HistoriasMicrositio

La carrera de los salarios: México se queda atrás

La depreciación del peso ha influido para que México quede atrás en la competencia por ofrecer mejores compensaciones en la industria manufacturera.

13-01-2016, 9:54:19 AM
La carrera de los salarios: México se queda atrás
Salvador Kalifa Assad*

Las compensaciones laborales en el sector manufacturero de varios países asiáticos han crecido por varias décadas a un ritmo muy superior a las de nuestro país. El caso más ilustrativo en ese periodo ha sido el de Corea del Sur (Corea).

De acuerdo con cifras publicadas por el Bureau of Labor Statisitics de Estados Unidos (BLS), en 1975 dichas compensaciones eran de 0.33 dólares por hora (dph) en Corea, mientras que alcanzaban 1.80 dph en México. En las décadas transcurridas desde entonces, la gran diferencia entre ambas naciones ha sido, por un lado, el crecimiento y la estabilidad de precios en el país asiático y, por el otro, el marasmo, la inflación y las devaluaciones en nuestro país.

Ello explica por qué en la actualidad los papeles se han invertido. Según cifras del mismo BLS, las compensaciones en Corea en 2012 fueron de 20.72 dph y en México de apenas 6.36 dph. El año pasado esa brecha seguramente se amplió más, debido a que la depreciación del peso durante el periodo 2013-2015 fue de más de 25%, mientras que la del won coreano fue apenas de 9.5%.

Viendo hacia delante, todo indica que esa historia se va a repetir, pero ahora con China, que al comienzo de este siglo tenía salarios manufactureros que eran una fracción de los que percibían los trabajadores mexicanos.

El Producto Interno Bruto real de China, en moneda local, creció 9.9% anual desde 2001 hasta 2014. Este dinamismo impresionante y la apreciación de su moneda frente al dólar hicieron que entre el año 2002 y 2009 los salarios manufactureros en China pasaran de 0.69 a 1.74 dph, de acuerdo con datos del BLS. Una actualización de esas estimaciones, realizada en 2015 por The Economist Intelligence Unit (EIU), indica que para 2012 los salarios manufactureros en China ascendieron a 2.1 dph. Aunque por diversas razones estos datos no son estrictamente comparables con los de otros países, su tendencia es similar, por ejemplo, a la registrada históricamente en Corea.

El análisis de la consultora de The Economist destaca que la compensación manufacturera por hora en China, en moneda local, creció a un ritmo de 11.9% anual entre 2001 y 2012, y se espera que este crecimiento se mantenga hasta el año 2020. Esta expansión estaría sostenida por ganancias en productividad y escasez de mano de obra, lo que permitiría a los trabajadores chinos negociar incrementos salariales elevados.

Las proyecciones del estudio de EIU indican que los salarios manufactureros en China alcanzarían la cifra de 5.2 dph en 2020, acercándose, como sucedió con Corea, a los existentes en México. Es más, probablemente hasta los rebasen, si para entonces continúa la depreciación del peso a un ritmo superior al del yuan chino, así como si la productividad de nuestra economía no mejora de una manera considerable.

Lo primero requiere de mucha disciplina fiscal y monetaria, mientras que para lo segundo necesitamos reformas de fondo, entre otras, en el sector público, así como en los sectores laboral y educativo. Hay que aceptar, además, que el progreso requiere superar el atavismo de dar prioridad a sectores tradicionales protegidos, como el acero, la ropa y el calzado, para incursionar en actividades de más valor agregado y mayor contribución a la productividad, como las tecnologías de información, las ingenierías y las ciencias.

Mientras nuestras autoridades sigan sin realizar esos cambios de fondo, los mexicanos continuaremos perdiendo, frente a los países asiáticos, la carrera de los salarios.

*El columnista es doctor en Economía y dirige su despacho de consultoría en asuntos económicos y financieros. Dicta conferencias y ha publicado más de 2,000 artículos en periódicos y revistas.

Relacionadas

Comentarios