Opinión

Corredor Chapultepec: Vecinos enfurecidos

Debido a la fuerte oposición al proyecto, el Gobierno realizará una ‘consulta pública’ el próximo 6 de diciembre. ¿A qué le temen los vecinos?

30-11-2015, 3:05:34 PM
Corredor Chapultepec: Vecinos enfurecidos
Jorge A. Monjarás

Esta es una semana importante para el llamado Corredor Cultural Chapultepec, que omite en su nombre el concepto de “comercial”, no vaya a ser que pensemos mal. El 6 de diciembre se lleva a cabo una consulta entre los vecinos de la Delegación Cuauhtémoc, para que decidan si están a favor o en contra del proyecto, dado la fuerte respuesta que se tuvo en contra.

Toda la información y detalles de esta propuesta están aquí

Suelo acercarme a estos proyectos con bastante apertura, toda vez que atraen inversión, empleo y, en el caso de avenida Chapultepec, cualquier mejora es buena en cuestiones de la vista. Porque el que pretenda defender el “patrimonio histórico” de esta avenida y lo que resta de su acueducto, no ha caminado mucho por aquí en 15 años.

Caminar por Chapultepec desde la Glorieta de Insurgentes hasta el Metro es una verdadera tortura. Las banquetas son, otra vez, una porquería. No hay nada que disfrutar en este lugar. No hay vista, no hay puntos donde detenerse ni para qué detenerse. Es una avenida de paso, grandota, para que circulen coches y personas.

También está claro que los negocios actuales sobre esta avenida no son muchos. Algunos restaurantes cerca de Sevilla, un hospital cerca de Lieja, la UDLA, el Wings a la altura de Monterrey, hoteles llegando a la Glorieta de Insurgentes, mismos que tampoco parece que sufrirían con el nuevo proyecto.

Ahora bien, el proyecto propone incorporar no uno, sino tres niveles sobre esta avenida, por la cual circularán coches sólo en el inferior. Por arriba, será un panorama plenamente peatonal. Los autores se han cuidado de resaltar los recintos para pintura/escultura, música y danza, fotografía y arquitectura, historia, teatro y cine; vaya, hasta talleres de teatro guiñol.

Destaca en el proyecto la parte que entronca con Monterrey y, más allá con la Glorieta de Insurgentes, en donde al parecer existiría un estacionamiento de varios niveles, sobre el cual se forma un enorme espacio de gradas estilo auditorio, que se antoja muy agradable.

De ser así, la zona que quedaría “a la sombra” del proyecto sería, en su mayor parte, la de los carriles de autos que ya existen hoy. Esta situación es la que más preocupa, porque lo que queda debajo de estos proyectos tan vistosos corre riesgos de padecer falta de iluminación, inseguridad, etcétera.

Así, en un primer vistazo, el proyecto no se ve mal. Es favorable a peatones y usuarios de transporte público o bicicleta, está plenamente conectado por dos estaciones del metro, y tiene estacionamiento adicional.

¿Qué es lo que temen los vecinos que se oponen?

El principal argumento es que el lugar termine siendo un gigantesco centro comercial, y no el espacio de convivencia urbana pintado por las autoridades. De hecho, ese espacio comercial que el proyecto evita nombrar consiste en 14,000 m2 de piso de venta nuevo, argumentan los vecinos, contra los que los espacios para dar clases de fotografía no son nada. Así va cambiando la impresión…

También argumentan que no existe un proyecto ejecutivo real de la obra, ni estudios serios de impacto ambiental. No omiten señalar que por estos rumbos corre la falla que causó grandes derrumbes durante el sismo de 1985, y que no parece haber un estudio serio respecto de si toda esta mole resistiría.

Con un centro comercial así, lo que se teme es que el Centro Chapultepec termine atrayendo a miles de personas de otras partes de la ciudad, que la “habitarían” en horas comerciales. El resultado en el largo plazo de ello es otra Zona Rosa u otra colonia Condesa.

Hay que aclarar que 14,000 m2 no son un gran centro comercial: Perisur y Santa Fe rebasan los 100,000 m2 y el nuevo Oasis Coyoacán, ronda los 45,000 m2, por ejemplo. Así que hordas no llegarían aquí.

Te recomendamos consultar: Contrastan posturas sobre Corredor Chapultepec

La burra no era arisca

Lo que es importante señalar es que la presente administración de la ciudad de México ya engañó una vez a los vecinos de la Roma–Condesa, al someter a “consulta pública” la instalación de parquímetros en la zona. Será el sereno, y a muchos habrá convenido este sistema para despejar las calles, pero es un hecho que los vecinos por el “NO” ganaron en esta consulta contando el total de votos. Sin embargo, la respuesta del gobierno del DF fue no instalar parquímetros únicamente en las zonas que los rechazaron claramente, un resultado que por supuesto no se había pactado.

Desde entonces, los vecinos ignorados tienen en salsa a la administración de Miguel Mancera y muchos se opondrán a cualquier cosa que de él venga. Entre otras cosas, rechazan la consulta del 6 de diciembre porque, ventajosamente, el gobierno la realizará entre todos los vecinos de la delegación Cuauhtémoc, con todo y los vecinos del Centro Histórico, de Tlaltelolco, Peralvillo, de Atlampa, de Tepito, que poco o nada tienen que ver con la avenida Chapultepec y en donde hay “bases” que pueden echarle montón a los contrarios.

¿Es minoritario o no el grupo que se opone? Si vives en el rumbo y no votas, eso sí, no te quejes.

Relacionadas

Comentarios