ActualidadHistorias

Así vivió China su primer día con alerta roja ambiental

Fábricas, escuelas y algunas empresas suspendieron actividades, sin embargo, varias familias no atendieron el consejo y salieron a disfrutar el “día de asueto”.

08-12-2015, 12:47:19 PM
Así vivió China su primer día con alerta roja ambiental
Notimex

La “alerta roja” emitida este lunes en Beijing por los graves niveles de contaminación alcanzados en los últimos días en varios puntos de la ciudad, fue ignorada por muchos personas, pese a la alerta de las autoridades de que el smog es “muy peligroso” para la salud.

Cientos de personas, incluyendo a niños pequeños, llenaron este martes la céntrica Plaza de Tiananmen para ver la ceremonia diaria de izamiento de la bandera, aprovechando que las clases fueron suspendidas en todas las escuelas de la capital por la emisión de contaminantes

Autoridades chinas activaron este martes, por primera vez, la alerta roja, la máxima del sistema de alerta de contaminantes vigente, luego de que el pasado lunes, la capital se vio afectada por niveles peligrosos de contaminación, por segunda vez en menos de una semana.

La concentración de las llamadas partículas PM 2.5 alcanzaron la víspera los 400 microgramos por metro cúbico de aire, muy por encima de los niveles máximos recomiendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El organismo mundial sanitario recomienda que las PM2.5, partículas que pueden penetrar profundamente en los pulmones, se ubiquen en un nivel de 25 microgramos por metro cúbico, para evitar daños a la salud, principalmente en niños, ancianos y personas con males respiratorios.

Conforme a la alerta roja, las autoridades ambientales ordenaron una serie de medidas para intentar contrarrestar las altas concentraciones de contaminantes, entre ellas la suspensión de clases, no hacer actividades físicas y la limitación del uso de vehículos, entre otras.

Sin embargo, y pese a que un manto de smog prevalece en el aire y las advertencias de que la contaminación puede empeorar por las malas condiciones del tiempo, innumerables familias salieron a las calles para distrutar en familia el “día de asueto”.

Algunos residentes se quejaron de los inconvenientes causados por la “alerta roja”, en particular los padres que tuvieron que buscar con quien dejar a a sus niños o prepararles comidas, ya que estaban en su casa debido a los cierres de escuelas.

Haciendo caso omiso de la prohibición del uso de vehículos con placas con terminación de números impares, muchos automovilistas circularon por calles y avenidas de Beijin, aún cuando fueron multados, según reporte de la edición la edición electrónica del diario South China Morning.

Las advertencias sanitarias contra la realización de actividades al aire libre también fueron ignoradas por muchos residentes y visitantes, que salieron desde temprano a los parques de Beijing para corres o realizar paseos en bicicleta.

El transporte público, que reduciría sus corridas, se vio más concurrido durante las horas pico, mientras que muchas construcciones de obra, que debía haberse suspendido, trabajaron normal.

Ante la violación de la máxima alerta de contaminante, el ministro de Medio Ambiente, Chen Jining, convocó esta tarde a una reunión de emergencia para evaluar la situación y adoptar las medidas a seguir ante la contingencia ambiental.

El Centro de Monitoreo Ambiental Municipal advirtió que los altos índices de contaminación permanecerán al menos hasta el jueves por la noche, cuando un frente frío y el fuerte viento ingresen a la ciudad y traigan de vuelta los cielos despejados a Beijing.

Relacionadas

Comentarios