'; Alto Nivel
HistoriasManagement

No termines el año, complétalo

Aprovecha esta temporada para evaluar lo que funcionó, dejar atrás lo que no salió como esperabas y aprender.

18-12-2015, 11:23:52 AM
No termines el año, complétalo
Eduardo Lan

Al finalizar este 2015 es importante que hagas un recuento de lo que este año te trajo, tanto lo bueno como lo malo. El fin de año es una oportunidad de oro no solo para celebrar, sino también para reconocer aquello que funcionó y a las personas que lo hicieron posible; distinguir las cosas que faltaron de manera que estén presentes la próxima vez; y anotar los aprendizajes que obtuviste, para que los incorpores en un futuro. En esencia, se trata de completar el año y no solo de terminarlo.

Y es que terminar no es lo mismo que completar. Lo primero se basa en el tiempo e involucra dejar de hacer una actividad, pero no necesariamente dejar la actividad atrás. Cuando uno termina algo pero no lo completa, a menudo se queda una sensación de que algo falta. Esta sensación se queda con uno durante mucho tiempo y roba paz mental y energía.

Lo que pocas veces se hace es realmente completar. Esto involucra analizar y tener una conversación personal y con tu equipo de trabajo acerca de lo que funcionó y lo que no durante el año—en todos los proyectos en los que estuviste involucrado—.

La clave es dejar atrás lo que no funcionó, construir sobre lo que sí funcionó, y crear un aprendizaje continuo que nos aporte lecciones aprendidas y un plan hacia el futuro. Hacer esto, además, genera ímpetu para continuar poderosamente con lo que sigue.  Hacer este ejercicio me ayuda a darme cuenta de las cosas que funcionaron y las que faltaron. Así puedo hacer cambios pertinentes para este año nuevo; en pocas palabras, me da el espacio y el fundamento para crear algo.

Te invito a hacerlo tú también: completa el año y no sólo lo termines. No desperdicies el evento de fin de año teniendo solo un convivio social. No es que convivir socialmente no valga la pena, sino que valdría aún más tomarse el tiempo de tener una conversación poderosa para completar el año. Para ello, hazte las siguientes preguntas:

1. En este año que estamos terminando, ¿qué de todo lo que hiciste funcionó y vale la pena?

2. ¿Qué logros obtuviste? ¿Qué fue lo que hiciste que generó tales logros?

3. ¿Quién contribuyó de manera importante a alcanzarlos?

4. ¿A quién o quiénes de tu equipo quieres reconocer y por qué lo quieres reconocer?

5. ¿Qué faltó en ti para obtener más logros?

6. ¿Qué puedes aprender de ello y qué harás diferente el próximo año?

7. ¿Qué lecciones aprendidas obtuviste?

8. ¿Qué más necesitas decir para estar completo?

9. ¿Puedes declarar el 2015 completo?

10. ¿Qué vas a crear para el año que viene?

“Eduardo Lan es empresario consultor y coach de negocios, especialista en temas de la condición humana potencializando el desarrollo de las habilidades individuales y colectivas de las personas, con más de 20 años de experiencia. 

Relacionadas

Comentarios