HistoriasMicrositio

¿Es tan grave la fuga de capitales?

Frente a un panorama negativo para 2016, el gobernador del Banxico, Agustín Carstens, advierte de que es turno de los mercados emergentes de intervenir los mercados.

18-01-2016, 8:09:51 AM
¿Es tan grave la fuga de capitales?
Jorge Arturo Monjarás

Cuando Agustín Carstens sugiere intervenciones en los mercados, es difícil no alarmarse. Pero así lo hizo el gobernador del Banco de México la semana pasada, en un simposio que reunió a los banqueros centrales de muchos países, principalmente desarrollados. Lo que anuncia es que la salida de capitales financieros de México y otros muchos países podría ser mucho más grave y rápida de lo esperado. El desbalance podría ser funesto para las economías de los países emergentes.

El hombre que ha dirigido la política monetaria del país durante los últimos años, dijo varias verdades durante su intervención, en París:

  • Los países emergentes son los que han manejado “correctamente” la política monetaria en los últimos años.
  • Los países desarrollados, ante todo Estados Unidos, Japón y Europa, realizaron intervenciones artificiales en sus economías, con el fin de salir de la crisis económica, produciendo alteraciones que apenas han comenzado a medirse.
  • El principal efecto es la alteración de los mercados emergentes, debido a los flujos de inversión financiera que llegaron en masa, huyendo de las tasas cero.
  • El sobrecalentamiento de los mercados, la desalineación de los precios de los activos financieros, distorsiones macroeconómicas han sido los efectos de este dinero en busca de rendimientos que ya no podía obtener en su país de origen. Pero estos efectos pueden ser el lado bueno de la situación.
  • El retorno de estos capitales, producto de la “normalización” monetaria en Estados Unidos, podría tener efectos mucho peores en los mercados emergentes. Provocando una era de volatilidad que pocos están preparados para enfrentar.


Ante este riesgo, Carstens aconsejó a los países emergentes no sólo mantener sus finanzas sanas y sus políticas monetarias listas para el cambio, sino que evaluó la posibilidad de que
ahora sea nuestro turno para intervenir los mercados.

En concreto, se trataría de usar las reservas en moneda extranjera para “actuar como formadores de mercado” en bonos y acciones. Es decir, comprar estos valores para evitar la caída precipitada en sus precios, misma que podría provocar una nueva estampida.

Algo muy malo está viendo el gobernador del banco central. Hasta el tercer trimestre del año, los flujos de inversión extranjera en cartera hacia México eran positivos, sin embargo, iban en una clara baja. Todo indica que estos flujos podrían estarse volviendo negativos, lo que se traduciría en una leve pero cierta salida de capitales.

Esta salida podría ser parte de las más recientes presiones al tipo de cambio. No hay duda de que por ahora México está preparado para hacer frente a una tendencia así, pero el viaje va a ser un tanto agitado, agregando un factor de riesgo más a este 2016.

Quizá por ello Carstens insinúa que podría ser tiempo de dejar la prudencia e intervenir los mercados. Al fin y al cabo, porqué tendríamos que seguir reglas que los países desarrollados llevan años infringiendo.

Sin embargo, es preocupante. China lleva gastados miles de millones de dólares tratando de evitar la caída del yuan y de sus bolsas de valores. Tan sólo en 2015 gastó 500,000 mdd, correspondiendo a diciembre 100,000 millones. Es decir, el gobierno chino gastó casi tres veces nuestras reservas totales, y no pudo evitar la caída de su bolsa, ni el retroceso de su moneda. Al final, los inversionistas utilizaron estas inyecciones e capital para salir más rápido del mercado.

Además, está el muy problemático asunto de cómo y cuándo suspender una intervención a los mercados. A los propios estadounidenses les costó mucho subir un pequeño cuarto de punto, ante unas fuerzas económicas completamente acostumbradas al subsidio. Y está el reto de determinar cuánto vale cada valor posteriormente. ¿Está caro o barato? ¿Qué múltiplos precio/utilidad son los buenos? Determinar esto, luego de una intervención es casi inútil.

No parece una solución muy positiva, y denota cierta desesperación ante lo que debe ser un panorama más negativo de lo que pensamos para 2016.

Relacionadas

Comentarios