ActualidadHistorias

¿Cuál es la ciudad más contaminada? Una pregunta difícil

La respuesta general sería Nueva Delhi, sin embargo, hace poco Beijing rebasó sus niveles, y otras más no reportan sus números contaminantes.

11-12-2015, 4:55:16 PM
¿Cuál es la ciudad más contaminada? Una pregunta difícil
Javier Rodríguez Labastida

¿Cuál es la ciudad más contaminada del planeta? A pesar de los avances tecnológicos y de la relevancia global del tema, esta pregunta no tiene una respuesta sencilla; es más, ni siquiera la Organización Mundial de la Salud la tiene.

“Muchas ciudades del mundo, incluso algunas de las más contaminadas, no recogen información ni notifican la calidad del aire ambiente. Por lo tanto, la OMS no puede comparar las ciudades en función de los niveles de contaminación del aire ambiente”, señala la organización dependiente de la ONU en su sitio.

La OMS asegura que tiene información de 1,600 ciudades de 91 países. Una cantidad que no representa ni la mitad de los países que acudieron a la Cumbre Climática de París (COP21) que fueron 195.

Lo que sí tiene la OMS son las cifras mortales causadas por la contaminación. De acuerdo con el último estudio, realizado en 2014, 3.7 millones de muertes son atribuibles a la contaminación del aire en el ambiente, y otras 4.3 millones de muertes son ocasionadas por la contaminación del aire en los hogares.

Del total de defunciones, 40 por ciento fueron por cardiopatía isquémica, 40 por ciento por accidentes cerebrovasculares, 11 por ciento por neumopatía obstructiva crónica, seis por ciento fueron cáncer de pulmón y tres por ciento respondieron a una infección aguda de las vías respiratorias inferiores.

China y la alerta roja

El pasado lunes, Beijing registró los niveles más altos de contaminación en su historia. A las 18:00 horas, tiempo local, la concentración de las llamadas partículas PM 2.5 se ubicaron en torno a los 240 microgramos por metro cúbico de aire.

El PM2.5 es diámetro medido en micrones de partículas como amoniaco, carbón, nitratos y sulfatos, que son lo suficientemente pequeños como para entrar a la corriente sanguínea y causar enfermedades como enfisema pulmonar o cáncer.

Para tener una referencia, la OMS recomienda que las PM2.5 se ubiquen en un nivel de 25 microgramos por metro cúbico para evitar daños a la salud, principalmente en niños, ancianos y personas con males respiratorios. Los números de China fueron casi 10 veces superiores.

Derivado de esta alerta roja, Beijing suspendió clases en centros de enseñanza infantil, primaria y secundaria, limitó el uso de vehículos, y actividades de construcción y producción en fábricas de la periferia industrial.

Aunque no se vivieron escenas de pánico porque los habitantes de la capital china están acostumbrados a los altos índices de contaminación ambiental, sí se pudo observar una mayor preocupación ciudadana, según la agencia Notimex.

La emisión de la alerta roja no solo ha sentado un precedente en la aplicación del sistema de alertas, sino que también ha incrementado la concientización pública sobre el problema. Un reporte de Notimex señala que, en el último mes, las búsquedas de máscaras y purificadores de aire en los portales de comercio electrónico de Alibaba aumentaron 150 por ciento y un 56 por ciento, respectivamente.

La alerta roja por contaminación ambiental en Beijing concluyó el jueves con cielo azul y buena calidad del aire, aunque los pronósticos meteorológicos amenazan nuevas alertas por contaminación en los siguientes días.

Pero China no es la peor…

En 2014, la OMS realizó un estudio en el que explora la contaminación de algunos países de los cinco continentes, pero la organización es enfática en señalar que esa información no está completa, pues no todos los países aportan datos.

De acuerdo con este listado, Nueva Delhi, capital de India, y con 17 millones de habitantes, es la ciudad más contaminada del planeta. India, además, cuenta con otras 12 ciudades dentro de las 20 con mayor contaminación. Nueva Delhi con 153 microgramos de partículas PM 2.5, Patna con 149, Gwalior con 114 y Raipur con 134 son las más afectadas.

Hace unos días, las autoridades de Nueva Delhi anunciaron que a partir del próximo 1 de enero los vehículos particulares tendrán restringido su uso a días alternativos, en función de su matrícula par e impar. El gobierno local acordó también otras medidas como la plantación de vegetación en las principales carreteras para reducir el polvo en la atmósfera, limitar aún más la circulación de vehículos pesados, restringida ya a horas nocturnas, y cerrar centrales térmicas.

“(Las ciudades indias) originalmente diseñadas como entidades compactas para reducir la distancia de los viajes, están convirtiéndose en víctimas de la contaminación asesina, la congestión… y una devastadora dependencia de la infraestructura para los vehículos”, aseguró el Centro para las Ciencias y el Medio Ambiente de ese país en una entrevista con CNN.

Si te preguntas por la Ciudad de México, la respuesta es sí; es la más contaminada del continente americano, con un promedio de 90 microgramos de PM2.5, aunque a veces rebasa esta cifra. En México, el gobierno ha adoptado diversas medidas verdes para controlar la emisión de gases de las grandes fábricas, sin embargo, también autorizó una flexibilización del programa Hoy No Circula, que permitió que ahora circulen 400,000 vehículos más todos los días.

La tecnología hace su aparición

Quizá la OMS no pueda oficialmente realizar un ranking de las ciudades más contaminadas, pero algunos laboratorios y plataformas experimentales sí pueden. Uno de ellos es el proyecto Plume Labs, un desarrollo tecnológico que realiza un mapeo en tiempo real de los niveles de contaminación en cientos de ciudades.

En una entrada reciente a su blog, Plume Labs aseguró que la revolución de los datos puede ayudar a los políticos a detener la contaminación del aire y a las comunidades a retomar el control de su entorno. “Recopilamos medio millón de datos de mediciones ambientales de 11,000 estaciones todos los días para construir modelos predictivos a partir de datos de 200 áreas metropolitanas de todo el mundo”.

Plume Labas asegura que la inteligencia artificial y los sistemas automáticos le permiten estimar los niveles de contaminación del aire por hora en todo el mundo, incluso en las zonas que no están las estaciones monitoreadas, una forma de, tal vez no concretar un ranking, pero sí democratizar la información ambiental.

Relacionadas

Comentarios