'; Alto Nivel
A Fondo

¿Cuánto nos costarán los pensionados del Estado?

El pasivo laboral que deben pagar a los derechohabientes del IMSS y a trabajadores de distintas empresas del Estado supera los $18 billones de pesos.

02-12-2015, 1:58:03 PM
¿Cuánto nos costarán los pensionados del Estado?
Darinka Rodríguez

El caos de las pensiones del IMSS tiene su origen en 1942, cuando se creó ese temido edificio donde tenemos que hacer fila cuando nos enfermamos. En un presente donde todos gozábamos de buena salud y el “milagro mexicano” lo podía todo, la idea era muy buena. ¡Gracias economía, tengo el futuro comprado!

Sin embargo, la cancha se puso dispareja en términos económicos: el patrón aportaba al IMSS pero cuando la persona se jubilaba probablemente recibía cinco veces más dinero que lo que su patrón puso. Y bien se sabe que si gastas más de lo que ingresas, las cosas se ponen color de hormiga a la larga. Para complicar más el panorama, en el IMSS había un relajo en materia de desvíos de dinero y hasta un equipo de futbol compraron (ejem, ejem, Atlante)… aunque ese es un tema aparte.

En 1997, cuando las autoridades se dieron cuenta de la tormenta que se formó en la sala de su casa metieron freno de mano ( ¿y cómo por qué tardaron tanto?). Entonces hicieron una reforma a la Ley del Seguro Social para dejar de pagar  pensiones  por vejez o cese de labores en edad avanzada. Así iniciaron las Administradoras de Fondos para el Retiro (las muy mentadas AFORES, como se les conoce).

Pero con la reforma no se acabó el desorden que ya tenía el IMSS. El llamado pasivo actuarial (en cristiano: el dinero que tiene pagar a sus derechohabientes) asciende a 803.8 miles de millones de pesos (mmdp), el 4.7% del Producto Interno Bruto (PIB) de México.

Pero eso no es todo. Dentro del IMSS existe su propio régimen de Jubilaciones y Pensiones, originado por sus trabajadores y que también genera una pesada carga financiera para el Instituto de $2,822 mmdp ($2.82 billones de pesos) al cierre del 2014, una deuda aún más grande que la de los afiliados.  

Suena a chiste, pero la explicación a este fenómeno es que los trabajadores del IMSS ganan cuatro veces más que el promedio de los mortales que cotizan en el Instituto, cuentan con fabulosas prestaciones y se pueden retirar mucho antes que los demás. Toda una monada.

Haciendo cuentas, el IMSS tiene la obligación de pagar a derechohabientes y trabajadores la monstruosa cantidad de $3,625 mmdp, esto es igual al 21.3 por ciento del PIB en 2014: poco más de la quinta parte de todo el dinero que produce el país en un año.

Ahora que ya estás espantado con las cifras, vale la pena comentar que este dato sólo se trata del IMSS; pero con una historia similar están el ISSSTE, Pemex y CFE, todas empresas del Estado.

Si seguimos haciendo sumas y restas, el mentado pasivo laboral que deben pagar a los trabajadores da un total de $10.8 billones de pesos, ni más ni menos 63.3 por ciento del PIB (más de la mitad del dinero de México en un año en puras jubilaciones). El cuento de terror no acaba ahí, a esto tenemos que añadirle otras pensiones a cargo del Gobierno Federal, como las del Ejército y la Armada, el chistecito de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro, la de Ferrocarriles de México (que ya tampoco existe) y las  pensiones  de nuestros ilustres ex presidentes.

Recientemente, Pemex cambió su sistema de jubilaciones, con lo que su pasivo ya no seguirá creciendo (¡Al fin!) además de que el pago de este “dinerito” se reparte a lo largo de varios años, ya que si lo hiciéramos de un trancazo entonces sí estaríamos en severos problemas.

Ahora sí, redoble de tambores: el pasivo laboral total de nuestro irresponsable gobierno es de ¡$18.9 billones de pesos, equivalentes al 110.8 por ciento del PIB! Así, ni aunque el país entero trabaje y produzca un año entero le alcanza para pagar. 

Ya puedes desmayarte, porque hablamos de deuda pública y la tenemos que pagar TODOS con nuestros impuestos. Y para pagar esta inmensa deuda pública es probable que Hacienda tenga que aumentar los impuestos. No estamos en quiebra, pero jodidos, jodidos sí estamos.

Relacionadas

Comentarios