las conclusiones técnicas, logísticas y financieras recomendaban el traslado del puerto jarocho a Antón Lizardo, como la única y real posibilidad de mantener vigente el manejo de carga y contenedores del mismo.

SSA asegura que invirtió 35 millones de dólares (mdd) en las grúas citadas, las cuales disponen de tecnología avanzada para hacer posible maniobras de buques portacontenedores de hasta 13,500 TEUS (unidades equivalentes a contenedores de 20 pies), con un rango de alcance de 23 metros de manga (ancho).

Adicionalmente, fueron traídas otras dos grúas de patio tipo ASC (siglas de Automated Stacking Cranes), que son parte de un lote de ocho que habrán de llegar también en febrero próximo. Estas, integran una inversión de 30 mdd.

Según SSA México, la terminal demanda una inversión de 370 mdd y mejorar la oferta y respuesta a las exigencias del comercio marítimo. Ello se convertiría en complemento estratégico para la conectividad regional del Valle de México y Bajío, donde se concentra un importante nodo automotriz, mediante la nueva autopista México – Tuxpan y el Arco Norte.

Para nadie es un secreto que Tuxpan es el puerto más cercano a la Ciudad de México: se ubica a 294 kilómetros, en tanto Veracruz se sitúa a 405 kilómetros y nunca ha tenido una incidencia real en el manejo de carga y contenedores en el sistema portuario nacional.

Se espera que con las inversiones anunciadas se genere un ahorro de 36% en costo de transporte y 32% en gasto de peaje de las cargas procedentes de Tuxpan. La terminal dispondrá de 560 metros de muelles, 20 hectáreas de patios y 14 metros de dragado en el canal de navegación.

¿Descarga de buques de “novena generación”?

Lo que llama la atención es que (de acuerdo con SSA) la terminal tenga la capacidad para manejar la descarga de buques de “novena generación” o 900,000 TEUS a bordo, cuando la mayoría de puertos del país no lo hacen, por falta de capacidad. Salvo claro está Lázaro Cárdenas, Michoacán. También se espera manejar 350,000 automóviles al año, con un almacén de 5,000 metros cuadrados y una aduana para hacer más eficiente la operación.

De hecho el control de autos sí es factible, merced a que SSA tiene el manejo de este rubro en Acapulco, pero se albergan serias dudas sobre el ingreso de buques de “novena generación” a Tuxpan. En una segunda etapa, la firma habla de incluir dos posiciones de atraque para buques de carga general y portacontenedores de última generación y también, el desarrollo adicional de 40 hectáreas de patios especializados, los cuales estarán dotados con cinco grúas Post Panamax y otras 22 de patio. Según la SCT, el gobierno federal duplicará en el 2018 la capacidad de carga de los puertos nacionales, al pasar de 280 millones de toneladas en 2012 a un promedio superior a 500 millones de toneladas en ese año.

La SCT remata que además de Tuxpan, el gobierno federal planea poner en marcha 24 obras, con una inversión de 62,000 millones de pesos. Lo que no dice, es que esta inversión se concentrará en el puerto de Veracruz, donde HPH mantiene el control y hará todo lo posible porque los beneficios no se trasladen a Tuxpan. En este último, SSA busca romper la presencia de HPH en los puertos del Golfo. Sobre todo, después de que HPH la venció en Punta Colonet, BC, pese a que tenían como asesor a Luis Téllez, siendo éste titular de SCT. ¿Un cobro de cuentas benéfico o una simulación para captar recursos donde las posibilidades de avance no sean las proyectadas?

Relacionadas

Comentarios