ActualidadHistorias

Mauricio Macri jura como presidente de Argentina

Ante la Asamblea Legislativa, el nuevo presidente de Argentina, tomó el mandato que durará hasta 2019 y puso fin a 12 años de kirchnerismo.

10-12-2015, 7:53:21 AM
Mauricio Macri jura como presidente de Argentina
Agencias

Mauricio Macri juró como presidente de Argentina hasta 2019 ante la Asamblea Legislativa y puso fin así a 12 años ininterrumpidos de kirchnerismo.

Por primera vez desde el retorno de la democracia en 1983, un mandatario saliente no entrega los atributos de mando, el bastón y la banda presidenciales, a su sucesor. Macri juró “desempeñar con lealtad y honestidad el cargo de presidente de la nación y observar y hacer observar con fidelidad la constitución de la Nación Argentina”, ante los presentes reunidos en el Congreso, a donde no acudió la presidenta saliente y los legisladores peronistas.

En su discurso ante el Congreso, Macri dijo: “Hoy se está cumpliendo un sueño. Termina una época completa sin violencias. Hoy más que nunca tenemos que ser optimistas sobre nuestro futuro.”

El nuevo presidente llamó a los argentinos a trabajar en equipo. “Quiero pedirles que reconozcamos nuestros problemas para que juntos encontremos las mejores soluciones. Veo al país como un gran equipo conformado por millones de seres esperanzados” señaló Macri.

“Sumaremos visiones distintas de nuestra realidad (…) queremos el apoyo de todos, de los perionistas y antiperonistas (…) porque es la diversidad la que nos enriquece y nos hace mejores” explicó el mandatario. “Ya pasaron las elecciones. Es momento de unirnos y avanzar.”

Macri advirtió que “podemos pensar de distintas formas, pero la ley debe ser respetada, una cosa es tener visiones distintas y otra avasallar las instituciones con proyectos personalistas o hacer uso del poder para beneficio propio. El autoritarismo no es una idea distinta, es la intención de limitar las ideas de las personas”.

Compromisos concretos

Por otra parte, Macri ratificó su promesa de campaña de lograr una “pobreza cero” en el país y se comprometió a “cuidar a todos, el Estado va a estar donde sea necesario para cada argentino, en especial para los que menos tienen”.

Otro desafío, agregó, “será combatir al narcotráfico como ningún otro gobierno lo hizo antes, hay jóvenes que matan y mueren sin saber por qué actuando bajo efectos de la droga, no podemos aceptar esta realidad de manera natural”.

En un discurso que duró media hora, Macri insistió en su propuesta de “unidad de los argentinos” a partir de la diversidad, al considerar que “se viene un tiempo nuevo, un tiempo del diálogo, el respeto y el trabajo en equipo, de construcción con más justicia social”.

Su gobierno, aseguró, “va a defender la libertad que es esencial para la democracia, aspiramos a una convivencia más sana, que no se logra partiendo del rencor, la lucha permanente y la demonización del otro”.

El tramo más aplaudido fue cuando Macri prometió que va a combatir la corrupción y que será “implacable con propios y ajenos, con cualquiera que deje de cumplir la ley, no habrá tolerancia con prácticas abusivas, no hay principio ideológico que pueda justificarlos”.

También recibió una ovación al garantizar la independencia judicial y advertir que “no habrá jueces macristas, ni jueces militantes de ningún partido, quienes quieran serlo les decimos claramente que no son bienvenidos”.

En el plano internacional, Macri saludó a “los hermanos de América y del mundo, tenemos una visión nueva de la política, somos hijos de este tiempo y tratamos de comprender sin prejuicios ni rencores, creemos en la cooperación”.

Aquí puedes ver los minutos previos al juramento y el discurso completo del nuevo presidente.

Empiezan con conflicto

Cristina Fernández rechazó la propuesta de Macri de ser investido con los atributos en la Casa Rosada como se ha hecho -salvo excepciones- desde 1868, y no en el Congreso, como era el deseo de la presidenta saliente.

La constitución establece que al tomar posesión de su cargo el presidente y vicepresidente deben prestar juramento “ante el Congreso reunido en Asamblea”, pero no especifica dónde se debe hace la entrega de la banda presidencial.

Una jueza dictaminó que el mandato de Fernández terminaba en la medianoche del 9 de diciembre, esto en respuesta a una medida cautelar que impulsó el presidente electo para que Fernández se vea impedida de tomar cualquier decisión desde el primer minuto del 10 de diciembre.

Fernández decidió no asistir a la ceremonia en el Congreso en rechazo a la decisión de Macri de acudir a la justicia para dirimir la discusión.

Retos económicos para Macri

Mauricio Macri asume la presidencia de Argentina con la promesa de reactivar una economía que cruje por la escasez de inversiones y una alta inflación, tras 12 años de gestión del peronismo de centroizquierda.

El representante de la centroderecha, que ganó apretadamente en noviembre, deberá realizar ajustes en Argentina pero con el cuidado de no afectar los logros sociales alcanzados en la última década para no perder legitimidad rápidamente.

Como parte de la mayor apertura prevista, economistas de Macri ya iniciaron contactos con acreedores de deuda impaga, que con una demanda judicial en Estados Unidos mantienen a Argentina alejada de los mercados internacionales de crédito. 

La resolución de ese conflicto y las reformas de libre mercado atraerían los capitales que el país necesita para volver a crecer, según los planes del equipo de Macri, que espera en pocos años llevar a un dígito la inflación que actualmente supera el 20 por ciento anual.

Su tarea, además, será enfrentar otros escollos: un Congreso dividido y una oposición que, con la saliente Cristina Fernández de Kirchner entre sus líderes, ya le hizo sentir a Macri toda su ferocidad antes del cambio de Gobierno, con una controversia pública sobre el protocolo para el traspaso de mando.

“Vamos a tener un buen diálogo con el peronismo en el Congreso para tener las herramientas que permitan poner el país en marcha”, dijo recientemente Macri, quien fue alcalde de la ciudad de Buenos Aires durante ocho años, en su cuenta de Twitter.

Macri, hijo de un rico empresario, prometió una rebaja en el impuesto a la exportación de productos agrícolas y liberar el mercado de cambios de las actuales restricciones.

Cristina Fernández mantiene una alta popularidad gracias al bajo desempleo que registra el país y los amplios subsidios que otorgó para combatir la pobreza.

Pero las amplias regulaciones sobre el comercio y los mercados han ahuyentado capitales y afectado algunas de las principales actividades de Argentina, como la agricultura y la industria automotriz.

Relacionadas

Comentarios