ActualidadHistorias

Caso Fepade, ¿conflicto de interés o revancha política?

Santiago Nieto tuvo la aprobación de todos los partidos, sin embargo, la postura cambió cuando el titular de la Fiscalía denunció un caso de violación electoral.

09-12-2015, 10:48:18 AM
Caso Fepade, ¿conflicto de interés o revancha política?
Javier Rodríguez Labastida

Cuando Santiago Nieto Castillo tomó posesión como titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) ningún partido político mostró oposición alguna, es más, el Senado de la República aprobó su nombramiento por 95 votos a favor, cero en contra y una abstención.

Esto ocurrió el 19 de febrero de 2015. Sin embargo, la postura en torno a Santiago Nieto cambió de forma radical en las últimas semanas, una postura que coincidió con la acusación de la Fepade sobre Arturo Escobar de violar la ley electoral cuando era vocero del Partido Verde Ecologista de México (PVEM).

El 25 de noviembre, la Fiscalía solicitó a un juez girar la orden de aprehensión en contra de Arturo Escobar, al que acusó de celebrar un contrato con una empresa para la elaboración y entrega indebida de 10,000 tarjetas Premia Platino, que se distribuyeron entre los ciudadanos previo a la elección del 7 de junio pasado para elegir a diputados y algunos gobernadores.

En su momento, el Instituto Nacional Electoral (INE) dictó una medida cautelar para detener la distribución de estas tarjetas personalizadas que llegaban al domicilio de los votantes, además de determinar una serie de multas millonarias por otras violaciones del Verde a las leyes electorales.

Sobre el caso de las tarjetas Premia Platino, el artículo 15 de la Ley General en Materia de Delitos Electorales señala que está prohibido que partidos, candidatos o equipo de campaña, entreguen cualquier tipo de material en el que oferten o se entreguen beneficios directo, indirecto, en especie o efectivo, debido a que representa un “indicio de presión” hacia el elector para obtener su voto.

Este miércoles, según información de varios medios de comunicación, un juez negó la orden de aprehensión en contra de Arturo Escobar, quien desde el 25 de noviembre había renunciado a su cargo como subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana de la Secretaría de Gobernación, además de asegurar que mostraría su inocencia en las acusaciones.

Escobar deja de ser el foco; ahora lo es la Fepade

Apenas había pasado una semana de que la Fepade hizo pública su acusación en contra de Arturo Escobar, cuando medios de comunicación publicaron reportes en los que señalaban que el titular de la Fepade, Santiago Nieto, había sido asesor del Partido de la Revolución Democrática (PRD), y había omitido ese dato en la trayectoria que entregó al Senado antes de ser electo.

La acusación contra Escobar por delitos electorales dejó de ser el centro de atención, y el debate entre las fuerzas políticas se centró en el señalamiento contra Nieto Castillo. Representantes del Partido Verde aseguraron incluso que solicitarían su renuncia.

El coordinador del PRD en el Senado de la República, Miguel Barbosa, confirmó que Nieto Castillo fue asesor de su grupo antes de ocupar su cargo actual. En una entrevista de radio aseguró que por esos servicios cobró 60,000 pesos durante 18 meses.

Sin embargo, Marcela Torres, senadora del Partido Acción Nacional (PAN), aseguró que Nieto también ha sido asesor del PRI y del Partido Verde en otros momentos, e incluso afirmó que ella recibió asesoría en materia de equidad de género en procesos político-electorales.

Los partidos de oposición, PAN, PRD, PT y los legisladores independientes aseguraron que el PRI y el Partido Verde habían emprendido una “campaña de linchamiento” contra el titular de la Fepade, tras la acusación contra Arturo Escobar.

El presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya, dijo que los partidos deben ser ejemplo de legalidad y si no están de acuerdo con alguna resolución de las autoridades deben manifestarlo por la vía legal. “En México las cosas están cambiando. La ley no debe aplicarse a capricho de unos cuantos, para cuidar intereses personales o de grupo, sino con absoluta imparcialidad”, señaló en un comunicado.

Por su lado, Emilio Gamboa, coordinador parlamentario del Partido de la Revolución Institucional (PRI) en el Senado, dijo: “Yo veo que el señor tiene que decir la verdad, me parece que si mintió tiene que hacer un acto de humildad y decir que mintió”.

“No podemos tener en una Fiscalía tan especializada a alguien que le mintió a la Cámara de Diputados y al Senado”, agregó y señaló que si omitió su labor como asesor del PRD “tiene un costo político y debe pagarlo”.

Santiago Nieto se defiende

El titular de la Fepade respondió a las acusaciones a través de una carta publicada en su cuenta de Twitter, en la que señaló que como parte de su labor como investigador de la UNAM, entre 2014 y 2015 fue contratado por el Senado para realizar diversas labores de investigación.

También asegura que celebró diversos contratos de prestación de servicios profesionales en los ámbitos universitarios, partidistas, legislativos y gubernamentales, siempre como académico. “Describir todos y cada uno de los contratos de prestación de servicios como profesionista no es el objeto central de una síntesis curricular, que pretende informar sobre el conocimiento y experiencia de una materia”, señaló Nieto.

Aseguró que el proceso de su elección fue transparente y revisado por todas las fuerzas políticas. Edgardo Buscaglia, investigador de la Universidad de Columbia, en una entrevista con El Economista, aseguró que “la Fepade está ahogada por el sistema político mexicano para que no pueda operar”.

“Tiene un valiente y eficaz, una persona capaz, idónea, es un académico de la UNAM; es un hombre inteligente, honesto, íntegro, conoce de su materia, es una de las excepciones en el Estado mexicano que hay que elogiar”, aseguró.

El futuro del titular de la Fepade está en manos de la procuradora Arely Gómez, que es la funcionaria capacitada para removerlo de su cargo, aunque incluso siendo este el caso, el Senado tiene la facultad de protestar en caso de que así ocuriera.

Mientras tanto, la cantidad de portadas en los medios de comunicación que se ha llevado el señalamiento contra Santiago Nieto ha rebasado hasta dejar casi nulos los seguimientos a una denuncia por delitos electorales en contra del exvocero del Partido Verde.

Relacionadas

Comentarios