Opinión

4 enseñanzas del “no” al Corredor Cultural Chapultepec

Este domingo los vecinos de la delegación Cuauhtémoc votaron a favor o en contra de “Shoppingtepec”; pero la participación fue baja y exhibió la pérdida de poder del gobierno del DF.

07-12-2015, 2:18:26 PM
4 enseñanzas del “no” al Corredor Cultural Chapultepec
Jorge Arturo Monjarás

De la experiencia de este domingo 6 de diciembre alrededor del “Corredor Cultural Chapultepec”, donde vecinos de la delegación Cuauhtémoc votaron a favor o en contra de su creación, podemos extraer cuatro enseñanzas:

1. Nuestra democracia es ínfima

Con una bajísima participación de apenas 22,370 personas ganó el NO. Fueron, en números redondos, más de 14,000 votos en contra de la realización del proyecto, más de 7,000 a favor.

Como siempre, ganaron los que se movilizaron o se preocuparon lo suficiente por participar. Son una minoría, sin duda, los menos que son activos y terminan decidiendo cuando se trata de asambleas y votos comunitarios.

En total, se imprimieron 227,000 boletas y se instalaron 75 mesas. En las 64 colonias que componen la delegación Cuauhtémoc -que incluyen el Centro Histórico- habitan 531,831 habitantes, según el Censo de 2012.

Así que la participación acabó siendo 9.8% de la votación esperada; 30% de la población total de las colonias Roma (norte y sur), Condesa y Juárez combinadas, o bien un 44.3% de la que tiene en edad de votar, estimando un 70%.

La Cuauhtémoc es una de las delegaciones más densas de la ciudad, pero tiene muy bajo crecimiento de población y está en el tercer lugar en cuanto a la edad promedio de sus habitantes. Hay muchos adultos mayores. (Puristas, no consideré a la Hipódromo Condesa, me perdonan.)

La votación del domingo estuvo dominada por el activismo de los opositores quienes, ellos sí, se sintieron con el derecho de hacer propaganda a favor del NO en las mesas receptoras. Ellos mismos denunciaron que los partidarios del SÍ llevaban a cabo acarreo y compra de votantes, digamos de forma más discreta, acusación que ya no tendrán que probar.

Como siempre, muchos miles de habitantes de las colonias involucradas o la delegación o del resto de la ciudad ni siquiera se enteraron. El esfuerzo de comunicación del Distrito Federal y de los partidarios del #Asino fue igualmente infértil para inflamar la participación de las grandes mayorías. De ese tamaño es nuestra democracia, no hay que olvidarlo.

Los que sí resultan increíbles son los 227 votantes que se tomaron la molestia de acudir a votar para ¡anular su voto! Si ni siquiera sobre esto quieren decidir…

2. El gobierno del Distrito Federal tendrá que aceptar su derrota

Pero volverá con un proyecto mejor si, como aseguró, lo que pretende es rescatar la Avenida Chapultepec, que en efecto está muy mal. No podrá recurrir a marrullerías como las que accionó al momento de decidir sobre los parquímetros, que probablemente le gestaron buena parte del movimiento opositor que hoy le canceló el proyecto.

3. El poder ya no está aquí

También tendrá que evaluar que, como en otras partes de la ciudad de México, el poder ya no está en sus manos; está en Morena y en diversos grupos ciudadanos que pueden o no coincidir con partidos políticos.

El proyecto de 1,000 millones de pesos que, según los promotores generaría 3,500 empleos durante su construcción y 2,000 al momento de operar (por cierto, un número que se antoja demasiado alto) ya fue de regreso a la mesa de trabajo. A ver cómo lo renuevan.

4. Los segundos pisos no son bienvenidos

Por último, y muy importante, la caída de “Shoppingtepec” marca una nueva barrera para el crecimiento del suelo comercial, que en la ciudad de México tiene cada vez más problemas para encontrar crecimiento. La idea de construir encima de las calles no va a pasar muy fácilmente en ningún lado.

Relacionadas

Comentarios